Preocupa al organismo el elevado monto que paga por el beneficio

BPS vigilará a médicos por ola de certificados truchos

Alertado por la gran cantidad de licencias médicas que se otorgan, el Banco de Previsión Social (BPS) se prepara para llevar adelante una serie de medidas para profundizar los controles. Entre otras acciones, se hará una modificación en uno de los software que utiliza el organismo para poder identificar a los médicos que hacen más certificaciones.

El País publicó el pasado domingo el caso de un médico que vende certificados por 300 pesos con patologías inexistentes.

Si no puede ver la imagen haga click aquí 

Hasta ahora el sistema informático que utiliza el BPS ordena los certificados por el nombre de los directores técnicos de las instituciones que las expiden. La idea del nuevo directorio es que en el registro se clarifique nombre, apellido y número de caja profesional de quien firma la licencia médica.

"Queremos que quede claro quiénes son los médicos que hacen más certificaciones", dijo a El País la representante de los empresarios en el BPS, Elvira Domínguez. La jerarca también señaló que el nuevo directorio del organismo tiene "una mayor disposición" para revisar el aumento de licencias médicas que hubo en los últimos años. Incluso, adelantó que mañana se reunirán a analizar el tema.

Desde el Sindicato Médico del Uruguay (SMU), en tanto, su secretario médico, Gustavo Grecco, manifestó que le "parece bien el cambio de software". Y que "todo lo que contribuya a clarificar y hacer que todo sea más cristalino es positivo".

En 2014, el BPS pagó 149 millones de dólares por subsidios de enfermedad y complemento de accidentes de trabajo. Los beneficiarios fueron 441.736 trabajadores. En 2013, el pago había sido por 123,5 millones de dólares para 429.572 beneficiarios. El incremento, entonces, fue de 20,3% en apenas un año. Desde 2010, las cifras de subsidios han aumentado exponencialmente.

Domínguez advirtió que el número de licencias médicas está "muy por encima" del coeficiente histórico y que "la gente se está certificando entre un 40 y 50 por ciento más" de lo que se debería.

La irregularidad implica un gasto de "74 millones de dólares que se podrían ahorrar", para mejorar otras prestaciones, precisó la jerarca del BPS.

En la edición del pasado domingo, El País publicó el caso de un médico que, por un costo de 300 pesos, hace certificados injustificados.

Éste doctor se cuidaba de que sus certificaciones —realizadas con firma, sello y boleta original del Sistema Nacional de Certificación Laboral— no llegaran al BPS ya que firmaba licencias por tres días consecutivos y no más.

Recién al tercer día las licencias llegan al Banco, los primeros tres, en la mayoría de los sectores, los paga el empleador.

En el caso de este médico, que fue denunciado a El País por el dueño de una barraca, al firmar estos certificados obligaba al empresario a pagarle a los obreros los días que no iban al trabajo..

"La mayoría de los sectores, entre ellos los trabajadores de las barracas, cobran a cuenta del empleador los primeros tres días en que faltan. Lo mismo ocurre con los docentes. Así que para el empresario no está solo el perjuicio de perder a un trabajador, sino que además tiene que pagarle", dijo Domínguez. En la nota del domingo, un periodista de El País se hizo pasar por el empleado de una barraca, pidió un certificado y el médico se lo vendió.

El doctor, que no fue identificado en la nota, ya fue, sin embargo, detectado por el BPS y se inició una investigación. Recientemente recibieron una denuncia de otro médico que vende certificados.

También se investiga al profesional de una mutualista que hizo un certificado retroactivo. El caso salió a la luz tras la denuncia de una empresa, que señaló que un trabajador, luego de faltar por varios días, presentó un certificado falso; cuando se le hizo notar la falta, al otro día se apareció con un certificado original, con nombre y sello del médico de un prestador de salud.

El problema del exceso de certificaciones (la mayoría por dolencias físicas y problemas mentales) también llega a Primaria, Secundaria y UTU, según han denunciado las autoridades. Según las cifras del BPS (ver gráfica), quienes trabajan en el rubro de la salud son los que más se certifican.

Colegio Médico y SMU condenan a doctor.

Tanto el Sindicato Médico del Uruguay (SMU), como el Colegio Médico, salieron a condenar al médico que firma licencias por enfermedad injustificadas por un costo de 300 pesos, caso que fue publicado por El País en la edición del pasado domingo.

Desde el SMU, su secretario médico, Gustavo Grecco, sostuvo que "es espantoso lo que hace", y que ni bien asuma la semana que viene el nuevo ejecutivo se "analizará el caso".

En tanto, desde el Colegio Médico, su presidente, Jorge Torres, condenó el hecho, pero advirtió que "esa no es una práctica habitual". Sobre si se va a tomar alguna medida, señaló que "el Colegio no actúa de oficio" y que recién intercederá en caso de que haya una denuncia en la Justicia.

"Los médicos hacen muchos certificados en el transcurso de su actividad diaria. Pero de ese tipo de conducta yo no tengo referencias reiteradas. De ser cierto, naturalmente que esto constituye una falta ética. En este sentido el Colegio no actúa de oficio, porque el reglamento así no lo dispone, sino que actúa ante las denuncias que se hagan; en caso de que haya un debido proceso, entonces, ahí es que se define si hay una falta o no, en función, justamente de los códigos", explicó Torres.

El médico que certificó de manera irregular al periodista de El País, que se hizo pasar por el empleado de una barraca, fue denunciado a este medio por el dueño de un negocio del ramo ubicado en la Costa de Oro. Lo que le llamó la atención fue que su empresa está muy lejos del kilómetro 16 de Camino Maldonado, donde está el consultorio del doctor. Además, los trabajadores certificados también viven en lugares diferentes. "Tengo un trabajador que faltó y se presentó sin comprobante, por lo cual se le dieron tres días de suspensión por acumulación de faltas. Al retorno de la suspensión aparece con el certificado que lo redime de la sanción. No sólo faltó de gusto, sino que se tomó 3 días que con el papelito ahora son pagos", dijo el empresario.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)