FALTA DE INVERSIONES

Bella Unión sin la caña sería "un caos"

El intendente blanco de Artigas dice que en su departamento falta muchísimo empleo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Caram se molestó con el gobierno por ser excluido del viaje a China. Foto: G. Pérez

El intendente de Artigas, el nacionalista Pablo Caram, opina que Bella Unión sin el funcionamiento de Alcoholes del Uruguay sería "un caos", cree que en su departamento hay un desempleo que ronda el 18%, dice que el gobierno central se muestra comprensivo con sus necesidades y reclama incentivar las exportaciones de piedras semipreciosas. "¿Hacés nostalgia?", fue lo primero que le preguntó con marcado acento fronterizo al periodista de El País el intendente, refiriéndose a si saldría a bailar el pasado 24 agosto. El intendente, que presidió el centro comercial de su departamento y que ahora explota un campo como colono, es campechano y va al grano con respuestas claras, despojadas de circunloquios.

"Los departamentos de la frontera con Brasil somos los más pobres. Artigas no escapa a la situación. Tenemos el mayor índice de desempleo. De acuerdo con los datos oficiales, estamos en el eje del 18%, pero para mí es un poquito más. Ha cerrado Greenfrozen, Calvinor y Calnu y los canteristas están pasando un momento difícil, enviando gente al seguro de paro. Artigas tiene todas las condiciones para desarrollarse. Tenemos la caña de azúcar, somos uno de los principales productores de carne vacuna y bovina, tenemos lana, tenemos arroz, pero hay falta de inversiones que generen empleo", dice. "Ahora entró el grupo Milagro con una plantación de 500 y algo de hectáreas de limón. Va a generar mano de obra. Hay que buscarla por que hoy la intendencia es el mayor creador de mano de obra. Toda la gente pide trabajo en la intendencia. Y no puede absorber toda la necesidad. Asumimos con 1670 funcionarios y hoy la tenemos con 1405. Pero hay una necesidad imperiosa. El gran tema de Artigas es que la agropecuaria da poca mano de obra. El arroz da un poquito más", explicó.

Caram cree que cualquier gobierno, con independencia de su orientación, deberá apoyar a Alcoholes del Uruguay y subsidiarla si hace falta. "Bella Unión ha mejorado. Ellos tienen la caña de azúcar que, quieras o no, genera empleo aunque sea a pérdida, pero genera empleo. Yo creo que es la única forma de mantener Bella Unión porque si no, realmente Bella Unión sin la caña de azúcar sería un verdadero caos. La gente vive de la caña, es mucha gente. Si diese para reconvertirla sería mejor, pero hoy lo que hay es la caña de azúcar", enfatiza Caram. Las plantas de Calvinor, Greenfrozen y Calagua no tienen condiciones para funcionar, dice Caram. En Greenfrozen, "tenían 28 toneladas de fruta y verdura en las cámaras cuando se cortó la luz y eso se perdió, fue una situación en la que quedaron más de 129 familias sin trabajo", recuerda.

En el departamento hay pobreza pero no miseria y los habitantes tienen la "opción" de buscar una salida con el contrabando, que solamente desaparece cuando la comparación de precios de Brasil lo justifica, dice Caram. "Aunque pongas un policía al lado del otro en toda la extensión de la frontera, es inevitable", reconoce.

Ahora Caram centra sus esfuerzos en conseguir respaldo oficial a su idea de que se instale una zona franca en Bella Unión, para lo que ya ha contactado a inversores paraguayos. También quiere que se facilite desde el punto de vista impositivo la exportación de ágatas y amatistas porque hoy las ventas se hacen en buena medida desde Brasil y no reditúa tanto como debería a los productores artiguenses. Y está contento porque con apoyos del Fondo de Convergencia Estructural del Mercosur se encarará la reparación de la Ruta 30, largamente reclamada en su departamento. "Ya van a llamar a licitación para la construcción de los dos puentes que aíslan Artigas de Bella Unión y de Tomás Gomensoro que son muy importantes para la salida de la producción, pero que también cumplen una función social. Por día van para ahí más de 100 maestros para dar clase. Si esos ríos están crecidos los niños de Bella Unión y Tomás Gomensoro no tienen clase", explica el intendente. "Y por primera vez, tenemos siete cuadras de hormigón en Bella Unión en la avenida principal. También hicimos toda de hormigón la avenida Baltasar Brum de acceso a Artigas", agrega.

Caram no quiere decir todavía si se va a postular nuevamente a la Intendencia y cree que hablar de eso sería faltarle el respeto a sus votantes. "Lo mío es trabajo, fuerza y dedicación, para eso estamos. No escatimamos esfuerzos. Si hay que venir dos veces por semana a Montevideo porque acá es donde se reparten las cartas, vengo. Si nos quedamos allá en Artigas podemos dejar pasar un tren y yo no voy a dejar pasar ningún tren", asegura.

Su triunfo en las elecciones municipales de 2015 fue sorpresivo. Se esperaba que se impusiera el ex intendente blanco Julio Silveira. "La volcada de la última semana fue impresionante. Yo era un desconocido en la actividad política aunque siempre tuve vinculación social con cuadros de fútbol, con instituciones sociales, y tuve una distribuidora 30 años con la que me recorría todo el pueblo. Me dio una alegría enorme ser electo la primera vez que me presenté. La campaña la hicimos con pocas propuestas y realizables", recuerda.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)