INSEGURIDAD

Cayeron las rapiñas y aumentaron los homicidios

En 2017 hubo 283 asesinatos, y la mitad no fueron aclarados.

Más de un 5% de los policías examinados habían consumido drogas. Foto: archivo El País
Foto: Archivo El País

En 2017 hubo una baja en las denuncias de rapiñas en las zonas más pobladas —y violentas— del país. El caso más notorio fue Canelones, donde la caída fue del 9,5% en un año. En Montevideo el descenso fue de 4,3% —lo que equivale a 707 denuncias menos. Pero en el resto del país hubo un aumento del 0,7%. En total, el último año hubo tres rapiñas menos por día que en 2016; la primera ba-ja de este delito desde que el Frente Amplio está en el poder.

Tanto en la capital como en Canelones las mayores caídas fueron en los primeros meses del año y, en cambio, hubo una crecida sobre el final. Solo en Montevideo, el último diciembre hubo casi diez nuevas denuncias por día.

La Unión se coloca a la cabeza como el barrio con más denuncias por rapiña: 744. Solo este barrio y La Paloma, pegado a Cerro Norte, suman más rapiñas que todo el interior del país (sin considerar Canelones).

El Ministerio del Interior atribuye la caída global de las rapiñas a un mayor patrullaje, las cámaras de seguridad y la descentralización policial.

En los hurtos la cantidad de denuncias se mantiene estable, considerando que 2016 fue año bisiesto, destaca Interior, y por tanto tuvo un día más (oscila entre 114.500 y 115.000 al año).

Sin embargo, la cartera reconoce que hubo una escalada en la violencia extrema. Hubo 283 homicidios. Más de la mitad (53%) fue en la vía pública y una cifra similar (49%) no fueron aclarados.

"El ajuste de cuentas y el conflicto entre criminales registró un alza considerable como causa que precipita este delito, alcanzando el 45% del total de los homicidios consumados", explicó el Ministerio.

El resultado de esta creciente violencia es que desde 2007 hubo un aumento de homicidios en torno al 42%. Los 283 registrados este último año, son apenas diez menos que en 2015 cuando fue el máximo histórico desde que hay registro del Observatorio de Criminalidad.

Otra muestra de la violencia fue que en seis de cada diez homicidios se usó un arma de fuego, un porcentaje idéntico al registrado un año antes.

Los datos divulgados ayer por el Observatorio reflejan que el domingo es cuando más homicidios ocurren. Ese día de la semana mataron a uno de cada cinco asesinados.

En Montevideo el pico de homicidios ocurrió durante noviembre: 20 casos, que representan el 12% del año. Y la seccional 17, en Casavalle, fue la que tuvo que actuar en mayor cantidad de casos: 27.

Los datos revelan que los menores de edad casi no están involucrados (solo lo están en el 11% de los casos) y que las víctimas casi siempre (81% de las veces) son hombres.

Aun así, el Ministerio del Interior reconoce que hubo un aumento de los femicidios, cinco más que en 2016, llegando a 29. En la casi totalidad de los casos, 23 de ellos, el homicida fue la pareja o expareja de la víctima; en el resto fue un familiar.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)