NIÑOS LOGRAN CUMPLIR UN SUEÑO

Del campito a la Barcelona de Suárez

Los alumnos futbolistas de la Escuela N° 21 de Casablanca tienen prontas sus mochilas.

El intendente, Guillermo Varela, visitó a los niños de la Escuela N°21 que viajarán a Barcelona. Foto: Intendencia de Paysandú
El intendente visitó a los niños que viajarán a Barcelona. Foto: Intendencia de Paysandú

Once alumnos de entre 10 y 11 años de la Escuela N°21 de Casa Blanca, un pueblo de Paysandú, cumplirán el sueño de todo niño: viajar a Barcelona a jugar al fútbol, visitar el estadio Camp Nou e incluso conocer a algunos de los jugadores del equipo catalán. La posibilidad surgió luego de que ganaran, primero, un campeonato local entre ocho escuelas de Salto y Paysandú, y luego el nacional en el que se enfrentaron a nueve equipos de distintas instituciones del país.

"En julio del año pasado nos enviaron a todas las directoras de escuelas del departamento un mail invitándonos a participar en el Campeonato Infantil Scotiabank. Anoté a los chiquilines pero no les dije nada para no ilusionarlos hasta que estuvieran los resultados del sorteo entre todas las instituciones que se presentaron de Salto y Paysandú", explicó Liliana Seró, directora de la Escuela N°21 "Aprender". Ocho fueron las seleccionadas —cuatro de cada departamento— entre ellas la triunfal N° 21.

El lunes 17 de julio les informaron que habían salido sorteados y el fin de semana siguiente ya estaban jugando el campeonato. "De los once chicos que participaron, había dos que nunca antes jugaron al fútbol; no tuvieron más opción que ir agarrando práctica en los partidos", dijo Seró.

En la serie quedaron segundos y aunque debieron enfrentarse en la semifinal con el primero del otro grupo, lograron vencerlos. En la final, el duelo fue contra una escuela también de Paysandú, la N°112: una vez más los niños de "Aprender" ganaron el partido 1 a 0 y se consagraron campeones regionales de punta a punta.

Hacia la capital.

Sin embargo, la prueba más dura iba a llegar unos meses después, cuando los once alumnos viajaron a la capital —que la mayoría nunca había pisado— a participar del Campeonato Nacional en el Estadio Charrúa. Deberían cotejarse con 9 equipos más, entre ellos la Escuela N°24 de Cerro Largo, la N°8 de Durazno y los colegios Saint Brendans y Crandon de Montevideo.

El comienzo fue el menos esperado: perdieron los dos partidos iniciales y las posibilidades de llegar a Barcelona estaban cada vez más lejos. "Ellos en Paysandú habían ganado todos los partidos, estaban con una muy buena práctica y el técnico los había entrenado muchísimo. Por eso habían ido bastante confiados, aunque siempre muy humildes", contó la directora.

Pero ese inicio poco auspicioso, según Seró, no hizo que perdieran las esperanzas. "Estaban muy tristes, pero nunca se rindieron. El sábado de tarde empezaron a sacar cuentas de las probabilidades que había de ganar el campeonato y lo que tenía que pasar: a quiénes le tenían que ganar, con qué diferencia de goles y qué tenía que pasar con el resto de los equipos, y lo que se propusieron, lo lograron", explicó. Los niños ganaron todos los partidos que les quedaban y en la final se enfrentaron con el Colegio Saint Brendans goléndolo 4 a 1.

Por eso les correspondió el premio mayor, el trofeo soñado: viajar a la ciudad en la que se lucen el "Lucho" Suárez y su amigo Lionel Messi.

Toda una hazaña.

La escuela "Aprender", que tiene 100 años de vida, está ubicada en Casa Blanca, un pequeño pueblo de 400 personas localizado a 15 kilómetros de la capital departamental. Asisten 102 niños en primaria y 45 entre sexto, séptimo y octavo, lo que equivale a primero, segundo y tercero de liceo. "Tenemos el mismo programa que el resto de las instituciones", aclaró la directora. Además de impartir las clases curriculares a los alumnos se les brinda el almuerzo y a los más pequeños, que se quedan hasta la tarde, también se le da la merienda.

Allí concurren niños y adolescentes que viven a pocas cuadras, otros en el asentamiento que hay a casi 2 kilómetrosy algunos en las zonas aledañas a la localidad. "Para nosotros, un pueblo de 400 personas, lo de los chicos fue toda una hazaña", dijo Seró.

Cuenta que para los padres de los niños que participaron del campeonato no fue fácil seguirlos en todos sus partidos, sobre todo los que jugaron en la capital. "Tenías que ver las dificultades que tuvieron algunos hasta para comprarles unas medias de fútbol para ir a Montevideo", recuerda emocionada la directora. "Los padres, para ir a verlos, hicieron un bono colaboración en la escuela y lograron contratar un bus para que los llevaran a Montevideo. Allí se quedaron en un hotel por el fin de semana".

Javier González, uno de los padres de uno de los niños campeones, contó a El País cómo vive su hijo la experiencia. "Thiago anda contando los días que faltan para el viaje, está muy ansioso al igual que sus compañeros. Pregunta sobre el avión, si alguna vez nosotros habíamos viajado, pero no hemos tenido la suerte, y él con 10 años ya va a tener la oportunidad. Estamos muy contentos, es un orgullo", indicó.

Lo que importa es el camino.

El Intendente de Paysandú, Guillermo Carballo, visitó la Escuela N°21 "Aprender" luego de que los niños hubieran ganado el campeonato nacional. Durante una charla en el patio de la institución, los incentivó a disfrutar del viaje, sin reparar en resultados deportivos (allí estarán jugando un partido contra un equipo local). "Para la edad que tienen, es una oportunidad bárbara".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º