LA COLUMNA DE PEPEPREGUNTÓN

El camino K

En declaraciones efectuadas el 19 a La República, el representante de los trabajadores (léase "el hombre del Pit-Cnt") en el Directorio del Banco de Previsión Social, Ramón Ruiz, dejó en claro que su objetivo, y el de la central sindical a la que responde, es cumplir con el sueño largamente acariciado de terminar con las AFAP para que el Estado pueda echar mano a los millonarios fondos previsionales que estas administradoras manejan.

"No quiero que los trabajadores jóvenes se jubilen por las AFAP (…). Si en algún momento logramos eliminar el régimen de capitalización individual, esos ahorros van a volver a la solidaridad. (…) Se beneficiarán las nuevas generaciones si logramos eliminar este sistema de lucro", sostuvo Ruiz sin ambages.

¿Qué decir de lo que el jueves 21 afirmó el ministro Ernesto Murro a Búsqueda, cuando dijo que las ganancias de las AFAP son "una vergüenza" y solo pueden compararse con las que obtienen los narcotraficantes?

Ya no disimulan. El Pit-Cnt, el ministro Murro, el MPP, el PCU, varios grupúsculos del Frente Amplio y las bases de la coalición van por las AFAP. Y el astorismo, que antes levantaba la voz y condenaba estas locuras, ya ni habla. Le pasaron por encima. Lo aplastaron.

¿Queda alguna duda de hacia dónde van y lo que quieren y van a hacer?

Quieren que los millones y millones que están en manos de las AFAP vuelvan al Estado. ¿Ya se olvidaron de por qué hubo que crear un sistema de capitalización individual? ¿O es que necesitan que les recordemos a todos que el BPS estaba fundido, pagaba jubilaciones miserables a personas que habían aportado durante toda su vida y se volvía imperioso generar un sistema que permitiera a cada trabajador aportar en función de su esfuerzo para tener un retiro decoroso?

¿Qué creen que va a pasar si, como en la Argentina de los K, el Estado saca del medio a las AFAP y se hace de los fondos previsionales? ¿De verdad creen que va a usar de manera responsable esos dineros? ¿Por qué debemos creer que esos fondos, que son de quienes los aportaron, serán bien utilizados por quienes han demostrado en estos años no ser capaces de hacerlo?

¿Cómo asegurarnos de que mañana o pasado no caerán en la tentación de usar esos fondos que los trabajadores aportaron para construir otro Antel Arena? ¿O para volver al festival de la pauta oficial? ¿O para encarar inversiones mal planificadas que pueden, como sucedió en Ancap, llevar a una poderosa empresa al borde de la quiebra?

¿Cómo confiar en quienes promovieron una consulta pública para derribar el régimen de AFAP y, luego de recibir un portazo en las narices por parte de una ciudadanía que valora el sistema mixto, trabajan sin descanso para salirse con la suya?

¿Por qué creerle a los que dicen que debe eliminarse "el lucro" de la seguridad social por tratarse de un derecho humano fundamental, como se sostiene desde el Pit-Cnt? ¿Por qué no aplican entonces los mismos criterios con UTE, Ancap, Antel y OSE? ¿Por qué aceptan que el Estado lucre con servicios básicos elementales, y combaten el lucro en la actividad privada?

Los uruguayos, más tarde o más temprano, van a tener que despertarse. Si no, pobre país.

[email protected]

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)