LAS MIRADAS LOCALES

Fin del cepo: alienta a turismo y preocupa a exportadores locales

El gobierno le presta “cuidadosa atención” al comportamiento cambiario y monetario.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
En el gobierno confían en mejorar el relacionamiento entre Argentina y Uruguay. Foto: AFP

El levantamiento del cepo cambiario en Argentina genera distintas visiones en el sector privado uruguayo. Por un lado, se ubican los que entienden que favorecerá al turismo. Por el otro, los que sostienen que el ajuste cambiario (con la devaluación del peso) le hará perder más competitividad a las empresas uruguayas.

En el gobierno, se espera que las medidas que lleva adelante el gobierno argentino contribuyan a mejorar el relacionamiento entre ambos. Ayer, el ministro de Economía, Danilo Astori, señaló que "queremos que a Argentina le vaya muy bien. En segundo lugar mejorar las relaciones con Uruguay y aportar ese potencial que tiene Argentina para impulsar mejoras en la inserción internacional y el apoyo en particular a la integración regional. En tercer lugar, la cuidadosa atención que tenemos que prestar a partir de la definición que se tomó ayer (por el miércoles), acerca del comportamiento en materia monetaria y cambiaria", dijo.

Añadió que ahora habrá que observar cuáles serán los impactos que provoquen las medidas y "tomar las que debamos tomar en nuestro caso, para hacer que esta transición sea positiva para ambos países".

Según cómo se mire. Así podrían resumirse las reacciones locales del sector privado en el primer día del fin del cepo cambiario que permite desde ayer que cada persona pueda comprar hasta US$ 2 millones mensuales.

El cepo cambiario comenzó luego de una resolución de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) de octubre de 2011. A partir de allí, el gobierno kirchnerista lo fue endureciendo a través de diferentes medidas de la AFIP, el Banco Central de la República Argentina (BCRA) y el Ministerio de Economía.

Algunas de ellas tuvieron un marcado impacto en el turismo uruguayo que observaba cómo se frenaba la llegada de visitantes argentinos a raíz de las restricciones en su país para el retiro de dólares. Allí, el ánimo de los operadores turísticos locales no era el mejor. Pero ahora ese ánimo cambió.

El presidente de la Cámara Uruguaya de Turismo y de la Asociación de Hoteles y Restaurantes del Uruguay, Juan Martínez Escrich dijo a El País que, en realidad, lo que se hizo en Argentina fue una medida administrativa para "oficializar algo que en los hechos ya ocurría y que la gente tenía asumido en su vida diaria y comercial".

Señaló que el fin del cepo cambiario generará en los argentinos "algo que estaba prohibido": una mayor avidez por gastar dólares. Por eso, previó una "mejora total en el turismo y una mayor llegada de turistas argentinos". El fin de la medida, también llevó a Martínez Escrich a augurar una mejor temporada turística que la pasada.

Por su parte, el presidente de AdipeCidem (la Asociación de Inmobiliarias de Maldonado y Punta del Este), Francisco Bistiancic, señaló a El País que la medida adoptada es positiva, aunque por su reciente aplicación habrá que esperar para ver cómo impacta en el turismo. Previó de todas maneras, que seguramente se puedan cerrar más operaciones de alquiler de viviendas en la temporada con efectivo.

Otra vereda.

Sin embargo, la visión es diferente en los exportadores. El presidente de la Unión de Exportadores (UEU) Álvaro Queijo, dijo a El País que aunque la medida se observa con buenos ojos, porque sería una señal que la situación en Argentina comienza a normalizarse, también genera mucha preocupación. "Brasil ya había movido el tipo de cambio en el año, Argentina lo mueve fuertemente ahora; en definitiva es una devaluación en los hechos que genera una competitividad muy fuerte de las empresas argentinas", expresó.

"La preocupación es porque nosotros estamos descalzados y caros y esta historia de que los vecinos muevan el tipo de cambio fuerte antes que nosotros ya la vivimos en otras etapas. Esperemos que realmente el tipo de cambio sea flexible y flote libremente en Uruguay", añadió Queijo.

Recordó las intervenciones que desde julio realizó el Banco Central (BCU) con la venta de dólares para frenar la suba de la moneda en la plaza local. "Si fuera para evitar volatilidades está bien. Nos parece que está mal que lo haga para cambiar las tendencias", señaló.

Por último, sostuvo que el fin del cepo cambiario en el largo plazo "va a hacer que la economía argentina crezca y eso nos puede ayudar. Pero la realidad también es que se empieza a despertar un gigante que es competidor nuestro. Y si nosotros no tenemos la competitividad que necesitamos vamos a ir a los mercados a correr cargados con bolsas de arena por la falta de competitividad".

Cambios.

En Buenos Aires, la eliminación de la retención del 35% por parte de la AFIP en los servicios turísticos (pasajes y paquetes en el exterior) y del dólar turista y tarjeta trajo aparejado un desafío para los principales operadores hacia Uruguay.

"Nos implicó trabajar hasta tarde el miércoles actualizando nuestra página y viendo con cada jefe de producto cada caso porque nosotros no solo operamos para Uruguay y eso fue lo que más cuesta, pero más allá de eso obviamente esperamos que sea para bien", expuso a El País el vocero de Buquebus Claudio Merelas.

En tanto María Marta Owsianik, la directora de marketing y comercial para Argentina y Uruguay de Colonia Express agregó que la quita del 35% no generó más ventas por el momento, pero si más preguntas.

(Producción en Buenos Aires: Victoria Molnar).


Si no puede ver las gráficas haga click aquí y aquí

Dólar en Uruguay tranquilo ya que se "venía adelantando" a medidas


El mercado local mantuvo ayer la tendencia que viene verificando en las últimas semanas, y no se dio una sobrerreacción tras la suba de tasas en Estados Unidos y la devaluación en Argentina de ayer, y la jornada estuvo bastante tranquila.

En promedio las compraventas interbancarias de la víspera se realizaron a $ 29,787, lo que implicó una mínima caída diaria de 0,03%. En este nivel, el tipo de cambio acumula un incremento de 0,7% en diciembre y de 22,41% en 2015.

Por su parte, el Banco República (BROU) mantuvo inalterada la cotización al público por tercera jornada consecutiva, en $ 29,35 y $ 30,25, compra y venta respectivamente.

También mantuvo la cotización del peso argentino en $ 1,55 y $ 2,55 (compra y venta respectivamente) ya que desde hace varios años, el banco arbitra la cotización con el dólar paralelo en Argentina.

Por medio de las pantallas de la Bolsa Electrónica de Valores (Bevsa) se concretaron solamente 25 compraventas por un monto total de US$ 8,6 millones. Según explicaron a El País agentes cambiarios, la jornada estuvo muy tranquila, con pocos negocios y con un inicio con cierta tónica compradora que llevó al dólar a operarse en el nivel máximo del intradía: $ 29,84. Cuando podía llegar a seguir al alza, apareció el Banco Central (BCU) a vender dólares y con solamente US$ 1,2 millones logró contrarrestar esa presión de suba.

A partir de ese momento el tipo de cambio comenzó lentamente a retroceder y culminó el día operándose en los niveles más bajos: $ 29,77. Consultados acerca de la escasa reacción que se dio, los operadores coincidieron en que el mercado local ya se venía adelantando a estas medidas anunciadas el miércoles por las autoridades de Estados Unidos y Argentina, que se vio en la tendencia alcista, más que nada, de la semana pasada.

Otro factor que incide es que algunas instituciones están teniendo problemas de liquidez. La tasa call (que pagan los bancos por préstamos de pesos entre sí a un día) ayer se operó al 18%.

LAS PRINCIPALES MEDIDAS


Operaciones autorizadas por la AFIP


El 31 de octubre de 2011, la AFIP publicó la resolución 3210 que marcaba el comienzo del cepo cambiario. Allí, se establecía que "las entidades autorizadas a operar en cambios por el Banco Central deberán consultar y registrar, mediante el sistema informático, el importe en pesos del total de cada una de las operaciones cambiarias". Además, señalaba que "están alcanzadas con este sistema de consulta y registro las operaciones de venta de moneda extranjera -divisas o billetes- en todas sus modalidades efectuadas por las entidades autorizadas, cualquiera sea su finalidad o destino".

Aumentan recargos al turismo


El 4 de diciembre de 2013, la AFIP emitió la resolución 3550 con la que incrementó del 20% al 35% el recargo a los consumos en dólares con tarjeta y al turismo, e incluyó las compras de billetes por parte de viajeros en el mercado oficial, que hasta ese momento estaban exentas. Con esta resolución el gobierno de Cristina Fernández profundizó el cepo cambiario. Desde su aplicación, esa medida fue una de las que más se hizo sentir en el sector turístico de Uruguay. La resolución fue tomada por la constante pérdidas de reservas del Banco Central argentino.

Trabas a las compras en el exterior


A partir de febrero de 2012, el gobierno kirchnerista comenzó a aplicar mayores exigencias a los importadores y les impuso la obligatoriedad de presentar ante la AFIP y el Banco Central una Declaración Jurada Anticipada de Importación (DJAI) por cada compra realizada en el exterior. Esa fue la mayor traba comercial aunque luego continuó profundizándose el cepo a los importadores. Esa medida fue perjudicial para los exportadores uruguayos que a par-tir de ese momento comenzaron a tener una caída constante de ventas hacia Argentina.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados