conflictividad sindical

Chofer de taxi internado: hay cruce de acusaciones entre patronal y sindicato

La patronal del taxi denunció que un grupo de personas del Sindicato Único de Automóviles con Taxímetro y Telefonistas agredió físicamente a un taximetrista durante las movilizaciones del sábado. El sindicato niega que esto haya sucedido y sostiene que es "una mentira".

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La patronal del taxi difundió y denunció que un taximetrista fue agredido por sindicalistas. Foto: Comisión Directiva Gremial Única del Taxi

Trabajadores afiliados al Sindicato Único de Automóviles con Taxímetro y Telefonistas (Suatt) que el sábado a la tarde se encontraban movilizándose en rechazo del despido de 10 compañeros, fueron acusados de agredir a un taximetrista que se encontraba trabajando.

Oscar Dourado, presidente de la patronal del taxímetro, dijo a El País que el trabajador fue brutalmente agredido por un grupo de unas 20 personas que golpeó el vehículo con una piedra, rompiendo los vidrios, y luego lo agredió físicamente. El trabajador “se defendió como pudo”, hasta que dos o tres personas se acercaron y pidieron que dejaran de golpearlo, explicó.

Dourado informó que el hombre resultó con traumatismo craneal grave, dislocación de uno de sus hombros y en una pierna. Fue internado en el Banco de Seguros, pero por tratarse de una persona con problemas de coagulación sanguínea todavía no ha sido operado. En las próximas horas la víctima y su familia tomarán la decisión sobre si se realiza o no la intervención.

Además, señaló que este domingo el mismo trabajador recibió una amenaza de muerte desde un teléfono fijo, lo cual también ya fue denunciado ante la Policía.

“Es una situación que preocupa mucho a la familia del trabajador y a todos nosotros”, dijo el presidente de la patronal.

Por su parte, el vocero del sindicato, Ary Widemann aseguró en declaraciones a Subrayado que no hubo "inconvenientes ni incidentes” durante la movilización del pasado sábado y que esto es “una mentira más” de Dourado.

“Es un nuevo intento de embarrar la cancha; una mentira como hubo varias. Dourado dijo que iba a reintegrar a las trabajadoras despedidas y no lo hizo, dijo que le ofrecieron opciones para volver y no fue así”, dijo Widemann.

El sindicalista dijo que entienden que “este es un ataque a la herramienta sindical porque las dos trabajadoras despedidas son dirigentes gremiales. Es grave la situación, hubo meses de negociación y si se desconocen estos ámbitos marca un precedente hacia el futuro”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)