INSEGURIDAD

Bandas de Argentina y Brasil en la mira policial

Policía indaga eventual actuación del PCC en cárceles y si argentinos participan en asaltos millonarios.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Chediak, Bonomi y Layera se reunieron para mejorar la relación entre jueces y policías. Foto: M. Bonjour

La presencia del grupo criminal brasileño Primer Comando de la Capital (PCC) en las cárceles uruguayas y el posible accionar de delincuentes argentinos en algunos asaltos espectaculares en territorio uruguayo son investigados por la Policía local, dijo a El País una fuente policial.

Hace un par de años, durante una requisa realizada en una celda del Penal de Libertad, la Policía encontró documentos del PCC. En una primera instancia se pensó que grupos de reclusos uruguayos ya habían acordado con sus pares brasileños. Sin embargo, tal extremo no se confirmó luego de investigaciones ordenadas por un Juzgado de Crimen Organizado.

Desde principios de este mes la Policía Federal brasileña busca a un comando de delincuentes que fuertemente armados asaltó varias casas de cambio en Aceguá, Cerro Largo. Policías norteños encontraron los maletines que se llevó el comando de delincuentes en un terreno ubicado cerca del municipio Herbal. Pero no había rastros del dinero, los vehículos utilizados ni de los asaltantes.

El 18 de enero de este año, el Ministerio del Interior envió, por correo electrónico, un alerta a las jefaturas de Policía de Cerro Largo, Treinta y Tres, Artigas, Rivera y Rocha sobre un probable ataque del PCC. El informe expresaba que Inteligencia de Brasil había interceptado comunicaciones por WhatsApp que llamaban a armarse y realizar asaltos en Uruguay, según consignó El País el 20 de enero.

A pedido del director nacional de Policía, Mario Layera, los respectivos jefes policiales adoptaron medidas preventivas reforzando los controles en los pasos fronterizos con Brasil.

El 19 de enero pasado, el diario brasileño A Platéia informó que efectivos de Inteligencia de Brasil siguen los pasos de varios integrantes del PCC que se desplazan a menudo cerca de la frontera con Uruguay.

Un día antes, el 18 de enero de este año, una banda integrada por brasileños y uruguayos asaltó una casa de cambio en Rivera con armas largas.

Tres meses más tarde, en un hecho inédito en Cerro Largo, un comando brasileño fuertemente armado realizó un atraco en plena ruta donde se apoderó de US$ 100.000 que transportaba un cambista. Los delincuentes escaparon en otro coche hacia Brasil, según testigos.

"Desde hace un año estamos alerta por la presencia del PCC en la región. Hubo una venta millonaria de un campo en Cerro Largo y pensábamos que atrás estaba ese grupo mafioso. Luego confirmamos que se trataba de un poderoso industrial brasileño", dijo a El País un investigador de la Policía.

El charco.

Otra línea de trabajo de la Policía uruguaya es la eventual participación de delincuentes argentinos en los últimos atracos realizados a remesas.

Otra fuente señaló que, pese a que existen grupos trabajando sobre ambas líneas de investigación, no se confirmó aún la presencia del PCC y de asaltantes argentinos en el país.

Sin embargo, los atracos millonarios se suceden a menudo.

El martes 8 de agosto, cuatro delincuentes fuertemente armados asaltaron el edificio de la mutualista Servicio Médico integral (SMI, en la antigua sede de Impasa) y se llevaron una remesa de $ 900 mil.

Dos de ellos ingresaron disfrazados como médicos por la puerta de emergencia, utilizada habitualmente por personal del sanatorio ubicado en Luis Alberto de Herrera y República Dominicana. Los asaltantes redujeron a los guardias de la empresa de seguridad que se disponían a transportar el dinero.

Según informó Subrayado, los trabajadores contaron que los movimientos fueron muy estudiados por los delincuentes, ya que conocían la hora exacta en que la empresa de seguridad trasladaba el dinero.

A comienzos de noviembre del año pasado se produjo otro asalto similar a la sede de Médica Uruguaya, en la zona de Tres Cruces. Cuatro individuos armados, que llevaban ropa de personal médico, ingresaron al local. Preguntaron dónde quedaba la Tesorería y una vez allí exhibieron las armas de fuego y exigieron la recaudación.

Cotorra Loca.

La Policía considera que Walter Guillén Bustamante, alias "Cotorra Loca", viene a Uruguay acompañado por algún ladero argentino y ya planea su retorno al país. Guillén Bustamante tiene antecedentes por homicidios, motines y rapiñas.

Según la Policía, la estrategia que maneja parte de que aquí tiene cómplices que realizan "inteligencia" para obtener información de remesas o de empresas que mueven grandes cantidades de dinero. Los asaltos generalmente son realizados al atardecer. Luego del atraco, Guillén Bustamante se traslada hacia la frontera con Argentina y al otro día ya no está en Uruguay.

"La tartamuda" Thompson.

El 5 de febrero de este año, la Policía incautó una subametralladora marca Thompson, calibre 45, tras un allanamiento a una vivienda en el barrio Peñarol. El arma fue usada para asaltar una remesa en las puertas del supermercado Géant el 5 de diciembre de 2016. En el operativo, realizado por la Zona Operacional III, fue detenido un joven luego de haber intercambiado disparos con la Policía. La ametralladora tenía un cargador con 24 cartuchos en su interior y seis vainas calibre 45.

Reunión entre la Suprema Corte e Interior.

El ministro del Interior, Eduardo Bonomi, se reunió ayer con los integrantes de la Suprema Corte de Justicia (SCJ) para analizar los dichos de la jueza penal Ana de Salterain, quien señaló en Facebook que algunos policías no están preparados para trabajar con magistrados durante los turnos. Ambas partes también debatieron sobre la creación de un procedimiento que deje constancia de las actuaciones e informaciones que la Policía brinde a los jueces. Hasta noviembre cuando se implemente el nuevo Código de Proceso Penal, la Policía será auxiliar de la Justicia. Posteriormente serán los fiscales quienes liderarán la investigación de delitos. "Tratar de fortalecer ese vehículo es lo correcto. Tratar de debilitarlo va contra la investigación", dijo Bonomi.

El presidente de la Corte, Jorge Chediak, coincidió con Bonomi sobre que se implementarán nuevos sistemas para evitar rispideces entre ambas partes.

Con respecto a los dichos de la jueza De Salterain, Chediak recordó que pidió informes a la magistrada para que los rectifique o los ratifique. Tras recibir una carta de disculpas de la jueza por la forma en que se refirió a la Policía, la Corte resolverá si inicia investigación administrativa.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º