El gobierno pide ahora que las familias no sean expuestas

Cancillería defiende atención y cuidados a refugiados sirios

La Cancillería uruguaya defendió en un comunicado las atenciones que está brindando a las cinco familias sirias que arribaron al país el pasado 9 de octubre.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Una de las refugiadas intentó quitarse la vida luego de recibir imágenes sangrientas de su familia.

El gobierno uruguayo salió hoy a defender los cuidados que se le otorgan a los refugiados sirios en Uruguay. El anuncio, a través de un comunicado de Cancillería, se realiza días después que El País diera cuenta de la internación de una refugiada siria en el Hospital Vilardebó tras un intento de suicidio y una crisis nerviosa.

En el texto oficial, se afirma que "el esfuerzo que realiza el Estado uruguayo en el marco de este programa no tiene precedentes y se lleva a cabo con total compromiso y profesionalismo. Los equipos técnicos designados trabajan de manera ininterrumpida para asegurar que estas personas se puedan adaptar e integrar a nuestro país".

Para el Ministerio de Relaciones Exteriores "es de esperar que durante la inserción de familias procedentes de otra cultura y más aún, tratándose de personas que huyen de un conflicto armado y buscan recomenzar sus vidas, ocurran situaciones complejas que requieran de una atención especial de parte del Estado uruguayo y de la sociedad en su conjunto".

"Los esfuerzos que hagamos todos a fin de que los refugiados, sean sirios o de cualquier otra nacionalidad, puedan superar las experiencias traumáticas del pasado y su reinserción dependen esencialmente de la comprensión cabal que tengamos de la situación de las condiciones de las cuales provienen y de nuestra capacidad de brindarles un sostén adecuado para que superen las mismas", agrega.

En el comunicado Cancillería también informa que "al día de la fecha", las cinco familias están ubicadas en sus hogares definitivos, recibiendo clases de idioma español y son "acompañadas permanentemente por los equipos técnicos a los efectos de su adecuada inserción social y laboral".

Problemática.

Desde su llegada, las familias sirias han sido noticia por diversos motivos. Además de ser noticia por su arribo y su inserción en el sistema educativo y laboral, han presentado inconvenientes de diversa índole.

Fuentes consultadas indicaron que en Los Maristas -hogar que compartieron las cinco familias sirias las primeras semanas- la convivencia se había deteriorado porque las familias, por razones culturales, no se llevaban entre sí, aspecto que no fue previsto a la hora de las entrevistas preliminares que se realizaron previamente en Líbano para seleccionar candidatos.

Eso derivó en que un hombre, a las pocas semanas de haber llegado, resolvió pedir que se lo enviara nuevamente a su país junto a su familia.

A esto se suma que hace pocos días, una refugiada siria, viuda con ocho hijos, cometió un intento de suicidio y luego sufrió una crisis nerviosa, tras recibir imágenes de una decapitación de un ser querido desde Siria.

La mujer fue internada en dos oportunidades y, tras ser rechazada en una institución de salud mental e intentar fugarse del Sanatorio Bernardo Etchepare, fue derivada al Hospital Vilardebó. Tanto en Presidencia como en Cancillería dijeron desconocer la situación, mientras la mujer esperaba ser recogida para seguir con un tratamiento ambulatorio.

Desde Cancillería se solicitó a los ciudadanos uruguayos que apoyen el reasentamiento de estas familias que, sin embargo, han sido apartadas del ojo público luego de su arribo, que fue noticia internacional y pesó para que muchos hablaran del presidente, José Mujica, como candidato al Premio Nobel de la Paz.

“El Ministerio de Relaciones Exteriores ha tratado de evitar la exposición mediática de información relativa a la vida privada de personas en alta situación de vulnerabilidad”, agrega el Ministerio de Relaciones Exteriores en el comunicado, pese a que a su arribo las familias fueron ampliamente expuestas por la propia Presidencia de la República a partir de variadas actividades que realizaron.

Por otra parte, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo lanzó un llamado a interesados que hablen español y árabe para oficiar de intérpretes de los refugiados sirios que trabajarán para la Secretaría de Derechos Humanos de la Presidencia. El sueldo mensual asciende a US$ 2.000.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)