SICARIOS MATARON POR US$ 30.000

Banda del Casabó asesinó a la pareja de paraguayos

Dos fueron enviados a la cárcel; el “Oreja Donato” es cómplice.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Camioneta: vehículo en el que viajaban los paraguayos. Foto: F. Ponzetto

Dos personas, integrantes de una banda de sicarios del barrio Casabó, fueron procesadas el sábado a última hora luego de declarar ante la Justicia por el crimen de la pareja paraguaya, acribillada a balazos en la Ruta Interbalnearia el pasado 6 de febrero.

Uno de los procesados es Carlos Taborda, alias "El Tulita", que ya se encontraba recluido por el homicidio de un bebé y su tío en el barrio Casabó. El otro es un hombre sin antecedentes penales, quien confesó haber estado involucrado en el homicidio de la pareja de paraguayos, y ofició de chofer hasta la Ruta Interbalnearia.

El auto en el que se desplazaron los sicarios era un Peugeot color gris oscuro.

Los dos hombres fueron procesados por dos delitos de "homicidio muy especialmente agravado a título de dolo directo".

También se les atribuyó a ambos el delito de "homicidio a título de dolo eventual en régimen de reiteración real en calidad de coautores", por el fallecimiento de una adolescente de 16 años que circunstancialmente pasaba por el lugar cuando se desencadenó el hecho y fue arrollada por la camioneta de la pareja de paraguayos.

Cómplice.

Otro de los delincuentes vinculados al asesinato es Javier Chagas, apodado "el Oreja Donato", quien se encuentra preso en Brasil por tráfico de estupefacientes.

Según relataron los dos procesados ante la Justicia, "el Oreja Donato" fue quien disparó más de diez veces a la pareja que se encontraba parada en un semáforo a bordo de una camioneta.

El delincuente que ofició como el chofer de sus dos compañeros dijo a la Justicia que recibió la suma de US$ 30.000 para robarle el celular a las víctimas, pero que luego, cuando llegaron al semáforo, "el Oreja Donato" los mató. También, el indagado aseguró que el dinero se dividió entre tres personas. Consultado sobre la procedencia del dinero, el delincuente no dijo quién se lo dió.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados