Afirman que el Frente Amplio quiere ocultar los problemas

Blancos sin apuro para reformar la Constitución

El Directorio del Partido Nacional no se plantea en lo inmediato fijar una posición sobre las distintas propuestas de reforma constitucional que lanzan algunos sectores del Frente Amplio, según lo acordado ayer por el cuerpo que preside el senador Luis Alberto Heber.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El PN actuará con "prudencia" y esperará conocer la propuesta oficial del FA.

A partir de ahora se "actuará con prudencia", explicó el senador a El País. En la reunión de ayer los dirigentes nacionalistas consideraron el estado de situación y concluyeron que no hay una propuesta formal del Frente Amplio ni de otro partido.

Sin embargo, entre septiembre y octubre el Frente Amplio discutirá en su Plenario Nacional la presentación de una propuesta concreta para reformar la Constitución, lo que quiere decir que no quedará en ideas aisladas de los sectores.

Por ejemplo, el Movimiento de Participación Popular (MPP) y el Partido Socialista (PS) impulsan formalmente modificaciones al derecho de propiedad privada, al Poder Judicial y al ciclo electoral, entre otros cambios. Estas ideas están a estudio en una comisión de la coalición de izquierda que presentará un borrador de reforma al Plenario Nacional.

A su vez, el Partido Independiente (PI) buscará negociar con el resto de las fuerzas políticas en 2016 una profunda reforma del sistema electoral y político.

Las del Frente Amplio "solo son ideas que han sugerido algunos grupos, algunas contradictorias entre sí, tanto por sus contenidos como por sus procedimientos. Se ha hablado de formar una Asamblea Constituyente", dijo Heber.

"Cortina de humo".

En la reunión de ayer del Directorio nacionalista, el diputado Pablo Abdala afirmó que el comportamiento del Frente Amplio "es poco serio", y que con estos planteos "discuten por la prensa lo que debían discutir en su propia interna. Hay sectores que no se han pronunciado dentro del FA y ese silencio tiene su valor", destacó.

Luego, Heber señaló que las propuestas de la izquierda son "una especie de cortina de humo" que lanzan "para cambiar el eje de la atención pública".

Asimismo, Abdala opinó que se hacen propuestas "para esconder los temas urticantes" como "la negociación salarial, o los recortes presupuestales".

"Frente a esta situación el Partido Nacional va a esperar porque no es un tema urgente para el país, ni siquiera prioritario", precisó Abdala.

Además, en el Directorio se valoró que el discurso de la ministra María Julia Muñoz el sábado 18 de julio, el día de la Constitución, "no tuvo ni una insinuación a la alternativa de reformar la Constitución", lo que para los blancos es un indicador de que el Poder Ejecutivo no tiene en sus planes hacerlo.

Según dijo a El País el dipu-tado Rodrigo Goñi las ideas que se lanzan desde la izquierda tienen el objetivo de distraer. Goñi entiende que la estrategia del oficialismo en este tema es una "cortina de humo" para disimular "los graves problemas de gestión que presenta el gobierno".

SABER MÁS

La propiedad privada, piedra en el zapato.


En una entrevista publicada en junio por El País, la presidenta del Frente Amplio, Mónica Xavier, declaró que en la Constitución hay algunos "anacronismos y desajustes", y que eso amerita "ir a un debate". "Es bueno para el país discutir una reforma constitucional". "Hemos estado discutiendo la propiedad privada en cada ley donde podía verse afectada. Está sobrevalorada, sin duda, la propiedad privada en nuestra Constitución.
Entonces discutamos", propuso. A su vez, la senadora del MPP Lucía Topolansky aseguró que la Constitución "prioriza la propiedad sobre la vida", y a continuación sostuvo que "la propiedad privada no puede estar por arriba del bien común, del bien público". También dijo que por eso el Frente Amplio debía modificarla.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados