EL FIN DE UN AÑO COMPLICADO EN EL PARLAMENTO

Los blancos votaron divididos la solución para los cincuentones

Larrañaga lo hizo a favor sin contar “los costos políticos”, porque “hay que reparar”, afirmó.

El senador Bordaberry planteó que se aumente de 60 a 62 la edad de jubilación. Foto: F. Flores
Bordaberry planteó que se aumente de 60 a 62 la edad de jubilación. Foto: F. Flores

Finalmente el Senado terminó por sancionar uno de los proyectos más polémicos del año: aprobó con 20 votos a favor en 29 la reforma del régimen jubilatorio previsto en la ley 16.713, con el que el gobierno pretende solucionar la problemática de los denominados "cincuentones". El proyecto tuvo el apoyo del Frente Amplio más los cuatro senadores de Alianza Nacional Jorge Larrañaga, Guillermo Besozzi, Carlos Camy y el suplente de Verónica Alonso, Daniel López Villalba.

Los sectores del Partido Nacional, como se ve, votaron diferente. El grupo del senador Luis Lacalle Pou, más el Partido Colorado y el Partido Independiente no apoyaron la iniciativa, que pasó anoche mismo al Poder Ejecutivo para su promulgación.

Cuando el proyecto fue discutido en la Cámara de Representantes algunos nacionalistas también votaron a favor, así como la mayoría de los diputados colorados.

Si bien el sector de Larrañaga dio apoyo en la votación general del proyecto, no acompañó varias de sus disposiciones como la formación de un fideicomiso para administrar los fondos aportados por estas personas a las AFAP que pasarán al BPS. Tampoco acompañó la disposición que establece que el trabajador que se va a jubilar debe elegir ahora entre el régimen mixto (AFAP y BPS) o el solidario (solo BPS).

Los sectores políticos que no votaron la ley de cincuentones hicieron ver que en realidad el gobierno quiere terminar con las AFAP, y que la prueba de ello es el cúmulo de diferencias que se dio en el gobierno durante el trámite parlamentario del proyecto.

Costos políticos.

En cuanto a Larrañaga, su apoyo fue crítico. "Vamos a votar en general porque hay que reparar. Estoy dispuesto a pagar los costos políticos que pueda traerme esta posición. No terminamos votando con el Frente sino con la gente que tiene derecho a que le reparen el daño", enfatizó el senador aliancista.

Y agregó que "la única solución de largo plazo que permite el mantenimiento de los sistemas de seguridad social, dada la demografía, es el incremento permanente de la productividad. Discutir un modelo de seguridad social sustentable es discutir un modelo de país. No me pueden convencer que la falta de solución termine siendo pagada por los cincuentones, por eso vamos a votar este proyecto, porque pese a los errores del gobierno va a significar un avance para este conjunto de personas que de lo contrario no lo tendrían", precisó Larrañaga.

En el otro sector blanco, el senador Lacalle Pou afirmó que "esta solución es necesaria pero no es justa". "No se hacen cargo, comprometen cosas que no saben que van a tener, no quieren hacerse cargo del costo que implica, por eso no vamos a acompañar esta propuesta", dijo. Y agregó que "esta es una solución mucho más costosa e irresponsable, que afecta a los propios cincuentones".

A su vez, el senador del Partido Independiente Pablo Mieres, que no votó, sostuvo que esta ley "es un nuevo éxito para deteriorar el sistema mixto". "Ganaron los que quieren tomar esto para afectar el sistema mixto. El objetivo es la desafiliación de las AFAP. ¿Qué hubiera pasado con las jubilaciones de este país si no se hubiera reformado el sistema? Economía terminó perdiendo. Además hay un aumento del gasto porque se incluye a los ya jubilados. Todo ese lío en la interna del gobierno que se armó hasta mencionándose la renuncia del ministro, ¿en qué quedó? La montaña parió un ratón. Esta propuesta apunta a pegarle en la línea de flotación al sistema. Esta es una cuenta pesada que caerá sobre la cabeza de la gente más joven que ni sabe que se está afectando su futuro".

Al galope.

El senador frenteamplista Leonardo de León confirmó que esta salida "está en el programa de gobierno del Frente Amplio de 2015", al referir a "la exclusión del lucro en la reforma del sistema".

En tanto, la senadora oficialista Daniela Payssé cuestionó la propuesta sobre cincuentones contenida en el programa del Partido Nacional. "Con esa iniciativa hubo una decisión de no reconocer los aportes de años anteriores", afirmó. "Esa propuesta no soluciona el problema de los cincuentones y genera menos prestaciones que esta ley", subrayó.

El senador nacionalista Álvaro Delgado sostuvo que "estamos convencidos que no es serio aprobar al galope un proyecto de ley de esta magnitud". Dijo también que hace unos años "hubo instancias" integradas por su partido "donde este tema estuvo arriba de la mesa y de ahí hasta el momento de hoy hicimos varias propuestas al respecto".

AFAP

Piden conocer rumbo que se pretende dar al sistema.

En su comparecencia ante la comisión parlamentaria que analizó la solución para la situación de los cincuentones, la Asociación Nacional de AFAP (Anafap) sostuvo que el problema de ese colectivo "no tiene ninguna relación con las comisiones de las AFAP" que ahora la ley modificó.

La entidad sotiene que el cambio introducido en el costo de dichas comisiones "no afecta la conveniencia o no de permanecer en el sistema mixto y tampoco origina una conveniencia por optar por el régimen de transición". Según las AFAP, el artículo que modificó las comisiones "tiene elementos que distorsionan seriamente la competencia en ese mercado y potencialmente trae riesgos adicionales tanto para los trabajadores, como para los accionistas de las AFAP".

En otro pasaje de su presentación, los representantes de las administradoras de propiedad privada reclaman que "se debería explicitar el rumbo que se pretende dar a la seguridad social, y si se quiere mantener un sistema previsional con actores privados en competencia". Asimismo, las AFAP sostienen que "limitar la competencia o vincularla a la forma que desarrolló la actividad la empresa dominante de capital estatal (República AFAP), no va en función de proteger el interés general".

JUNTA DE SORIANO

Ediles de Bascou no dieron quorum.

La Junta de Soriano no reunió anoche el quorum necesario para tratar el informe de la Junta de Ética y Transparencia Pública (Jutep) que había cuestionado duramente al intendente Agustín Bascou, por permitir que en estaciones de servicio de su propiedad se vendiera combustible a vehículos municipales.

La bancada blanca se dividió porque los ediles Andrés Juri, Luciano Andriolo, Máximo Mesa, Marco Morosini y Emanuel Borges querían dar quorum al igual que los siete frenteamplistas. El edil colorado Juan Rey se retiró de sala y su correligionario Leonel Silva no fue a la sesión.

Morosini dijo a El País que lo ocurrido es "lamentable, un atentado a la democracia" y muestra "falta de madurez y de humildad" de los ediles alineados con Bascou que no quieren admitir que el intendente actuó de manera equivocada.

El Frente Amplio de Soriano tenía la intención de replantear que la junta elevase el "caso Bascou" a la Cámara de Senadores para que esta decidiese un eventual juicio político.

El Partido Nacional ya apercibió a Bascou y elevó el informe de la Jutep a su Comisión de Ética para que se expida sobre el intendente nuevamente. El intendente ya no integra Alianza Nacional y el sector Todos quiere suspenderlo del partido.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)