Presunto autor está encarcelado por rapiñas y copamiento

Califican de alto riesgo la amenaza a una jueza

El recluso Gustavo Pavia (34) es investigado por la jueza Fanny Canessa por enviar supuestamente mensajes de texto con amenazas de muerte a la jueza penal Dolores Sánchez. La magistrada y la fiscal María de los Ángeles Camiño lo procesaron con prisión en octubre del 2013 por una rapiña especialmente agravada con dos delitos de lesiones y un copamiento agravado por el uso de arma de fuego.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Según la Policía, el preso tiene una fuerte incidencia sobre la población reclusa. Foto: Archivo.

Tanto la Justicia como la Policía lo calificaron de "peligroso" por su prontuario que incluye otras dos rapiñas y una privación de libertad. También fue indagado por el homicidio del empresario Walter Sánchez ocurrido en 2011.

Investigadores policiales consideran que el preso tiene conexiones con bandas de Brasil y de Paraguay, además de una fuerte incidencia dentro del sistema carcelario uruguayo.

A los policías que lo capturaron en su casa del barrio Aguada, el 13 de octubre de 2013, dijo: "Tuvieron suerte porque me agarraron dentro de mi casa, con mi madre y con mis hijos, si no nos matábamos a cuetazos (balazos)". (El País, 14 de diciembre de 2013).

La fiscal Camiño solicitó una custodia policial, la cual le fue concedida porque la situación fue calificada como "seria" y de "alto riesgo". La jueza Sánchez aún no la tiene operativa.

A mediados de octubre de 2013, Pavia fue indagado por la jueza Sánchez por el homicidio del empresario Walter Sánchez ocurrido el 22 de octubre de 2011 en el Barrio Reus en el marco de un secuestro exprés.

La magistrada no logró probar su vinculación con el mismo pese a que éste siguió al empresario y a su pareja desde un boliche de Carrasco en un auto Ford Escord de color oscuro, según filmaciones de comercios obtenidas por la Policía. Además, el arma utilizada para matar al empresario fue usada por un familiar de Pavia en una rapiña, señalaron fuentes judiciales. Tras ser capturado, el familiar del preso declaró que la había comprado en una "boca" de drogas. En el Juzgado nadie le creyó.

El 14 de octubre de 2013, la jueza Sánchez y la fiscal María de los Ángeles Camiño acusaron a Pavia de cometer un delito de rapiña especialmente agravada con dos delitos de lesiones y un copamiento agravado por el uso de arma de fuego en reiteración real.

Para la Justicia, Pavia fue el autor de un copamiento a una mujer que esperaba a su esposo en su auto frente a una farmacia ubicada en 18 de Julio y Andes. El delincuente se subió al auto y dejó a la mujer en la calle Colombia, a poca distancia del Canal 4.

Pavia también fue remitido imputado de protagonizar dos rapiñas, una de ellas a una pareja que tomaba mate en el Parque Rodó. Las víctimas declararon en el Juzgado que su novia, de ese entonces de 19 años, lo instigaba a realizar el asalto, señalaron las fuentes. Por eso la pareja de Pavia Colman también fue remitida a la cárcel. La segunda rapiña que se le adjudicó al preso por parte de la Justicia fue a una ferretería. Pavia confesó. Pero insistió en que su mujer no había participado en los atracos. Al salir del juzgado, Pavia gritó furioso a la jueza y a otros operadores judiciales: "Los voy a matar a todos".

El delincuente fue recluido en el Penal de Libertad. Allí intentó fugarse simulando estar enfermo para ser trasladado a un lugar con menor seguridad. Fue desnudado y oculto en sus genitales, se encontró las llaves de sus esposas apretadas con cinta adhesiva, señalaron las fuentes del caso. Después de estar un año en el Penal de Libertad, Pavia fue recluido en el Comcar. En 2014 intentó fugarse de los Boxes de esa cárcel, señala un documento judicial. También tiene en su legajo un intento de fuga de La Tablada. El preso posee antecedentes por rapiñas y privación de libertad.

Pesadillas.

Eran las seis de la mañana del sábado 22 de octubre de 2011. El empresario Walter Sánchez y su amiga A.G. (31) se encontraban charlando dentro de la camioneta BMW en General Pagola a escasos metros de Defensa. Habían salido a cenar y luego bailaron durante unas horas en un boliche ubicado en Carrasco. Dos sujetos se acercaron por delante de la BMW. "Cuando los descubrimos, cada uno de nosotros tenía una pistola en la cabeza", dijo A.G. a El País el 31 de diciembre de 2011.

La Justicia y la Policía sospechan que uno de los delincuentes era Pavia. El intento de rapiña terminó con Sánchez muerto de dos tiros y su pareja fue herida de bala tras escapar de la BMW al escuchar la primera detonación.

Hoy declara el recluso acusado

El preso Gustavo Pavia declara hoy ante la jueza Fanny Canessa tras ser acusado de haber enviado desde un celular dos mensajes de texto amenazantes a la jueza Dolores Sánchez, quién lo procesó con prisión en octubre de 2013 por un copamiento y dos rapiñas. Ayer la jueza Sánchez presentó una denuncia penal ante Canessa por las amenazas. Sánchez y la fiscal del caso donde fue procesado Pavia, María de los Angeles Camiño, declararon a Canesa que el preso es peligroso y tiene un prontuario con delitos violentos.

Justicia pide informes a Antel sobre dos SMS

"Jueza Dolores Sánchez. Te dije que mi mujer es inocente. El día que me fugue, te mato". El mensaje tenía la firma de "Gustavo Pavia", según fuentes judiciales que investigan el caso. El mensaje con ese texto fue enviado al juez penal Nelson dos Santos en la noche del martes 30. La persona que mandó el SMS sabía que Dos Santos se encontraba de turno.

Dos Santos llamó a la jueza Sánchez y no la pudo ubicar porque estaba de vacaciones. Cuando llegó la noche, Sánchez prendió el celular del Poder Judicial. Encontró la llamada de Dos Santos y un mensaje de texto amenazante. "Belén es inocente, jueza y fiscal son corruptos. Me las pagarán con sus vidas. Me pararán solo con mi muerte". Tras recibir el mensaje de texto, Sánchez se comunicó con el director del Instituto de Rehabilitación, Luis Mendoza, para informarle que había recibido supuestas amenazas de un preso. Poco después, funcionarios de la Dirección de Inteligencia Penitenciaria incautaron en la celda de Pavia un celular y dos chips. La Justicia solicitó a Antel que informe si del celular del recluso salieron o no los SMS.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)