lucha antitabaco

La carta del nieto de Galeano y una reflexión compartida con Vázquez

Familiares de Eduardo Galeano compartieron con el presidente Tabaré Vázquez una reflexión que plasmó uno de sus nietos en una carta, sobre las consecuencias del tabaquismo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Eduardo Galeano y su hija. Foto: Archivo personal de la familia.

El escritor y periodista uruguayo Eduardo Galeano murió el pasado lunes luego de haber luchado varios años contra el cáncer de pulmón.

Sus familiares compartieron con el presidente de la República, Tabaré Vázquez, una carta en la que Tom Nepomuceno Huges, nieto de Galeano, reflexiona sobre las consecuencias que trae el tabaquismo en la salud.

El sitio web de Presidencia publicó la carta completa, compartida a continuación: 

“El hombre elegante que ve en esa foto es uno de los escritores latinoamericanos más influyentes de todos los tiempos, él es Eduardo Galeano. También es mi abuelo.

La pequeña niña a su lado es mi madre, una de sus hijas.

Eduardo murió de cáncer de pulmón a la edad de 74 años. Él fue fumador crónico la mayor parte de su vida.

Mi madre, todavía sigue con vida, pero el año pasado ha entrado en la fase 4 del cáncer de pulmón. Ella también ha sido fumadora crónica por muchos años hasta que tuvo sus propios hijos y decidió dejar de hacerlo.

El tabaco nos ha robado toda nuestra gran literatura y pensamiento. Imagine cuántos libros él podría estar escribiendo en los próximos años. ¿Qué será de Cuba? ¿El Estado Islámico seguirá creciendo? ¿Brasil se convertirá en una potencia? ¿La religión continuará creando guerras? ¿Qué será de América Latina? ¡Maldición! Lo necesitamos… pero él tenía que fumar.

Desde un punto de vista más cercano, perderé muchos años antes de tener a mi madre a mi lado, también gracias al tabaco. Ella probablemente nunca verá a mis hijos, si es que algún día los tuviese. ¿Me verá cuando tenga 30? Probablemente no.

En general intento convencer a la gente de que piense muy bien antes de comenzar a fumar. No te hará una mujer hermosa. Simplemente no lo hará. Terminarás hediendo a humo, y los días de frío estarás congelándote afuera por un cigarrillo. Es una locura. Simplemente no lo hagas.

Para mi familia, para mis amigos más cercanos y personas que amo, les ruego, por favor, no lo hagan, por favor.

Para mi pequeño sobrino, simplemente te lo prohíbo".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados