SANATORIO AMERICANO

Sin cambios: Batlle sigue grave, estable y en observación

Se le realizan los exámenes de control que estaban previstos. Esta mañana el centro de salud informó que el expresidente "continua estable pese al grave estado de salud en el que se encuentra".

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Jorge Batlle: Foto Archivo El País

Tras su primera noche en el Sanatorio Americano, a donde llegó el domingo desde Tacuarembó, Jorge Batlle seguía muy grave ayer.

Y esta mañana el centro de salud emitió un comunicado, recogido por El Espectador, que indica que A las 9 de la mañana del lunes 18 de octubre se informó que el expresidente Jorge Batlle continua estable pese al grave estado de salud en el que se encuentra, continuando internado en el Centro de Tratamientos Intensivos del Sanatorio Americano".

La directora técnica del centro asistencial, Beatriz Silva, dijo ayer a El País que están "expectantes" y que "no han aparecido nuevos factores de riesgo". Silva dijo también que se le realizan los exámenes de control previstos.

Ayer fueron al hospital a interesarse por la salud del exmandatario los senadores José Amorín y Luis Lacalle Pou, el expresidente Luis Alberto Lacalle, el exministro de Economía, Isaac Alfie y exintendente de Florida, Juan Justo Amaro.

Raúl, hijo de Batlle, divulgó una carta en la que agradeció la atención que su padre recibió en Tacuarembó. "Nuestra familia está y estará siempre muy agradecida con toda vuestra comunidad. Por suerte todo esto se desarrolló allí y no en otro lado. Hemos sentido allí el calor y la atención y asistencia de todos, no solo con el accidentado sino con toda la familia y los amigos que se arrimaron hasta allí preocupados por la salud de nuestro padre. Eso no hace otra cosa que reflejar la linda comunidad que tienen allí y lo importante que han sido para nosotros", escribió.

Batlle sufrió un fuerte golpe en la cabeza tras caerse por un desvanecimiento que sufrió en las primeras horas del viernes en Tacuarembó cuando participaba de un asado tras una reunión partidaria. Fue trasladado el domingo por la tarde al Sanatorio Americano, del que es socio, para que también pudiesen monitorearlo sus cardiólogos.

En julio pasado le colocaron allí un implante percutáneo de válvula aórtica tras lo que anunció su intención de seguir en la actividad política, recorriendo el país. Causó un revuelo en la interna colorada al señalar en Durazno que esa colectividad tendría nuevamente como candidato al senador Pedro Bordaberry y al plantear que era necesario que el partido tuviese otro postulante.

Batlle tiene 88 años y fue presidente entre 2000 y 2005. Su mandato estuvo signado por los efectos de la fiebre aftosa y de la crisis financiera de 2002 que provocó una fuerte recesión desempleo y emigración.

Fue el cuarto presidente de apellido Batlle en Uruguay. También fueron presidentes su padre Luis, su tío abuelo José y el padre de este, Lorenzo. El primer Batlle que llegó a Uruguay fue el rico comerciante José Batlle y Carreó (1773-1854) que venía del puerto catalán de Sitges.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)