CONVOCATORIA

El campo se movilizó de nuevo

El sábado se analizarán los siguientes pasos que llevarán a cabo los autoconvocados.

VEA LA FOTOGALERÍA
Vigilia del campo en Cardona. Foto: Ignacio Alfonsín
Paysandú. Foto: Daniel Rojas
Caballada en Melo. Foto: José Fernández
Cantando el himno en Melo. Foto: José Fernández
Salto. Foto: Luis Pérez
Paso de los Toros. Foto: A. Zambrano
José Pedro Varela. Foto: José María Campiotti
Fraile Muerto, Cerro Largo. Foto: Y. Aguirre

La vigilia organizada por los productores rurales autoconvocados completará más de veinte horas y se desplegó por más de 200 puntos de concentración a nivel nacional. Al costado de las rutas plantaron sus vehículos, maquinaria y las infaltables parrillas. Allí no faltaron, carne, mate y las tradicionales tortas fritas. El objetivo central de la movilización fue enviar una señal de la vigencia y fortaleza del movimiento que pretende que el gobierno de Tabaré Vázquez profundice las medidas para atender lo que los productores señalan como una profunda crisis financiera del sector agropecuario.

Diálogo.

El ingeniero agrónomo Eduardo Blasina —quien fue invitado por los autoconvocados para hablar en el acto de Durazno— participó ayer de una de las charlas organizada en la vigilia de Tacuarembó.

Allí aclaró que él no forma parte del movimiento, pero sí se siente identificado por la pasión y el apego con el agro que tiene. Por eso les hizo una serie de recomendaciones para la nueva etapa que viene en la "Mesa de Diálogo" que el presidente Vázquez pretende conformar.

"No se dejen manijear. Unos les van a decir que son unos oligarcas tremendos, y otros que son blanditos por dialogar. No pierdan el rumbo. Ni se dividan, ni abandonen, ni dejen nada", les pidió Blasina.

Caballada en Melo. Foto: José Fernández
VEA EL VIDEO

El ingeniero agrónomo opinó que el movimiento ya logró sus frutos y es el inicio de "un nuevo Uruguay que está arrancando en este enero". Por eso dijo que si persiste va a marcar al país. "Le vamos a poder decir al Uruguay que participamos de otra lógica de país, que no tienen un color partidario. Ya vendrán las elecciones y cada uno hará lo que crea que corresponde. Los van a querer partidizar, de un lado y del otro. Denle al diálogo una oportunidad", agregó.

Antes repasó el análisis económico y celebró que por primera vez en mucho tiempo se esté reflexionando sobre el campo. "Fue tan importante lo que se logró que el gobierno cambió la postura. Y hay un diálogo que está bien. Hay que apostar a que los uruguayos dialoguen, encontrando soluciones. Estamos como en el 81, como en el 2001, con un atraso cambiario. Hay que reconocer que es un problema general del país", dijo.

Paysandú.

En Paysandú fue donde empezó todo y por eso es quizás uno de los departamentos más movilizados. Ayer, los productores salieron nuevamente a las rutas y esta vez se sumaron otros sectores de la economía y hasta un grupo de jubilados.

"Nos robaron nuestro futuro. Estamos aquí para recuperarlo" rezaba una pancarta colgada de la cabina de un camión sobre el acceso al puente internacional Artigas de Paysandú. "Todo para UPM, para nosotros nada" cuestionaba otro productor desde un tractor más al norte del departamento. A lo largo de ruta 3 desde Salto a Río Negro, fueron más de siete los puntos de reunión. La mayoría eligió reunirse en los puntos de mayor concentración, pero hubo quienes optaron por juntarse en el área de influencia de sus campos, como el caso de los productores que acompañaron la vigilia en el kilómetro 443 de ruta 3, entre Quebracho y Chapicuy. En todos los casos había fogones que oficiaban de centro de reunión y sobre las 21 horas entonaron el himno nacional.

"Esto ha superado todas las expectativas y lo que estamos viendo es al interior reclamando por soluciones. Después del 8 de enero esto tomó una dimensión muy grande, lo que quiere decir que las necesidades y preocupaciones son sentidas" expresó Marcelo Nougué a El País, uno de los primeros promotores de los autoconvocados.

Salto.

Largas filas de vehículos y con una circulación a paso de hombre se registraban al anochecer sobre la Ruta 3 en la intersección del baypass en la zona de "La Gaviota". Decenas de camiones, maquinaria agrícola, ómnibus y vehículos ocuparon las dos márgenes de la vía de acceso a la ciudad, mientras productores de los autoconvocados entregaban volantes con sus reivindicaciones a los conductores que se desplazaban por esta ruta nacional, aunque sin impedir la libre circulación.

Esta convocatoria ha tenido una respuesta muy superior a la anterior y la demostración de apoyo a los reclamos al gobierno quedó de manifiesto desde tempranas horas cuando pesados camiones comenzaron a estacionar sobre la banquina de la vía de tránsito y ahí a generarse los primeros campamentos para pasar la noche.

Cerro Largo.

La vigilia convocó a cientos de personas y vehículos en las rutas de Cerro Largo. Una de las mujeres que integra el movimiento de autoconvocados, la ingeniera Elena Lavechia dijo a El País que "estamos unidos más que nunca", dijo que se espera que el gobierno logre entender el mensaje y que despierte. "Después del hecho histórico del 23 de enero pasado en Durazno, seguimos haciendo historia con las vigilias en todo el país pero de una forma organizada", dijo.

Durazno.

En Durazno por la mañana comenzaron los primeros movimientos y arribos de productores para la vigilia, que se desarrolló en tres puntos de encuentro, todos sobre la ruta 5, A lo largo del día el movimiento fue creciendo y se congregaron cientos de personas. (Producción: D. Rojas, L. Pérez, V. Rodríguez y N. Araújo)

Lacalle Pou insiste en bajar el gasto estatal.

El principal líder de la oposición, senador Luis Lacalle Pou, en momentos de plena protesta de parte de los productores agropecuarios, volvió a demandar del gobierno una "actitud austera en el manejo de las cuentas públicas y eficiencia en la gestión" del Poder Ejecutivo. El senador nacionalista señaló ayer en su audición radial que se emite en todo el país que "luego de años de bonanza económica hay un déficit fiscal importante, las cuentas están en rojo y tenemos una deuda que heredarán nuestros hijos y nuestros nietos a futuro". También mencionó el costo de producir en el país que perjudica al sector del comercio, industria y servicios. Por ejemplo recordó que en 2016 el Partido Nacional propuso la instalación de una regla fiscal que era necesaria antes de terminar ese año. "Además se planteó dejar de usar las tarifas públicas como fuente de financiamiento del gobierno cuando ya se notaba esa pesada carga en el aparato productivo de las tarifas, que lejos están de pagar el servicio que se da a cambio". En otro orden, comentó que en las últimas Rendiciones de Cuentas se propuso no llenar todas las vacantes, y que por ejemplo una de cada tres no fuera llenada en el Estado".

"Vivimos en una economía de guerra".

Valentín Pavlenco, un pequeño productor de Durazno, sostiene que su protesta a favor del agro "es todos los días", como ayer cuando sacó sus vacas a la vera de la ruta para que "metan algo en el estómago porque no hay pasto y para la ración no da".

"Yo no existo. Con 200 litros de leche por día; 60.000, 70.000 litros al año es imposible. Lo nuestro es una economía de guerra, no nos vamos quince días de vacaciones, no tenemos derecho a estar enfermos porque no tenemos seguro de ningún tipo. Por eso habría que luchar en eso también, porque si andás con las patas de arrastro tenés que andar; tenés que salir todos los días", dijo a El País el productor, que posee un predio familiar de 18 hectáreas.

"Antes sacaba limpio $ 20.000 mes, pero ahora un poco más de la mitad; no da y esto sirve (la movilización) para que se den cuenta los de arriba, que no tiren la plata". Pavlenco, es casado, tiene dos hijas que estudian en el poblado de Goñi, cerca de su predio.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)