LO PRESENTÓ MURRO

Borrador para prevenir conflictos

El ministro de Trabajo y Seguridad Social, Ernesto Murro, dijo que el gobierno presentó a las cámaras empresariales un borrador de un mecanismo para prevenir conflictos y se lamentó de la reacción inicial negativa que obtuvo del sector industrial.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Ernesto Murro durante la interpelación. Foto: Ariel Colmegna

Sin embargo, señaló que la Cámara Mercantil de Productos del País (que reúne a empresas vinculadas al sector agropecuario), se mostró proclive a aceptar el planteo.

"Uruguay ha avanzado mucho con la incorporación de cláusulas de paz y de prevención de conflictos en los acuerdos de los Consejos de Salarios, pero debe tener un sistema nacional de prevención de conflictos", dijo Murro al disertar ayer en el VIII Foro de Capital Humano.

"El gobierno está abierto a las modificaciones, pero luego de una discusión, sin que se responda simplemente, no", dijo Murro. Agregó que "el conflicto es natural y parte de la vida en sociedad, porque las diferencias de intereses existen y se debe ver cómo se gestionan y resuelven", sostuvo.

"Las propuestas generan plazos y pasos previos a que cualquiera de las partes tome decisiones fundamentales", señaló. "Se proponen instancias y plazos bipartitos y tripartitos previos a la decisión de las medidas y también se estipula lo que sucede si esos pasos no se respetan", explicó Murro.

Las cámaras empresariales tienen presentada una queja hace años ante la Organización Internacional del Trabajo (OIT) contra el sistema de negociación salarial colectiva que existe en Uruguay, y también cuestionan la posibilidad de que trabajadores que se declaran en conflicto puedan ocupar empresas privadas. Las gremiales del sector privado aceptaron que no se analizara la queja en la última asamblea de la OIT en Ginebra de manera de no opacar la presencia en esa reunión del presidente Tabaré Vázquez. Una misión de la OIT vendrá antes de fin de año a analizar la situación.

Las divergencias entre el gobierno y la Cámara de Industrias se extienden a otros asuntos. El presidente de la gremial industrial, Washington Corallo, se mostró proclive a analizar la reciente reforma laboral brasileña para determinar si se podría incorporar algún elemento en el marco legal local. El gobierno salió rápidamente al cruce y tanto Murro como la ministra de Industria, Carolina Cosse, criticaron la reforma brasileña por considerarla un retroceso para los derechos de los trabajadores. Descartaron que Uruguay adopte una similar. También la central sindical fustigó a Corallo y avisó que no renunciará a la negociación tripartita centralizada.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)