vea la fotogalería

Casa donde estuvo secuestrada Milvana es un lugar "inhóspito"

Situada en el barrio de Peñarol, la vivienda pertenece al líder de la banda. La jueza, fiscal y autoridades policiales realizaron hoy una inspección ocular. "Es un lugar inhóspito", dijo la fiscal a El País.

La casa donde Milvana Salomone permaneció secuestrada. Foto: Ariel Colmegna
La casa donde Milvana Salomone permaneció secuestrada. Foto: Ariel Colmegna
La casa donde Milvana Salomone permaneció secuestrada. Foto: Ariel Colmegna
La casa donde Milvana Salomone permaneció secuestrada. Foto: Ariel Colmegna
La casa donde Milvana Salomone permaneció secuestrada. Foto: Ariel Colmegna
La casa donde Milvana Salomone permaneció secuestrada. Foto: Ariel Colmegna
La casa donde Milvana Salomone permaneció secuestrada. Foto: Ariel Colmegna
La casa donde Milvana Salomone permaneció secuestrada. Foto: Ariel Colmegna
La casa donde Milvana Salomone permaneció secuestrada. Foto: Ariel Colmegna
La casa donde Milvana Salomone permaneció secuestrada. Foto: Ariel Colmegna
La casa donde Milvana Salomone permaneció secuestrada. Foto: Ariel Colmegna
La casa donde Milvana Salomone permaneció secuestrada. Foto: Ariel Colmegna

Los vecinos de la cuadra están sorprendidos. Según contaron ayer a Canal 12, sabían que allí vivía un exrecluso que había salido el año pasado, pero nunca imaginaron que en los fondos de esta vivienda estaba secuestrada la ginecóloga que buscaba un país entero. 

Ubicado en Watt 1663 entre camino Casavalle y Mauricio Maeterlink, el terreno tiene una casa al frente y en los fondos otra pequeña vivienda. Allí, según contó el jefe de Policía, Mario Layera, a Código País, se construyó un pozo de dos metros por dos metros y casi 1.80 metros de altura, usando un taladro neumátrico.

Milvana Salomone vivió en ese espacio los 29 días en cautiverio. Layera también confirmó que cuando la Policía llegó al lugar, luego de conocer la liberación de la médica, el "pozo" estaba semitapado porque habían intentado cubrirlo. 

Inspección ocular

En la tarde de este jueves la jueza Dolores Sánchez, la fiscal María Camiño y autoridades policiales realizaron una inspección ocular de la vivienda. 

Camiño dijo a El País que el inmueble es un lugar "inhóspito".

Fuentes allegadas a la investigación confirmaron a El País que los secuestradores hablaban con Salomone usando bufandas para cubrirse el rostro y que sus voces sonaban como distorsionadas. La médica jamás pudo ver sus caras.

En el lugar la Policía encontró un balde de unos 20 litros con el que le bajaban comida y agua. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)