EMPRESARIOS Y TRABAJADORES POLEMIZAN

Las cámaras se plantean volver a protestar a la OIT

Presidente de la de Comercio habla de “tomada de pelo”.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Las cámaras de Industria y Comercio rechazan piquetes. Foto: A. Colmegna

A la Cámara Nacional de Comercio y Servicios no le gustó nada que el Pit-Cnt propusiese volver a conversar a fines del mes próximo sobre la queja que las cámaras empresariales dejaron en suspenso en la Organización Internacional del Trabajo (OIT) contra la ley de negociación colectiva uruguaya y el decreto 165/06 que permite las ocupaciones de los lugares de trabajo. Las cámaras dejaron en suspenso hasta el 31 de diciembre una queja que plantearon inicialmente en 2009 y que en 2012 ampliaran el planteo inicial.

Hace algunos días la Cámara de Comercio y la de Industria elevaron una propuesta escrita con posibles modificaciones, informó ayer El Observador. Ayer hubo una reunión en el Ministerio de Trabajo en la cual el Pit-Cnt propuso retomar la negociación a partir del 23 de enero, y argumentó que en las últimas semanas la atención de los sindicatos se había centrado en el cierre de los Consejos de Salarios, informó a El País el dirigente Milton Castellano.

En términos generales, la central considera que la actual normativa de negociación colectiva es adecuada y ha permitido el incremento de los salarios reales en los últimos años.

Si bien las cámaras no han resuelto cómo procederán, el presidente de la de Comercio, Carlos Perera, dijo a El País que "yo tengo mandato de la cámara, de los 24 miembros, de que el pedido de suspensión es hasta el 31 de diciembre (...) Yo lo podré volver a replantear, pero el otro día ante estas negociaciones de último momento, pregunté cómo venía la mano y nadie tiene ganas de seguir con la suspensión. Les dimos dos años. Parece una tomada de pelo. Les dimos dos años y no me pueden venir el 22 de diciembre a decirme que quieren conversar el 25 de enero", dijo Perera. Consultado al respecto, el presidente de la Cámara de Industria, Washington Corallo, señaló que podría haber alguna reunión antes de fin de año con el Pit-Cnt aunque por ahora no está previsto, y señaló que la intención de su gremial es actuar en "total acuerdo" con la de Comercio.

Perera comentó que antes de fin de año vendrá a Uruguay una experta de la Organización Internacional de Empleadores, que fue la entidad que presentó la queja original en representación de las gremiales uruguayas. También recordó que la OIT pidió en su momento al gobierno uruguayo "que analice de nuevo y arregle la ley de negociación colectiva que está fuera de los convenios" del organismo.

Las ocupaciones y los piquetes son los aspectos que más preocupan a las gremiales empresariales que ya habían dejado en suspenso la queja en 2015, a poco de asumir este gobierno.

Este año las cámaras volvieron a aceptar la suspensión y, en contrapartida, la central sindical dejó en suspenso su reclamo de que se adopte un convenio de la OIT que obliga a que cuando haya un despido este debe ser justificado.

El ministro de Trabajo, Ernesto Murro, dijo el miércoles que el gobierno buscará un acuerdo respecto al punto y que si este no se produce elevará propuestas de modificaciones en la normativa. A priori, las propuestas de las gremiales para cambiar la normativa no son bien vistas por el Pit-Cnt. El subsecretario Nelson Loustaunau intenta mediar.

Hace tres años la OIT estuvo a punto de incluir a Uruguay en la llamada "lista negra", que integran países que no respetan leyes laborales y otros observados por no respetar las libertades sindicales.

El gobierno buscó desactivar esa posibilidad con el argumento de que no era justo que Uruguay quedase en la misma nómina en la que están otros países con situaciones laborales y sindicales mucho peores.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados