TRANSPORTE CAPITALINO

Boleto subió tres veces por encima de la inflación y ajustes salariales

Oposición rebate los argumentos de la Intendencia para justificar aumentos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Hubo tres aumentos en un año. Foto: L.Carreño.

Los tres últimos aumentos del boleto, en los que según la Intendencia de Montevideo han incidido mayoritariamente los incrementos salariales, fueron superiores al ajuste inflacionario y a los compromisos asumidos por las empresas con sus trabajadores, según un informe elaborado por técnicos del sector Alianza Nacional.

En el año y cuatro meses que lleva la administración de Daniel Martínez, el precio del boleto subió tres veces: en septiembre de 2015, en marzo de 2016 y el pasado domingo 13 de noviembre. Cada aumento fue de $ 2, una cifra a la que nunca se había llegado en períodos anteriores.

Partiendo de un boleto de $ 24 en julio de 2015, para llegar a los $ 30 de hoy si se lo compra sin la tarjeta STM, los $ 6 de diferencia representan un 23,17% de incremento en el precio.

Si no puede ver la gráfica haga click aquí

"Al momento de los ajustes, la Intendencia siempre ha argumentado la importante incidencia de los salarios de los trabajadores del transporte en la paramétrica del boleto. Es más, en los dos primeros casos los aumentos coincidieron con los ajustes por Consejo de Salarios de dicho grupo. Pero como queda de manifiesto con este comparativo, las últimas subas del boleto fueron por encima del porcentaje de aumento del salario de los trabajadores del sector", declaró a El País el edil Javier Barrios Bove.

Al anunciar el último ajuste, Martínez dijo que en lo que va del año la venta de boletos cayó 5% "más que el año pasado". Pero además, varias veces ha declarado que el "peso" de los salarios representa el 72% en la paramétrica de cálculo.

El boleto en Montevideo está subsidiado por tres mecanismos: un aporte municipal para estudiantes y jubilados; un subsidio al combustible (del MTOP) y aportes —para mantener el precio— del Ministerio de Economía y Finanzas. En promedio, se venden 25 millones de boletos al mes, o unos 900.000 por día.

"Una justificación que podría esgrimir la administración es que en realidad los últimos ajustes acompañaron la evolución de la inflación en nuestro país, pero el porcentaje de aumento casi que dobla lo que ha sido la inflación acumulada en igual período", señaló el edil de Alianza Nacional.

Recortar el subsidio.

En julio de este año, el intendente Martínez dijo que se vio obligado a ponerle un "tope" al subsidio al boleto (que en 2015 fue de US$ 24 millones y que se ha venido ajustando todos los años) porque éste representa "el 5% del presupuesto de la Intendencia y más del doble de lo que recaudamos por multas".

En este sentido, el edil Barrios Bove advirtió que "todo lleva a pensar que realizando aumentos por encima de las variables antes mencionadas, la Intendencia va achicando el margen que existe entre la tarifa técnica y el precio del boleto; por ende, disminuyendo lo que la administración paga por concepto de subsidio a las empresas".

"La Intendencia intentó disimular el último aumento, que rige desde el domingo pasado, dentro de su programa de generalización del uso de la tarjeta STM, manteniendo el precio de $ 28 para la carga de boletos y aumentando a $ 30 para el pago en efectivo en el ómnibus, lo cual tendrá validez hasta marzo de 2017, fecha del próximo ajuste de salarios. El verdadero aumento lo debió haber realizado en septiembre, pero siendo reciente la quiebra de Raincoop, el intendente no estaba dispuesto a pagar el costo político", señaló el edil de Alianza Nacional.

"¿Se imaginan si el Ministerio de Economía como forma promocionar la inclusión financiera hubiera pensado en aumentar los precios de las compras en efectivo en vez de ofrecer descuentos en puntos de IVA? ¿Cuál hubiera sido la reacción de la población? Acá pasó algo de eso: en vez de dar descuentos a los poseedores de la STM, se castigó con un aumento de $2 a los restantes usuarios del transporte, agregó Barrios.

Lo que dice la IMM.

A diferencia de lo que sostiene el edil de la oposición, el intendente Martínez dijo el 24 de octubre, cuando anunció el último ajuste, que se trata de un aumento "inclusivo", porque pretende masificar el uso de la tarjeta STM, luego del acuerdo alcanzado con las redes de cobranza para ampliar las bocas de recarga. La Intendencia informó también en un comunicado que "esta medida es una apuesta fuerte a la modernización del sistema de transporte público en la ciudad, en beneficio de ciudadanas y ciudadanos".

"Con la intención de masificar el uso de la tarjeta, recientemente se amplió la red de puestos de recarga, que a fines de este año se extenderán a un total de 2.500 puntos en toda la ciudad. Para recargar la tarjeta STM hay más de 1.200 puestos en Montevideo a la fecha —se están instalando 50 nuevos por día— mientras que más 200 son los puntos de venta y/o emisión", agregó la IMM.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)