horror en rocha

"Soy un chivo expiatorio", dijo uno de los detenidos por caso Lola

La Policía realizó ayer 15 detenciones y allanó la casa en la que se hospedaba la joven argentina que desapareció hace una semana. Intentan reconstruir el toque de tambores que se produjo la noche anterior y al cual Chomnalez habría asistido.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Juzgado de Rocha. Foto: Ricardo Figuerdo.

Sobre las 13:30 de hoy llegó al Juzgado de Rocha a declarar ante la jueza penal de Rocha, Marcela López, un hombre de 35 años que supuestamente mantuvo un vínculo con la joven argentina Lola Luna Chomnalez desaparecida el domingo pasado y asesinada. El sujeto, un pescador, reside en un rancho de Valizas. Ayer estuvo detenido en la seccional de Castillos.

"Soy un chivo expiatorio, no tengo nada que ver, estaba con mi familia", dijo a la prensa el joven antes de ingresar al Juzgado.

Una hora más tarde arribó el hombre que encontró el cuerpo de Lola en una zona de duas bajas y frondosa vegetación para brindar su declaración nuevamente.

"En medio de tanto horror y el horrendo crímen de alguna forma agradezco haber encontrado el cuerpo y haber permitido a los padres llevar una flor. No puedo hablar más, me quedo tranquilo", dijo a los periodistas.

El individuo halló el cuerpo pese a que solo sobresalía un trozo pequeño del short en la arena y esto genera dudas a la Justicia. Ayer también fue detenido un sujeto que tenía conocimiento del detenido de 35 años, señalaron fuentes judiciales a El País.

La Policía trata de reconstruir el toque de tambores efectuado en la noche del sábado 27 en Valizas, y al que habría concurrido la joven argentina, ya que allí podría estar la clave para dilucidar el caso, agregaron las fuentes.

La Policía realizó ayer 15 detenciones —entre ellas la de una ciudadana francesa— y efectuó una nueva inspección al rancho de Valizas donde se hospedó la joven Chomnalez. Del lugar se llevaron varios cuchillos de cocina, ya que el médico forense del caso, Ruben Castro, constató en su informe que el asesino trató de degollar a la adolescente antes de matarla sofocada con arena.

Para mañana se esperan los informes del Instituto Técnico Forense (ITF) en búsqueda de una prueba científica que permita no dejar dudas al momento de dar con el homicida. Los datos de ADN y de las llamadas de teléfonos que se realizaron desde el celular de la joven argentina tras su muerte ya están en poder de la Justicia. La jueza hoy solicitará extraer muestras de ADN de detenidos para cotejarlas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)