FOTOGALERÍA

Basura insólita en el lago del parque

Recién llegaron a retirar la mitad del agua; nadie sabe lo que se descubrirá en el fondo

Así avanzan las tareas de vaciado del lago del Parque Rodó. Foto: Fernando Ponzetto
Así avanzan las tareas de vaciado del lago del Parque Rodó. Foto: Fernando Ponzetto
Así avanzan las tareas de vaciado del lago del Parque Rodó. Foto: Fernando Ponzetto
Así avanzan las tareas de vaciado del lago del Parque Rodó. Foto: Fernando Ponzetto
Así avanzan las tareas de vaciado del lago del Parque Rodó. Foto: Fernando Ponzetto
Así avanzan las tareas de vaciado del lago del Parque Rodó. Foto: Fernando Ponzetto
Así avanzan las tareas de vaciado del lago del Parque Rodó. Foto: Fernando Ponzetto
Así avanzan las tareas de vaciado del lago del Parque Rodó. Foto: Fernando Ponzetto
Así avanzan las tareas de vaciado del lago del Parque Rodó. Foto: Fernando Ponzetto
Así avanzan las tareas de vaciado del lago del Parque Rodó. Foto: Fernando Ponzetto
Así avanzan las tareas de vaciado del lago del Parque Rodó. Foto: Fernando Ponzetto
Así avanzan las tareas de vaciado del lago del Parque Rodó. Foto: Fernando Ponzetto
Así avanzan las tareas de vaciado del lago del Parque Rodó. Foto: Fernando Ponzetto
Así avanzan las tareas de vaciado del lago del Parque Rodó. Foto: Fernando Ponzetto
Así avanzan las tareas de vaciado del lago del Parque Rodó. Foto: Fernando Ponzetto
Así avanzan las tareas de vaciado del lago del Parque Rodó. Foto: Fernando Ponzetto
Así avanzan las tareas de vaciado del lago del Parque Rodó. Foto: Fernando Ponzetto
Así avanzan las tareas de vaciado del lago del Parque Rodó. Foto: Fernando Ponzetto
Así avanzan las tareas de vaciado del lago del Parque Rodó. Foto: Fernando Ponzetto
Así avanzan las tareas de vaciado del lago del Parque Rodó. Foto: Fernando Ponzetto
Así avanzan las tareas de vaciado del lago del Parque Rodó. Foto: Fernando Ponzetto
Así avanzan las tareas de vaciado del lago del Parque Rodó. Foto: Fernando Ponzetto
Así avanzan las tareas de vaciado del lago del Parque Rodó. Foto: Fernando Ponzetto
Así avanzan las tareas de vaciado del lago del Parque Rodó. Foto: Fernando Ponzetto

Tanques de metal, envases y bolsas de plástico, carritos de supermercado, sillas, restos de palmeras y lanchitas hundidas, entre otros restos de difícil descripción, van apareciendo a medida que avanzan las tareas de vaciado del emblemático lago del Parque Rodó, cuyas aguas se han reducido a la mitad.

Los trabajos de limpieza, que comenzaron hace una semana, podrían culminar dentro de siete u ocho días, y más descubrimientos asombrosos podrían surgir de las oscuras profundidades de las aguas.

Para su vaciado, el lago cuenta con compuertas a los costados que se levantan y llevan el agua hacia la red pluvial que desemboca detrás de la pista de patinaje.

Ya se puede observar una importante cantidad de basura pero es apenas el comienzo.

En el correr de la semana próxima culminará el proceso para desagotar el agua, luego habrá que esperar a que se seque el sedimento y allí comenzará la actividad de limpieza con maquinaria pesada, según explicó el director de la División Promoción Económica de la IMM, Ricardo Posada.

Está previsto que cuando se haga todo el trabajo se proceda a reparar las paredes y el basamento del castillo.

La división dispone de $ 4 millones para realizar esta tarea que está a cargo de funcionarios de la propia Intendencia.

Se trata de la primera limpieza general del lago en unos 20 años. La obra, entonces, produjo el hallazgo de decenas de bicicletas, motos e incluso heladeras en el fondo. La leyenda popular dice que también se encontró algún automóvil.

Los sedimentos que se sacaron entonces fueron depositados en la parte exterior del Club de Golf, sobre la rambla, porque servían de abono para el césped de la cancha.

Todavía no está resuelto el destino que tendrá el material que se retire del lago. Los laboratorios de la IMM evaluarán el contenido. La idea es encontrar un lugar cercano que necesite abono. De lo contrario se llevará a la planta de disposición final de la calle Felipe Cardoso.

La Intendencia licitará el servicio, que incluye un pequeño parador junto al lago y un "parque acuático".

Ayer, dos asiduos concurrentes al lago dijeron a El País que es "incalculable" lo que se puede encontrar en el sedimento. Uno de ellos aseguró que en ese sitio "todo el mundo tira basura". Un grupo de niños aseguró haber "pescado" un bagre.

En una recorrida que hizo El País por el lugar no pudo observar fauna ictícola. Sobre una de las pequeñas islas había conejos comiendo en una bolsa de basura.

Lanchitas.

Sobre el costado de una isla se amontonan decenas de lanchitas. La empresa que durante años estuvo al frente del arrendamiento de las pequeñas embarcaciones cesó su actividad y puso a la venta todo su equipamiento.

La empresaria Laura Rodríguez Alzugaray adquirió cuatro "lanchitas" —biciscafos— que circulaban por el lago.

Ahora se los podrá observar en la laguna de Los Cuervos dentro del complejo turístico "La última portera" que abrirá al público el mes que viene en el cerro Arequita.

Cada "biciscafo" se vende por $ 16.000, cifra que puede cambiar, según las condiciones en que se encuentre.

"Andábamos buscando algo similar y se dio la oportunidad. Los vamos a restaurar y dejar a nuevo. Había algunos con 80 años de uso, los nuestros tienen 20 años", dijo la empresaria.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados