Dejó de existir ayer una leyenda de las subastas tradicionales

Bavastro, el rematador que enfrentó la dictadura

Ayer falleció Héctor Bavastro, el rematador legendario de la calle Misiones, en la Ciudad Vieja. Tenía 97 años y durante 79 años se ocupó de hacer crecer una empresa que su padre había fundado en 1918 y que hoy sus hijos siguen desarrollando.

Por sus manos pasaron miles de piezas de la pinacoteca nacional o extranjera, alhajas, muebles y todo lo que pudiera ser subastado. Impuso un estilo con su voz particular y su lápiz en lugar de martillo.

Cuentan que una vez ovacionó a China Zorrilla tras una actuación en el teatro Solis. La actriz detectó a su fan y dijo: "esa voz es de Héctor Bavastro" y mandó prender las luces del teatro para saludarlo.

Colorado y batllista como pocos, Don Héctor contaba que cuando tenía 10 años lloró al enterarse que había fallecido José Batlle y Ordóñez.

De allí proviene su enorme afecto hacia la colectividad colorada. Nunca ocupó un cargo político, pero siempre trabajó por la causa.

Durante la dictadura militar se jugó por entero en contra del régimen. "Desde 1973 hasta 1985 despotricó contra los militares mientras remataba, mucha gente iba a escucharlo y no compraba nada", recordó ayer su hijo también llamado Héctor, pero conocido por el sobrenombre de Pepe, como Batlle.

En mayo de 1983 el rey de España Juan Carlos I y la reina Sofía llegaban al Uruguay de la dictadura de Gregorio Álvarez. Don Héctor no se pudo contener y sacó un pizarrón a la calle donde escribió con grandes letras: "Viva la democracia, viva el rey, viva Batlle".

Un amigo blanco, de los que no iban a comprar y que no podía alzar su voz, no se aguantó y le pidió que sumara al cartel un "Viva Saravia". "Momentito, el pizarrón es mío y pongo lo que yo quiero. Conseguite un pizarrón y escribí lo que vos quieras", respondió Bavastro mostrando, nuevamente, su batllismo exacerbado. Aquella historia continuó en una amistad que se mantuvo. Cada vez que el blanco entraba a su local, Bavastro decía a voz en cuello: "ahí viene un demócrata, somos diferentes pero tenemos los mismos valores".

El velatorio será hoy hasta la 11:15 en la Empresa Martinelli. Desde allí partirá el cortejo hacia el local de la calle Misiones. Más tarde se producirá el sepelio en el Cementerio del Buceo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados