ACCIDENTES DE TRÁNSITO

Cambio: mayoría de los muertos en accidentes fallece en rutas

Abdala lo atribuye a falta de controles, Unasev a que hay más vehículos.

Siniestralidad: hubo más muertos en 2017. Foto: R. Figueredo
Siniestralidad: hubo más muertos en 2017. Foto: R. Figueredo

El año pasado no solamente supuso un quiebre en la tendencia que se venía dando a una caída en la cantidad de muertos en accidentes de tránsito (subió 5%) sino que trajo otro cambio porque pasaron a ser mayoría los fallecidos en siniestros ocurridos en las rutas nacionales.

El diputado nacionalista Pablo Abdala cree que lo que está pasando puede tener que ver con un "debilitamiento" de la Policía Nacional de Tránsito que está realizando muchos menos controles en las carreteras y en donde no se llenan vacantes. Por su parte, el director de la Unidad Nacional de Seguridad Vial (Unasev), Fernando Longo, dice que no tiene elementos para establecer esa relación.

"En el interior del país prácticamente los controles son inexistentes. Cuando comenzó la temporada turística el único fijo estaba en el kilómetro 95 de la Interbalnearia (a la altura de Pan de Azúcar). No hay radares que estén funcionando porque los radares móviles de la Caminera han quedado obsoletos, no se han renovado. Hay dificultades en cuanto a los recursos humanos porque no se han llenado vacantes", dijo Abdala.

Longo reconoce que se alteró la relación entre la cantidad de fallecidos en rutas nacionales y en las ciudades. Detalló que en 2016 hubo 446 fallecidos en accidentes y que la cifra creció a 467 en 2017 (lo que supuso un quiebre en la tendencia a la baja que se venía produciendo desde 2011). En 2016 los fallecidos en ciudades fueron el 51,8% y en las rutas el 48,2%. En 2017 el porcentaje de fallecidos en rutas pasó a 54,3% y en las ciudades pasó a 45,7%, dijo Longo. Consultado sobre la percepción de Abdala, Longo reconoció que "se viene dando un pequeño aumento en rutas nacionales con respecto a ciudades y caminos" pero aseguró que "la policía nacional ha andado mucho en ruta". "No lo veo por ese lado aunque cada uno tiene su visión. La Policía Nacional trabaja con radares en Canelones. Los controles en ruta se hacen. No le puedo decir con relación a otros años...", dijo Longo. Aseguró que está en "contacto directo" con el director de esa policía, Paulo Costa.

La Policía Nacional de Tránsito había dispuesto para el denominado "cambio de quincena" a 239 efectivos policiales que se movilizaron en 57 vehículos de cuatro ruedas y 40 motos que realizaron controles fijos y móviles en particular en la Interbalnearia y las rutas 8 y 11, informó la repartición el fin de semana pasado.

Sin embargo, Abdala cree que el ministro del Interior, Eduardo Bonomi, intenta cumplir con su pretensión que fracasó en 2015, por no contar con los votos suficientes en el Parlamento, de pasar en los hechos la Policía Nacional de Tránsito a la órbita de la Guardia Republicana. "Lo que no logró hacer por derecha, lo está intentando concretar de manera oblicua que es la subordinación de hecho de la Policía de Tránsito a la Guardia Republicana. Hay 71 vacantes no llenadas. Se me dice en setiembre en una respuesta a un pedido de informes (al Ministerio del Interior) que en los próximos tiempos se cubrirían 45 de grados intermedios. Eso no ocurrió. Se ha perdido recurso humano calificado, porque se fue o porque pasó a disponibilidad o porque fue trasladado. En los destacamentos de rutas nacionales hacia el interior profundo hay personal solamente administrativo", sostuvo Abdala. La respuesta al pedido de informes también indicaba que buena parte de las camionetas y motos de la policía de tránsito no estaban operativas. Esta situación de debilitamiento, según Abdala, se ha venido produciendo en los últimos dos años. Agregó que los espirómetros se utilizan no ya en controles aleatorios sino solamente tras la ocurrencia de accidentes.

Longo cree que el incremento en la cantidad de accidentes y la mayor incidencia de los siniestros en las rutas tienen que ver con que "hay un aumento importante de vehículos, hay mucha mayor movilidad, es impresionante". "Estamos como en una meseta en el tema de la siniestralidad. Es una de las cosas que me preocupa, a la que tenemos que buscarle la vuelta", reconoció Longo. La Una-sev pondrá este año énfasis en que se deben respetar los límites de velocidad y evitar las distracciones.

En los primeros 14 días del año hubo 20 muertos (la mitad iba a moto, 12 en rutas), se registraron 1.043 heridos leves y 159 graves. Murieron cinco personas en Montevideo, la misma cantidad en Canelones, 2 en Florida, 1 en Maldonado, 1 en Rocha, 3 en Tacuarembó, 2 en Río Negro y 1 en Cerro Largo. Del total de 608 espirometrías que se realizaron a los conductores que participaron en accidentes, en el 7% de los casos se encontró alcohol en sangre.

Sorpresa: cayó el uso de cascos.

A Fernando Longo le preocupa enormemente que esté cayendo el uso del casco por parte de los motociclistas. Pasó de 78% al 75% entre 2016 y 2017. Si bien hay departamentos con "niveles europeos" de alrededor del 94% como Rivera, en otros no se pasa del 50%, dijo. "Todas las medidas que se tomen con las motos son pocas. El chaleco reflectivo es muy importante. El tema de los celulares... Van en la moto escribiendo mensajes, no sé cómo hacen, vivo amargado por eso", se queja. Por el tema de los cascos, "hay que hablar con los gobiernos departamentales, es dispar la actitud de las intendencias", dijo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º