Lucía Topolansky

"Es bravo conocer decisiones del gobierno por la prensa"

La senadora del Movimiento de Participación Popular (MPP) reconoció que hay “ruidos” en la comunicación de la bancada del Frente Amplio con el Poder Ejecutivo.

Aseguró en una entrevista en El País TV que la falta de información genera malestar, porque los legisladores tienen que salir a “corroborar” si es verdad lo que se publica. Por otra parte, denunció la aplicación de un “plan de desestabilización” de EE.UU. en Venezuela y le restó trascendencia a las críticas de Maduro al secretario general de la OEA, Luis Almagro.

—¿Por qué el Frente Amplio se negó en varias oportunidades a instalar comisiones investigadoras en el Parlamento?

—Porque no ha habido lugar, porque no puedo juzgar al grito, no es serio para el país (...) En el caso de Ancap, el grueso del plan estratégico y el 90% de las resoluciones se tomaron en un directorio integrado por la unanimidad de los partidos políticos.

—En el caso de Pluna no se quiso investigar y el tema terminó en la Justicia

—A mí me hubiera gustado empezar a investigar desde la asociación con Varig, porque fue una empresa que el Estado la compró fundida. A veces se cuenta pedacitos de la historia, y en la asociación con Varig se perdió todo. Si no vemos todo el desarrollo de las cosas es muy difícil, es una chicana política. Todo esto la población lo evaluó y nos eligió nuevamente en el gobierno con la mayoría parlamentaria. Lo que hacemos es no trabajar al grito, porque es negativo.

—¿Cómo tomó este anuncio que hizo el presidente Tabaré Vázquez de que se invertirán US$ 12.000 millones en infraestructura?

—A mí me dejó contenta, porque era lo que se precisaba, que el Estado condujera la inversión pública y promoviera la inversión privada y todo eso suma esa cifra que es importante y eso hace a la movilización de la economía, al empleo y a las certidumbres que la sociedad precisa.

—¿En el Frente Amplio había incertidumbre y temor de que se jugara al achique?

—Claro. Se había presentado un escenario que daba cuenta que prácticamente no iba a haber inversión. Eso nos preocupó, pero parece que lo que pasó fue un teléfono descompuesto. Espero que no se repita.

—¿No se está generando cierto ruido entre la bancada del gobierno y el Ejecutivo, fundamentalmente con el MPP?

—Siempre nos pegan a nosotros porque somos los más grandes, pero en realidad hemos sido claves para los dos gobiernos del Frente. El tema es que es una bancada muy grande y probablemente no estén afinadas las comunicaciones todo lo rápido que nosotros quisiéramos y para un senador es bravo enterarse de las cosas por la prensa. En primer término porque hay que salir corriendo a chequearla, para saber si es así o si es una interpretación. Uno preferiría 100 veces que se levantara el teléfono y se dijera mirá... Esos son los problemas de la vida moderna, pero considero que la bancada es parte del gobierno y tiene que estar enterada. Es bravo enterarse por la prensa de algunas decisiones.

—¿Por ejemplo con el Antel Arena?

—Ese ha sido uno de los ruidos, por suerte ahora ya está encaminado. Para nosotros era un proyecto emblemático.

—¿El tema se podría haber arreglado si se avisaba antes de suspender la obra?

—Si me avisan estas soluciones, y sobre todo lo que planteó Mariano Arana, se hubiera podido arreglar antes del anuncio. Era facilísimo. Probablemente no se pensó en lo que se generaba. A veces un economista, y le puede pasar a otros técnicos, piensa solo del lado de los numeritos...

—¿Genera malestar enterarse de las decisiones de gobierno por la prensa?

—Sí, genera malestar, porque uno se levanta y enseguida le ponen una pregunta de algo que uno no sabe y debiera saber. Entonces no es lindo para nadie, por eso me alegré tanto de este anuncio por la infraestructura.

—¿Fue un triunfo del MPP haber logrado que Vázquez revisara su decisión de suspender el Antel Arena?

—El primero que salió a hablar de la suspensión fue Mariano Arana, que no es del MPP. Fuimos prácticamente todos los sectores del Frente que no estábamos informados sobre alguna cosa; nos sorprendió porque los tres candidatos a la Intendencia habíamos centrado nuestra campaña en este proyecto. Bueno, nosotros trabajamos ahora con Mariano en una solución y se la alcanzamos al gobierno, que ahora tiene también otros dos caminos para resolver cuál elegir. Creo que el tema quedó saldado. Lo que quiero es que el negocio sea para Antel.

—¿Las pautas salariales que presentó el Ejecutivo al sector privado la conformaron?

—Con las pautas salariales hubo también un ruido grande, porque no habían quedado claras y yo por lo único que peleo es porque no se retroceda en lo que se avanzó. Después si la circunstancia mundial hace que yo no pueda seguir avanzando todo lo que quisiera es otro cantar y creo que el Pit-Cnt está en esa misma posición. Es decir, no ir para atrás en lo que se recuperó de salario real.

—¿Hay riesgo de perder el salario real?

—No, me parece que con esta última formulación no lo hay, pero no soy experta en las cuestiones laborales.

—¿Qué opina de los venezolanos que están pidiendo residencias en Uruguay debido a la crisis que vive ese país?

—No lo sé, no me consta esta situación y ahora el 6 de diciembre es la elección nacional. Yo me muevo en ese marco, es un país latinoamericano y hay un manual de desestabilización que se está aplicando en Venezuela, un manual hecho por los norteamericanos, que se lo empezaron a aplicar a Ecuador también.

—¿A usted le parece que el desabastecimiento y la delincuencia que vive ese país tienen que ver con desestabilización?

—A mí me parece que Venezuela hace mil años que es una sociedad virulenta y en eso no se ha podido avanzar, pero es producto de la historia de Venezuela. Es probable que la medida que Venezuela haya tenido que tomar, que es el ajuste del precio de los combustibles, a la interna del país no la haya tomado. Son problemas de la gestión, pero no se puede poner el título de dictadura, eso no lo puedo permitir de ninguna manera.

—¿Qué piensa de las declaraciones del excanciller Elías Jaua que tildó al secretario general de la OEA, Luis Almagro, de "antivenezolano" por reunirse con el líder opositor Henrique Capriles?

—En realidad la responsabilidad de Almagro es de secretario general de la OEA y en ese marco tiene que recibir a todas las partes. También recibió a Xiomara Castro, la señora del que fue presidente de Honduras (Manuel Zelaya) y la presidencia actual se podría haber quejado; pero creo que hizo bien en recibirla porque esa es su función, escuchar todo.

—¿Venezuela no comprendió esta función de Almagro?

—Fue apresurado por parte de ellos, pero bueno, estas cosas pasan. Tampoco hago un mundo de esto.

—¿Hay gente que se pregunta por qué usted y José Mujica no se retiran de la política y dan lugar a los más jóvenes?

—La diputada más joven de todo el Parlamento es Manuela Mutti del MPP y el segundo Daniel Caggiani, que también es del MPP.

—Y los más veteranos también son del MPP

—Espere un poquito, si mira toda la Cámara de Diputados los más jóvenes son del MPP. En el Senado los más veteranos somos Mujica, (Ernesto) Agazzi y yo, es verdad, pero esas son las transiciones. Las transiciones no son cortes abruptos. ¿Y lo de joven con qué tiene que ver, con el alma, con lo etario o con las posturas políticas?.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados