NEGOCIACIONES

Cancilleres del Mercosur repudian represión del gobierno de Ortega en Nicaragua

Los cancilleres se reunieron en Montevideo para trazar una estrategia capaz de impulsar las negociaciones con la Unión Europea (UE) para firmar un acuerdo comercial que satisfaga a ambas partes; en ese contexto emitieron un comunicado acerca de la situación en el país centroamericano. 

El Mercosur se encuentra en un período difícil por la situación en Venezuela. Foto: Fernando Ponzetto
Foto: Fernando Ponzetto

Los cancilleres de los estados parte del Mercado Común del Sur (Mercosur) dibujan en Montevideo una estrategia capaz de impulsar las negociaciones con la Unión Europea (UE) para firmar un acuerdo comercial que satisfaga a ambas partes.

Los titulares de las carteras de Exteriores de los gobiernos de Argentina, Jorge Fauri; Brasil, Aloysio Nunes; Paraguay, Luis Alberto Castiglioni, y Uruguay, Rodolfo Nin Novoa, mantuvieron esta mañana una reunión en Montevideo.

A través de un comunicado, además, los cancilleres de los países que integran el bloque manifestaron su “repudio a las acciones represivas del gobierno nicaragüense contra sus opositores”, así como también la “preocupación por la detención de defensores de los derechos humanos ocurridas este domingo 14 de octubre, que representan un agravamiento de la crisis social y política que vive ese país”.

Por otra parte, el comunicado añade que los cancilleres “reiteran su rechazo a la continua limitación de las libertades individuales que sufre el pueblo de Nicaragua y a la creciente violencia de la represión policial, incompatibles con un sistema democrático de gobierno y que han provocado un elevado número de víctimas desde el pasado mes de abril”.

El régimen de Daniel Ortega en Nicaragua reprimió ayer domingo con violencia un intento de manifestación de la oposición y detuvo a decenas personas en las calles. Esta nueva represión fue repudiada por organismos internacionales, que instaron a Ortega a respetar los derechos de los ciudadanos y la libertad de manifestación.

El domingo el secretario general de la OEA, el excanciller uruguayo Luis Almagro, exigió a Ortega que libere a los manifestantes detenidos, respete su derecho a la protesta pacífica y cese la "represión".

Nicaragua vive una crisis sociopolítica que comenzó en abril pasado y que ha dejado según organizaciones humanitarias locales e internacionales entre 322 y 512 muertos, mientras que el Ejecutivo cifra los fallecidos en 199 fallecidos y denuncia un intento de golpe de Estado.

El 18 de abril pasado comenzaron las protestas contra Ortega por unas reformas de seguridad social, anuladas en un intento por contener la crisis, y que se convirtieron en la exigencia de la renuncia del mandatario.

Acuerdo con la UE
En tanto, en relación a las negociaciones con la Unión Europea (EU) por un tratado de libre comercio (TLC), Nin Novoa dijo en conferencia de prensa que “se ha avanzado mucho en muchos aspectos”. 

Sostuvo que existe “una voluntad de avanzar en un acuerdo” y que tienen “una plataforma de acuerdo que le vamos a plantear a los europeos”.

De todas maneras, Nin Novoa dijo: “No voy a entrar en muchos detalles (…) “No quiero que los europeos se enteren por la prensa de lo que les vamos a decir”.

Sobre la cita de esta mañana planeaba la sombra de la duda de qué pasará en Brasil, el principal socio del bloque, con respecto al Mercosur tras la segunda y definitiva ronda de las elecciones presidenciales del 28 de octubre, ya que los dos contendientes, el izquierdista Fernando Haddad y el ultraderechista Jair Bolsonaro, tienen opiniones contrapuestas sobre el futuro del organismo internacional que afectan directamente a las negociaciones con la UE.

El principal objetivo de esta reunión, coordinada por Uruguay por ocupar actualmente la presidencia pro tempore, fue coordinar sobre las negociaciones con la UE e impulsar las mismas.

A este respecto, Uruguay había advertido de que no se conformará con un "acuerdito" y aseguró que no admitirá que la UE imponga las férreas limitaciones de productos que pretende.

En la trigésimo quinta ronda de negociación comercial entre la UE y Mercosur, celebrada en Montevideo el 10 de septiembre con carácter reservado, se puso de manifiesto la posición restrictiva de los negociadores comunitarios con respecto a productos y cantidades a incluir en el tratado de libre comercio, según supo Efe de fuentes de la reunión.

Si bien en los últimos años ha habido importantes avances al respecto, las negociaciones entre la UE y el Mercosur todavía no se han concretado en un acuerdo definitivo, principalmente por no poder llegar a un consenso sobre las ofertas de productos a liberalizar desde cada bloque.

El pasado jueves, el ministro argentino de Relaciones Exteriores, Jorge Faurie, uno de los participantes en el encuentro de ayer y de hoy en Montevideo, aseguró que no hay fecha para el cierre definitivo del acuerdo comercial, aunque consideró que actualmente se está dando la "etapa final" con un compromiso de ambos lados.

Faurie consideró que la negociación es "larga en el tiempo" desde que se iniciaron las tratativas, pero matizó que las conversaciones "particularmente a partir de 2016" han sido "cortas" y tienen temas de "gran sensibilidad para la etapa final".

Asimismo, el ministro de Producción y Trabajo del Gobierno argentino, Dante Sica, subrayó que la voluntad del Ejecutivo sigue siendo "querer cerrar esta negociación por la importancia que tiene, no solo desde el punto de vista comercial sino también institucional".

El canciller brasileño, Aloysio Nunes, también presente en Montevideo desde hoy, aprovechó un viaje a Portugal, los pasados martes y miércoles, para tratar con su par de ese país, Augusto Santos, el estado de las negociaciones, que se iniciaron en 1999 y buscan un amplio acuerdo de asociación, incluido el tratado de libre comercio. Las negociaciones estuvieron completamente bloqueadas entre 2004 y 2010 y solo se retomaron en 2016.

El canciller boliviano, Diego Pary, nop estuvo en la reunión de Montevideo y está presente hoy en una reunión de urgencia que celebra en Lima la Comunidad Andina (CAN) para abordar el flujo migratorio de ciudadanos venezolanos. A ella asistirán Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú.

El Mercosur es un proceso de integración regional acordado inicialmente por Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, al cual en fases posteriores se incorporaron Venezuela, que actualmente está suspendida, y Bolivia, que se encuentra en proceso de adhesión.

Su filosofía es la de un bloque abierto y dinámico, y desde su creación tuvo como objetivo principal propiciar un espacio común que generara oportunidades comerciales y de inversiones a través de la integración competitiva de las economías nacionales al mercado internacional.

Como resultado de esta estrategia se establecieron múltiples acuerdos con países o grupos de países, otorgándoles, en algunos casos, carácter de estados asociados (Chile, Colombia, Ecuador, Guayana, Perú y Surinam), varios de ellos a su vez pertenecientes a la Alianza del Pacífico, bloque con el que Mercosur interactúa de forma preferencial.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)