MÁS DE 6.000 PERSONAS EN FESTIVAL DE ROCK

Caos y angustia tras el desplome de escenario

Cayó en festival de Piriápolis y provocó estampida de fans.

Una gigantesca estructura de acero se derrumbó. No hubo víctimas fatales. Foto: semanarioprensa.com
Una gigantesca estructura de acero se derrumbó. No hubo víctimas fatales. Foto: semanarioprensa.com

Al menos ocho personas resultaron heridas leves tras el temporal que afectó el sábado de noche el festival de rock de Piriápolis, en el que se derrumbó el escenario y provocó nervios y caos entre los asistentes. No hubo muertos.

Según informó la organización de Piria Music, hubo "cuantiosos daños materiales" tras una turbonada repentina de unos 15 a 20 minutos que impactó en el predio donde se realizaba el evento, al que asistieron unas 6.000 personas. Volaron carpas, chapas, botellas y caños. "Eso fue lo más peligroso", contó uno de las personas que trabajaba en el lugar.

Sobre la medianoche, La Trampa era el próximo para dar su espectáculo. Hasta el momento ya habían tocado las bandas Vicios, Dostrescinco, La Triple Nelson, Trotsky Vengarán y Once Tiros. Buitres era la que cerraría el espectáculo.

El periódico local La Prensa informó que al finalizar Once Tiros, Alberto Miranda, uno de los integrantes de la comisión organizadora, se dirigió al público y dijo que por la advertencia meteorológica se cancelaba el festival. Segundos después, una ráfaga hamacaba el escenario.

Diego Andrade (19) estaba con sus amigos pegado a la valla que separa el público del escenario. Cuando dijeron que se cancelaba, se quedaron unos segundos más "agitando". "No parecía ser algo tan grave", contó. "Hasta que una turbonada inclinó el escenario hasta el lado donde estaba la gente", contó. "¡Corran!", gritó Diego a sus amigos. Mientras huían, un vendaval sopló desde el otro lado. "Nos tiró a todos tierra en la cara. Nos golpeaban botellas, latas, piñas de pinos que volaban por todos lados. Cuando vimos el escenario, nos dimos cuenta que se inclinó hacia el otro lado. Nos preocupamos porque estaban los utileros arriba", contó.

En el medio de la estampida, la multitud se golpeaba. Diego tuvo una lesión en la rodilla, pero "nada grave".

Carla Zarrillo (25) cuenta que estaba con sus amigas, pero logró huir antes debido a que familiares les exhortaban por el celular a que abandonasen el predio porque en Montevideo ya había pasado el temporal. "Tuvimos suerte", contó.

Olga Rivero Hernández, una de las integrantes de la organización, escribió en su Facebook que estaba arriba del escenario cuando, de manera repentina, empezó a ceder. Cuenta que solo sufrió un golpe en el hombro. "Tuve un ataque de nervios al sentir esos hierros desplomándose", dijo.

"Por suerte no estaban cantando ahí, si no hubiera sido otra la historia", comentó.

Los organizadores dijeron que poco después del episodio no se podía ingresar al predio por el peligro de cables sueltos, caños y vientos fuertes.

Inumet y las alertas.

Los organizadores del evento, montado por organizaciones sociales con el objetivo de recolectar recursos para instituciones públicas y privadas de la zona, aseguraron que "en todo momento" se realizó un seguimiento de las alertas meteorológicas recibidas desde el Centro Coordinador de Emergencia Departamental e informes del Instituto Nacional de Meteorología (Inumet).

En un comunicado de prensa divulgado anoche, indicaron que hubo alerta amarilla hasta las 00:34. En ese horario, es cuando pasa a color naranja, indicaron los organizadores. Desde Inumet aclararon a El País que la advertencia naranja se emitió a las 22.30. De hecho, en el historial de alertas meteorológicas que emite el organismo se confirma que lo realizaron en este horario del sábado 16.

La turbonada "aconteció a las 00:25, minutos antes de que llegara el aviso. No obstante, la organización, utilizando el sentido común, cancela el espectáculo de forma inmediata a las 00:18. Allí procede a la evacuación del público, de artistas y personal técnico". Lo hicieron abriendo "tres puertas de emergencia doble hoja y dos de una hoja logrando así evitar daños personales graves y el desalojo completo en cinco minutos".

Relato de La Trampa.

Poco después del episodio, La Trampa emitió un comunicado en su cuenta de Facebook narrando lo acontecido.

Cuando "la mole de acero cedió", los integrantes de la banda perdieron de vista a miembros del equipo técnico del festival. "Fueron momentos de caos absoluto, de incertidumbre y de muchísima angustia", escribieron.

Luego, se cortó el suministro de energía eléctrica y todo quedó a oscuras. Pocos segundos después una segunda ráfaga de viento cargada de tierra y polvo no les dejó a los integrantes de la banda abrir los ojos para mirar hacia atrás o para poder ayudar a personas afectadas. "Mientras tanto, todo tipo de objetos que volaban en la oscuridad nos golpeaban como proyectiles", relataron. Al final no hubo que lamentar fallecidos.

En Brasil.

El DJ Kaleb Freitas falleció ayer en Brasil tras el derrumbe de un escenario en un festival de la localidad de Esteio, a 25 kilómetros de Porto Alegre.

Además, varias personas resultaron heridas y fueron trasladadas ayer de tarde a un hospital cercano. Piriápolis, festival de rock

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)