SALUD

Basso ganó pulseada a mutualistas por corralito

Los prestadores exigen al MSP una solución definitiva.

MSP evalúa posibilidad que FEMI integre los consejos salariales de 2018. Foto: D. Borrelli
Para instituciones, el problema debe afrontarse "de una vez y para siempre" Foto: D. Borrelli

El ministro de Salud Pública, Jorge Basso, bajó desde su oficina en el segundo piso de la sede ministerial y los saludó uno a uno. Los representantes de las mutualistas no esperaban aquel gesto que tuvo lugar casi en el cierre de la reunión de la Junta Nacional de Salud (Junasa) que duró más de dos horas. Según indicaron, "fue solo un saludo de fin de año", pero para el secretario de Estado fue mucho más que eso.

Ayer sesionó por primera vez la Junasa tras el anuncio del MSP —hace ocho días— de que no abrirá el denominado "corralito mutual" en febrero de 2018 para erradicar la intermediación lucrativa. En ese ámbito, los representantes de las cuatro cámaras de las mutualistas de Montevideo y de la Federación de Prestadores Médicos del Interior (Fepremi) parecieron bajarle el tono a lo que en un principio había sido un profundo rechazo. Sin embargo, admitieron que solicitaron al representante del MSP en la Junasa —su presidente— Arturo Echeverría, buscar una solución definitiva y a largo plazo para el problema del "corralito".

Uno de los cuatro representantes de las instituciones médicas privadas, Baltasar Aguilar, dijo a El País que la medida del MSP "es en definitiva una restricción para el movimiento de los usuarios". De todas maneras, consideró que como fue adoptada en un ámbito de legitimidad "puede darle garantías a los usuarios".

Aguilar agregó que "este tema terminó acá, ahora solo estamos esperando el decreto" que, según se comunicó, estará pronto antes de fin de año. Las instituciones privadas aguardan ahora el decreto del Poder Ejecutivo que establece la no apertura del corralito para 2018. Apenas tengan el mismo, evaluarán los pasos a seguir. Es que en una asamblea de la que participaron las mutualistas de Montevideo en la que en la previa no se descartaba impugnar la resolución ministerial, se alcanzó una postura consensuada que se planteó ayer en la sesión de la Junasa.

Según comunicó una de las cámaras de las instituciones médicas denominada "Unión de la Mutualidad del Uruguay", en la previa al encuentro, "se respaldó la medida anunciada por el MSP de realizar una suspensión temporal de la apertura de la movilidad regulada general y el mantenimiento de la posibilidad de cambios de institución sujetos a las causales establecidas por la reglamentación".

La organización sugirió que esta medida "transitoriamente adoptada si bien no constituye la situación ideal ni final del tema, debe considerarse necesaria en el plazo inmediato para poder poner fin definitivamente a la intermediación lucrativa, de una vez y para siempre".

Mientras tanto, el Sindicato Médico del Uruguay (SMU) revisó ayer a última hora un informe jurídico que plantea recurrir el decreto del Poder Ejecutivo. El presidente del sindicato, Gustavo Grecco, dijo que el mismo es para uso interno y que no hay intención de hacerlo público.

El cambio de prestador de salud solo se habilitará por tres razones: motivos económicos, cambio de domicilio o disconformidad del usuario con la institución.

El cambio podrá solicitarse en cualquier momento del año a partir del 1 de enero. Este año se detectó una megaestafa contra el Fonasa por afiliaciones falsas al BPS y a mutualistas por alrededor de US$ 4 millones.

Ataque.

Por su parte, la Liga de Defensa del Consumidor calificó la medida del MSP como un "brutal ataque a la libertad de elección" de los usuarios. Considera que existen medidas impulsadas por el MSP que establecen limitaciones para que los usuarios elijan a su proveedor de servicios de salud. Según dijo el director ejecutivo de la organización de consumidores, Edgardo Martínez Zimarioff, "no es una justificación recortar los derechos de los ciudadanos ante la ineficiencia del Estado y del gobierno en controlar los actos delictivos que han afectado al Fonasa".

Escepticismo respecto a un pronto cambio.

nLa Asociación de Trabajadores de la Seguridad Social (ATSS) rechazó la medida del MSP de no abrir en 2018 el "corralito mutual". Su presidente, Víctor Olmos, dijo a El País que "estamos en contra del corralito ya que lo único que hace es restringir" el acceso a la salud a los usuarios. Olmos denunció que el Fondo Nacional de Salud (Fonasa) no está listo para instrumentar los cambios para febrero de 2018. Alertaron que apenas hay cinco funcionarios habilitados para ingresar las consultas al sistema informático para proceder con los cambios de mutualista. Los mismos alcanzan los 500 mes a mes, pero en cada febrero cuando se abre el "corralito" esa cifra aumenta a 5.000. El dirigente indicó que "todo lo que se hace es debido a las denuncias que partieron del BPS, de varios compañeros y del propio sindicato que en varias ocasiones alertó las irregularidades". El subsecretario de Salud Pública, Jorge Quian, dijo esta semana que había "rumores" de que este año iba a reiterarse un nuevo episodio de estafa al Fonasa similar al ocurrido en 2016. Agregó que "la idea es que a través de medios electrónicos, y sin que intervenga la intermediación lucrativa, la persona se pueda cambiar de cualquier mutualista en cualquier momento", explicó. Quian reconoció que "no encontramos la manera de evitar fenómenos delictivos". Los representantes de las mutualistas negaron que en la Junasa se les haya confirmado esta información por parte del MSP.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)