LA SALUD DEL EXPRESIDENTE

Batlle continúa grave, ahora en Montevideo

Los valores de la presión intracraneana están normales.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Llega al Sanatorio Americano la unidad especializada que trasladó a Batlle. Foto: F. Flores

Pasadas las nueve de la noche de ayer llegó a Montevideo el expresidente Jorge Batlle, quien fue trasladado desde Tacuarembó para internarse en el Sanatorio Americano. Pese a tener la posibilidad de trasladarse, el director del hospital de Tacuarembó, Ciro Ferreira, dijo a El País que el estado de salud de Batlle es "grave" aunque "estable".

Batlle fue traslado en la tarde de ayer con escolta de Policía Nacional de Tránsito y acompañado de médicos emergencistas, enfermeros especializados y un neurocirujano, y con respiración artificial y monitoreo permanente. El traslado se hizo, según Ferreira, porque no había "nada más para hacer" en Tacuarembó desde el punto de vista neuroquirúrgico. Ferreira explicó que "los valores de la presión intracraneana estaban normales".

Hasta ayer no se había detectado que se le hubiera vuelto a formar un coágulo como el que se le generó cuando cayó al piso en la madrugada del viernes, cuando participaba de una reunión partidaria en Tacuarembó. En la mañana del sábado se le hizo una tomografía que no detectó ningún coágulo. El viernes se le realizó una delicada operación de más de dos horas. El hecho de que estuviera tomando medicación para licuar la sangre fue lo que hizo que el hematoma fuera más grande de lo que hubiera sido normal en otras circunstancias.

Anoche el cuerpo médico del Americano volvió a hacer una revisión de su salud.

Fortaleza.

La esposa del ex- presidente, Mercedes Menafra, señaló que hay que ser "cautos" y destacó la "enorme fortaleza" de su marido. "Hay que esperar que pasen las horas. Jorge es un hombre de mucha fortaleza. La semana que viene cumple 89, pero físicamente tiene mucho menos, entonces tengo fe de que sus neuronas empiecen a evolucionar de forma positiva", señaló. Menafra enfatizó que su marido "podría haberse quedado en casa", pero que consideraba que debía recorrer el país, que a su juicio está "estancado", para hablar de sus principales problemas. Y agradeció las palabras "de aliento, de amor".

"Él ama tanto a su país que no podía quedarse quieto (...) Él me lo decía muchas veces: tengo que recorrer el país para hablar de los problemas urgentes que no pueden demorarse (...) Eso para mí es un orgullo", explicó Menafra que está casada con Batlle desde hace 30 años.

En julio pasado a Batlle le colocaron un implante percutáneo de válvula aórtica en el Sanatorio Americano. Desde entonces, y en varias oportunidades, Batlle se refirió en términos jocosos a que "con válvula nueva" iba a seguir "molestando" varios años más. Y retomó la actividad partidaria.

Batlle fue el cuarto presidente de Uruguay con su apellido. Nació el 25 de octubre de 1927. Sus padres fueron la argentina Matilde Ibáñez y Luis Batlle Berres, quien también fue mandatario y que era sobrino del dos veces presidente José Batlle y Ordóñez.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)