La jueza apuesta a pericias de ADN a unos diez indagados

Caso Lola: se cayó línea de investigación

La investigación sobre el crimen de Lola Chomnalez se reactivó con la aparición de la mochila y una toalla de la joven con restos de sangre de otra persona. Sin embargo, ayer se terminó de caer la última línea de investigación judicial vinculada a residentes de Aguas Dulces.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La Justicia reconstruyó los últimos momentos de la joven. Foto: Eduardo González

Ahora la jueza penal de Rocha, Silvia Urioste y la fiscal Gabriela Sierra apuestan a las pericias de ADN efectuadas a una decena de detenidos e indagados que pasaron por el juzgado el martes 30. Las pruebas de ADN son realizadas por la Policía Científica y demoran 48 horas.

El martes 30, dos jóvenes de Aguas Dulces fueron indagados en el marco de la causa de Lola Chomnalez. Ayer concurrieron nuevamente al juzgado pero se retiraron poco después sin ninguna responsabilidad.

"No hay indicios que incriminen a mis defendidos, volvieron al Juzgado este miércoles (por ayer) a culminar un diligenciamiento pendiente", afirmó el abogado de las dos personas de Aguas Dulces, Felipe González.

González dijo que la versión de algunos portales sobre que algunos de estos indagados intentaron sofocar a una adolescente no es cierta y agregó que eso no surge del expediente.

La jueza Urioste dejó en libertad al pescador de Valizas que encontró el cuerpo de Lola tras indagarlo por la posesión de 74 plantas de marihuana que tenía en el fondo de su casa.

El martes 20, dos camionetas de Prefectura, en apoyo de la Policía, decomisaron las plantas que pertenecían al pescador.

Paranoia.

Alejandro, uno de los detenidos, cuestionó las condiciones de reclusión que debió enfrentar en los últimos días. Fue detenido tres veces en averiguaciones por el caso de Lola Chomnalez. Vive en el asentamiento "Las Malvinas de Valizas".

Alejandro, de unos 30 años, tiene tres hijos y dos de ellos viven con él en el asentamiento. "Soy artesano, pescador, albañil y lo que venga", expresó a El País.

Señaló que su detención también le provocó un impacto psicológico y emocional. "Mi madre, que estaba a muchos kilómetros de distancia, me estaba mirando en la tele y observó que me catalogaron como si fuera el asesino" de la joven, se quejó.

Relató que, como consecuencia del estrés, su madre sufrió un paro cardíaco y en este momento está internada en el Hospital de Paysandú.

Alejandro dijo que el crimen de Lola impactó en el asentamiento de Valizas. "A partir de ese horrible crimen cambió todo. Ya no podré dejar que mi hijo ande libre en las dunas, sin que lo esté viendo", explicó.

Consideró que la imagen del lugar se vio perjudicada durante la investigación del asesinato de la joven argentina pese a que el crimen "no fue cerca del barrio sino más próximo a Aguas Dulce".

El cuerpo de Lola Chomnalez, de 15 años apareció en la playa a casi dos kilómetros de Aguas Dulces, en una zona desolada.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)