Hoy se harán careos entre cambista y personas que eran de su entorno

Caso Hermida: investigan si otras S.A. lavaron dinero de traficantes

El juez especializado en Crimen Organizado, Néstor Valetti y el fiscal Juan Gómez realizarán hoy un careo entre el empresario procesado por lavado de activos, Sergio Hermida y dos personas que estuvieron vinculadas al cambista en el pasado.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La Policía investiga si el empresario ayudó a financiar el terrorismo en Perú.

Una de ellas es un exsocio de Hermida y la otra un exoficial de cuentas del cambio Serhnu SA, quienes armaron su propia sociedad anónima tras el cierre del cambio Serhnu, según dijeron a El País fuentes de la investigación.

El 17 de mayo de 2013, el juez Valetti procesó a Hermida y a su esposa con prisión por un delito de lavado de activos y de asistencia para el lavado respectivamente. Además, la Dirección de Inteligencia Policial investiga si el dinero lavado por las empresas de Hermida fue usado para financiar el terrorismo en Centroamérica.

Las indagatorias de hoy tratarán de determinar si esta nueva sociedad anónima también participó en actividades de lavado de dinero desde Perú para traficantes de drogas colombianos y ecuatorianos. Las remesas salían de Perú hacia Montevideo con la anuencia de Vladimiro Montesinos, exasesor del presidente Alberto Fujimori, que enfrenta una megacausa por narcotráfico, corrupción, enriquecimiento ilícito y lavado de activos.

A través del cambio Serhnu, el dinero ingresaba en el sistema financiero local con el objetivo de "blanquearlo" y de ahí se efectuaban transferencias de dinero hacia Buenos Aires. Posteriormente, el dinero "legal" regresaba desde bancos porteños hacia Perú.

Otra "ruta" del dinero sucio era Perú-España y Uruguay. Luego se seguía la anterior metodología. En las maniobras, que se efectuaron entre 2006 y 2007, Hermida recibió 256 giros de dinero por diversos montos —algunos de ellos por US$ 5 mil y otros por más de US$ 100.000. El cambio fue observado en reiteradas oportunidades por el Banco Central del Uruguay (BCU) hasta que fue cerrado. A partir de ese momento, Hermida e integrantes de su círculo se distanciaron y se formaron dos grupos. En el momento de ser procesado, el empresario era presidente de un club de basquetbol.

Ilícitos.

El auto de procesamiento de Hermida, que se encuentra colgado en la página web del Poder Judicial, señala que, un oficio de la Dirección General de Información e Inteligencia fechado el 25 de julio de 2012, informó al juez Valetti la vinculación del empresario con maniobras de lavado de activos, lo que determinó que se iniciara una investigación presumarial de carácter reservado.

La investigación comenzó en base a datos que aportó un "informante" y tuvo como punto de partida un envío de dinero que Hermida recibió desde Perú en 2006 por US$ 93.000.

En la investigación desarrollada se pudo establecer que realizaba en plaza diversas actividades financieras. Operaba como prestamista, como inversor de la Cooperativa de Previsión Social (C.P.S.), de la Cooperativa de Empleados de la Sociedad Española, entre otras, siendo además propietario junto a un socio de una casa de cambio. Un memorándum policial recibido por Valetti en junio del 2014 señala que Hermida abrió la casa de cambio "con la presunta finalidad de utilizar la misma como plataforma para la ocultación de maniobras para el lavado de activos". Inteligencia también informó a Valetti que Hermida fue contactado por narcos peruanos para lavar dinero, pero rechazó la oferta porque era una banda "muy pesada".

Se trata del principal caso de lavado en el país.


La investigación entorno al cambio Shernu del empresario Sergio Hermida y los depósitos elevados en sus cuentas personales es el mayor caso de lavado de activos del país. El auto de procesamiento señala que Hermida efectuó frecuentes viajes Venezuela, Panamá y Miami, algunos de placer y otros de negocios, “vinculados al tránsito de divisas de dudosa legalidad, incluso con vínculos de personas presuntamente relacionadas en el financiamiento del terrorismo”.

Semanas atrás, el juez especializado en crimen organizado, Néstor Valetti y el fiscal Juan Gómez interrogaron a funcionarios del banco donde Hermida depositó el dinero sobre si no les había llamado la atención las remesas recibidos. Éstos declararon desconocer la situación y no fueron responsabilizados en la sede.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados