Diferencias con KPMG por gestión de 2013 con US$ 169 millones de déficit

Carta de Bergara ambientó que se aprobara balance de Ancap

Una nota del Ministerio de Economía y Finanzas, con la firma del entonces ministro Mario Bergara, que hacía referencia al compromiso de generar un margen bruto positivo de Ancap de 2014 en adelante, fue el respaldo que solicitó esa empresa pública para destrabar la demora en la aprobación de su balance financiero de 2013, que arrojó un déficit de US$ 169 millones.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Ancap. Foto: Fernando Ponzetto

La nota de Bergara, de tono optimista sobre el futuro de la petrolera enviada en julio de 2014, se basaba en supuestos como la evolución del precio del crudo, la inflación en Estados Unidos, el crecimiento del PIB en Uruguay, el precio del dólar y de la unidad indexada, el volumen proyectado de venta de gasoil y gasolinas, y atendía en particular "a la rentabilidad de la empresa que se proyecta que se estabilice en el corto plazo en torno al 15%".

En el balance de 2013, Ancap indicó que los márgenes brutos esperados eran del 8% en 2014; de 13% en 2015; y de 15% en los años 2016, 2017 y 2018. Sin embargo, el resultado de la gestión de 2014 no señaló el margen esperado sino un déficit de US$ 323 millones.

Este fue el tema central ayer de discusión en la comisión investigadora del Senado sobre la gestión del ente, entre los legisladores y el contador Alexander Fry, director de la consultora KPMG que audita los estados contables de Ancap desde el año 2000. Fry estuvo a cargo de la auditoría desde 2000 a 2013.

En la reunión de la comisión, el senador nacionalista Álvaro Delgado le preguntó al experto si esa nota de Bergara "incidió o no" en la aprobación por KPMG del informe final de auditoría para que fuera favorable. "Confirmo que incidió pero no fue el único elemento", precisó Fry, según la versión taquigráfica de la sesión de comisión de ayer miércoles.

Parte de la demora en aprobar el balance 2013, firmado el 12 de agosto de 2014, fue que Ancap trabajó durante mucho tiempo en la elaboración de un plan para la emisión de bonos por US$ 500 millones, aunque finalmente lo descartó, indicó Fry. Agregó que el ente "terminó reconociendo en el balance un activo por impuesto diferido, por $ 400 millones, lo que representaba el 45% de las pérdidas fiscales que tenía" en 2013. "Nuestro juicio es que las proyecciones que habían hecho técnicamente sustentaban reconocer el 45% de las pérdidas fiscales que había, pero no más", dijo el experto.

Bergara.

Fry indicó entonces que "sobre fines de julio (de 2014) hubo una carta del Ministerio de Economía y Finanzas donde, de alguna manera, se avalaban esas proyecciones que hablaban de un margen bruto del 15% a partir del año 2016".

Delgado observó entonces que "esa nota que fue exigida en 2013 se incumplió en el año 2014, porque se mantuvieron los márgenes brutos negativos al compromiso que había asumido el Ministerio de Economía y Finanzas, de acuerdo con la nota firmada por el ministro de entonces, que era el economista Mario Bergara".

Preguntado por el senador Delgado sobre quién pidió la nota al MEF, Fry dijo que la pidió Ancap. "En esa nota", contó a los senadores, "el Ministerio de Economía y Finanzas decía, básicamente, que había leído las proyecciones a diez años que había hecho Ancap y de alguna manera les daba un visto bueno".

"En esas proyecciones —añadió— Ancap afirmaba que iba a ganar dinero porque iba a subir los precios y nosotros, como auditores, le decíamos que nuestra función era ser escépticos, cuestionar y, en función de eso, formarnos nuestra opinión. Le señalábamos (a Ancap): ¿Cómo sabe que va a aumentar los precios si el que decide no es usted sino el Ministerio de Economía y Finanzas?. Esa discusión se zanjó diciendo: Yo voy a ir al Ministerio de Economía y Finanzas y le voy a pedir una carta. Esa carta la pidió Ancap para presentarla a KPMG como una evidencia adicional que soportara las proyecciones que había hecho la empresa de la recuperabilidad de sus pérdidas fiscales en un lapso de cinco años".

Fry interpretó que la nota "era de carácter más o menos general, era un elemento, pero lo que estaba en discusión era ese activo de $ 400 millones" que, en caso de que ese monto por impuesto diferido se sumara al déficit, en lugar de US$ 169 millones hubiera sido de US$ 189 millones en 2013.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados