Pepe preguntón

Boca abajo

Durante la reunión que la cúpula del Pit-Cnt mantuvo con el presidente Tabaré Vázquez a finales de marzo, la esclarecida dirigencia sindical sugirió al primer mandatario que, en lugar de bajar el gasto para equilibrar las ciertamente desmadradas cuentas públicas, opte por el camino de aumentar los impuestos. Sí. Usted ha leído bien.

La dirigencia sindical uruguaya no cree que el Estado deba llamarse a la prudencia y dejar de gastar, como en los últimos años, como si no hubiera mañana. Propone, por el contrario, seguir gastando y tirando manteca al techo. No sea cosa que, si se empieza a cuidar el peso, falte dinero para financiar aventuras como Alas Uruguay o para mantener con respirador artificial durante años a emprendimientos que todos saben que nunca saldrán adelante. No. Faltaba más. Por eso, nada de bajar el gasto. Por el contrario, el Pit-Cnt quiere subirlo. Sí. Subirlo. Y mucho. ¿O usted cree que es posible que el Estado gaste lo mismo cuando los sindicatos de funcionarios públicos están pidiendo elevados aumentos de las remuneraciones para el próximo Presupuesto? ¿Y cómo puede hacer un Estado que ya gasta mucho más de lo que recauda para aumentar todavía más sus egresos? Bueno. Es claro que debe aumentar sus ingresos. Es decir, los impuestos. O sea que el Pit-Cnt quiere que los contribuyentes paguen más impuestos. ¿Todos? No. Solo "algunos". ¿Quiénes? Los que perciben "los ingresos más altos". ¿Y quiénes vendrían a ser? ¿Qué es lo que el Pit-Cnt considera "ingresos más altos"? La central sindical pide que los trabajadores del Estado ganen sueldos mínimos de 30 mil pesos líquidos mensuales. Si ese es un sueldo mínimo, ¿cuánto es un "ingreso alto"? ¿Son 50 mil pesos mensuales? ¿Son 100 mil? ¿Por encima de 200 mil? ¿Más? ¿No debería el Pit-Cnt dejar claro a todos, ya que todos somos el Estado, qué propone? ¿No debería señalar con precisión quiénes considera que deben pagar más, cuánto más piensa que deben pagar y por concepto de qué impuestos? Y de paso, ¿no debería también el Pit-Cnt blanquear, de una vez por todas, qué remuneración perciben sus principales dirigentes? ¿Y sus números? ¿Y sus contratos? ¿Por qué los uruguayos sabemos el salario de un presidente, de un ministro y de un legislador, pero no podemos saber la remuneración de un sindicalista que toma decisiones que también nos afectan a todos? ¿Y el dinero que manejan los sindicatos? ¿Y el origen de sus ingresos? ¿Y el destino de sus gastos? ¿No deberían explicarnos, también, por qué el presidente no puede ser reelecto, los intendentes tienen posibilidad de una sola reelección y ellos, los que lideran los sindicatos, pasan años y años intocables, haciendo y deshaciendo, sin tener nunca que dejarle el lugar a los que vienen atrás?

¿No sería bueno que, de tanto en tanto, volvieran al llano y regresaran a las ocho horas? ¿Por qué los uruguayos pagamos sin preguntar? ¿Porque no nos interesa? ¿O porque tenemos miedo de lo que nos podrían responder? Hay un poder sindical fuera de control. Y no es culpa, precisamente, del Pit-Cnt. [email protected]

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados