VIOLENCIA EN EL FÚTBOL

Al menos 80 barrabravas no ingresarán a estadios

La Policía ya elaboró un listado preliminar que podría crecer.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Gobierno exhortó a AUF a ejercer el derecho de admisión para impedir el ingreso de violentos. Foto: Ariel Colmegna.

Un padrón de 80 barrabravas procesados por la Justicia por desacatos, desmanes, atentado e incidentes ocurridos dentro de los estadios, fue elaborada por la Dirección General de Información e Inteligencia (DGII), dijeron a El País fuentes del Ministerio del Interior.

A la lista le falta sumar algunas personas procesadas por procedimientos realizados por las jefaturas de Montevideo y del interior del país.

Este padrón será depurado antes del comienzo del campeonato uruguayo previsto para la primera o segunda semana de febrero de 2017. Luego, autoridades del Ministerio del Interior lo entregarán a la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) para que aplique el derecho de admisión.

"Vamos a exhortar a la AUF para que esa lista esté presente en cada uno de los puntos donde se van a vender las entradas. Teniendo esa lista, los vendedores no les venderán entradas a esas personas", dijo el presidente de la República, Tabaré Vázquez, en una conferencia de prensa realizada el lunes 12 en la Torre Ejecutiva.

Acompañado por el ministro del Interior, Eduardo Bonomi, el subsecretario de dicha cartera, Jorge Vázquez, el prosecretario Miguel Toma y el director de la Secretaría de Deportes, Fernando Cáceres, el primer mandatario anunció ese día que el gobierno enviará un proyecto de ley al Parlamento para impedir que personas con antecedentes asociados a conductas de violencia en el deporte, ingresen a los partidos de fútbol.

En el próximo año, las entradas solo se podrán vender a aquellas personas mayores de 15 años que presenten documentos de identidad. No se venderán en los estadios.

Según Vázquez, el Ministerio del Interior ejercerá control sobre las personas que lleguen a los estadios mediante cacheos, solicitud de entradas y cédulas de identidad y espirometrías. Es decir, la Policía controlará que coincida la entrada con la cédula de su poseedor.

En la conferencia de prensa, el presidente de la República sostuvo que un partido de fútbol es un espectáculo privado y que, por ende, el organizador deberá determinar quién entra y quién no. "Es lo mismo que una fiesta. Los privados tienen que ejercer el derecho de admisión", insistió.

Entre las medidas anunciadas por Vázquez, la venta de más de una entrada a una misma persona requerirá la presentación de los documentos de identidad de todos los destinatarios de las mismas. La persona que ceda su entrada a un tercero deberá requerir a éste su identificación dándolo a conocer al vendedor del boleto.

Una patología social mundial.

El lunes 12, el presidente Tabaré Vázquez calificó el accionar de los barrabravas como "patologías" que afectan al fútbol en el mundo y, en particular, a Uruguay. "La violencia en el deporte debe ser atacada fuertemente", dijo. Luego leyó un decreto con 33 medidas para erradicar a los violentos de las canchas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados