Voluntad de trabajar “mano a mano” con gobierno uruguayo

China abre "nueva era" en relaciones con América Latina

China está dispuesta a trabajar "mano a mano" con Uruguay para mejorar las relaciones comerciales, que son una de las claves de la "nueva era" en que se inscriben los vínculos del gigante asiático con América Latina, sostuvo el embajador chino ante el gobierno del presidente Tabaré Vázquez, Yan Banghua, en la celebración del 66º aniversario de la creación de la República Popular China.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Yan Banghua y el vicepresidente Raúl Sendic. Foto: M. Bonjour

Al evento asistieron figuras del gobierno encabezadas por el vicepresidente Raúl Sendic que en una breve intervención saludó al gobierno chino y subrayó los fuertes lazos entre ambos pueblos.

Según el embajador Banghua, el comercio entre ambas naciones tuvo un aumento notorio, al tiempo que destacó que se ha logrado la profundización de la cooperación económica y comercial en diversos terrenos. "China sigue siendo el mayor socio comercial del Uruguay y al mismo tiempo el mayor comprador de productos uruguayos", sostuvo el embajador Banghua.

Reseñó que en los primeros ocho meses del presente año (enero a agosto), el volumen del intercambio comercial entre ambos países fue de US$ 2.200 millones, impulsado por la carne vacuna que en lo que va del año concretó ventas por US$ 318 millones, siendo un 77% más que en el período enero-agosto de 2014.

Banghua sostuvo que además de lo comercial hay un buen intercambio en el ámbito humanitario y cultural. "A pesar de las largas distancias que nos separan, ambos pueblos están cada día más interesados en conocerse el uno al otro", dijo.

Según el embajador, en buen tono de las relaciones entre China y Uruguay ha sido el resultado de los vínculos políticos y muestran el deseo de fomentar las relaciones amistosas.

"Podemos afirmar que las relaciones entre China y Uruguay son un ejemplo de trato recíproco entre los países basadas en igualdad y deseos de mejora", resaltó.

Recordó que el año pasado en la cumbre entre el presidente de su país, Xi Jinping, y los mandatarios latinoamericanos, China propuso la conformación de un nuevo marco de cooperación con un programa en seis áreas complementarias de cooperación entre el gigante asiático y la región.

"China tiene los mejores deseos de intensificar la cooperación con América Latina y promoverá más lazos estratégicos entre ambas partes", destacó.

Banghua afirmó que las relaciones entre China y América Latina han ingresado en una "nueva era" caracterizada por el desarrollo paralelo de la cooperación, lo cual generará "nuevas oportunidades".

"Actualmente tanto China como Uruguay se encuentran en una etapa clave de reformas y desarrollo. Ambos países enfrentan desafíos similares. El intercambio comercial se destaca por la alta complementariedad, lo que constata una enorme potencialidad de cooperación", subrayó, y alentó a aumentar los fondos de convergencia para estrechar el vínculo.

"China está dispuesta a trabajar mano a mano con Uruguay para escribir el brillante futuro de las relaciones entre ambos países", concluyó.

El vicepresidente Sendic destacó que China no sólo es el principal cliente comercial de Uruguay, sino que de acuerdo con su potencial "seguramente también lo sea de varios países".

Las relaciones políticas y comerciales entre Uruguay y China asisten a uno de sus mejores momentos de los últimos 27 años, luego de su restablecimiento el 3 de febrero de 1988 durante el primer gobierno del expresidente Julio María Sanguinetti. Desde el retorno de la democracia, todos los presidentes han visitado China.

El comercio en 1988 era de US$ 169 millones, bastante menos que los US$ 2.200 millones del presente.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados