Gavillas montevideanas generan temor

Bandas capitalinas optan por el interior para asaltar

La Policía busca a atracadores que operan en Maldonado.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Los cinco rapiñeros volcaron ayer al pasar el arroyo Yerbal y luego fueron detenidos.

Investigadores policiales creen que bandas criminales de Montevideo se desplazan con mayor asiduidad hacia el interior por considerar que en esa zona la seguridad de los comercios y los controles de la Policía son más débiles.

A las 15 horas del lunes 28, por lo menos cuatro asaltantes interceptaron con dos autos (un Volkswagen Bora y un Peugeot) a una camioneta de un remesero de un cambio de Maldonado en el cruce de la avenida Giannattassio y García Lagos (kilómetro 26), cerca del balneario Lomas de Solymar.

Tras reducir al personal del cambio, uno de los individuos rompió un vidrio de la camioneta y se llevó una bolsa que contenía US$ 50.000 y cheques.

Fuentes del caso indicaron a El País que el robo fue "entregado" y que los delincuentes —se supone que son de Montevideo por su operatividad— seguía a la camioneta desde Maldonado y esperó el mejor momento para efectuar el asalto.

Investigadores policiales creen que, por el modus operandi, la banda también efectuó un atraco a un remesero de una casa de cambio de Piriápolis y a un funcionario de una estación de servicios de Maldonado que llevaba dinero para depositar en una financiera situada en una cadena de supermercado del departamento fernandinio.

En Montevideo, una gavilla especializada en rapiñas a locales comerciales y restaurantes fue denominada por policías como "la banda del Bora" por usar este modelo de auto para concretar sus atracos.

Varios integrantes de esa gavilla fueron capturados por la Policía. "Pese a las dificultades que tiene Montevideo en materia de seguridad, se incrementó el patrullaje y la prevención. Ello llevó a los delincuentes a desplazarse hacia el interior", dijo una fuente ministerial.

Treinta y Tres.

Una banda de cinco delincuentes de Montevideo con colaboradores de la ciudad de Treinta y Tres, comenzaron su recorrido delictivo en ruta 8 con destino a la capital olimareña. Al pasar por José Pedro Varela (Lavalleja), coparon la casa del propietario de un comercio de esa localidad. Prosiguieron la marcha. En Vergara (Treinta y Tres), asaltaron a una segunda finca de un hombre de 65 años, irrumpiendo abruptamente en su casa cuando éste estaba reunido con la familia, rapiñándole un celular y un arma. En el marco de la investigación, los policías se enteraron que los delincuentes huyeron hacia Treinta y Tres en un automóvil VW Gol color rojo. Tras pasar el puente del arroyo Yerbal (ruta 98), volcaron el vehículo en que viajaban.

La Policía de Treinta y Tres logró detener a uno de ellos, en tanto los otros los cuatro restantes se fugaron. Al otro día fueron capturados en las cercanías de la planta de cal de Ancap, ubicada a 25 kilómetros de Treinta y Tres.

La Policía interceptó a una camioneta proveniente de Montevideo que venía a buscar a los delincuentes.

El inspector José Carlos Floreta, de la Policía de Treinta y Tres, dijo a El País que no se descarta que la misma banda haya cometido un tercer copamiento en una finca de la capital olimareña. Se llevaron dinero y golpearon al dueño de casa que debió ser internado en el CTI. (Producción: Néstor Araujo en Treinta y Tres).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados