OPERACIONES DE CADERA Y DE RODILLA

Banco de Prótesis: 40 años y 55.000 intervenciones

Hace cuatro décadas se instalaba la primera “sala blanca”.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El Banco hace doce operaciones cada día. Foto: Difusión

El Banco de Prótesis está celebrando los 40 años de la instalación de la primera Sala Blanca en el Uruguay, un hito histórico que puso a la traumatología del país a la vanguardia en América Latina. Actualmente, el Banco sigue siendo un centro hospitalario y académico de referencia nacional e internacional, que cada año recibe un promedio de 40 cirujanos del resto de América Latina que asisten a cursos de entrenamiento en sus instalaciones de Avenida Italia, frente al Parque Rivera.

A este aniversario, se suman las 55 mil intervenciones de prótesis de cadera y de rodilla que el Banco alcanzará en diciembre de este año.

La Sala Blanca o de "flujo laminar" filtra el aire hasta 3 micras. Eso le da al paciente la seguridad de estar siendo operado en un lugar aséptico. Esto es importante en un centro asistencial que no es como cualquier otro. En un hospital general ingresan enfermos con gripes, infecciones, problemas abdominales etc. En el Banco de Prótesis no se operan a pacientes infectados, lo cual redunda en que no exista colonización de gérmenes resistentes. En otras palabras, se trata a pacientes vírgenes de infecciones.

El tercer nivel del centro es conocido como "piso neutro". Allí hay una serie de equipos que filtran el aire que ingresa a las salas blancas ubicadas en un nivel más abajo. "Es una tecnología única en el Uruguay", aseguró el doctor Martín Rubio, jefe de equipamiento del Banco de Prótesis, a cargo del monitoreo de los aparatos.

El doctor Justino Menéndez, jefe del Departamento de Cadera del Banco, recibió a El País después de atender a Ramón Espósito, un hombre de 82 años al que operó hace seis para colocarle una prótesis híbrida.

Espósito, que fue siempre un gran deportista, juega hoy al tenis tres veces por semana. Verlo caminar es una prueba elocuente de que la cirugía a la que fue sometido cuando tenía 76 años no le ha dejado secuela alguna.

Todo el país.

En el Banco de Prótesis son operados pacientes de todos los puntos del país. El promedio de cirugías diarias es de 12. Todo el segundo piso lo ocupa el block quirúrgico que cuenta con dos salas blancas de última generación y un tercer quirófano. La concentración de pacientes permite a los médicos y al personal del block quirúrgico y de enfermería un entrenamiento permanente.

"Nunca paramos de incorporar conocimientos", sostiene el doctor Fernando Motta, jefe del Departamento de Rodilla, que anualmente dicta cursos a cirujanos de toda América Latina que vienen a perfeccionarse en las nuevas técnicas.

En el archivo del Banco de Prótesis hay historias clínicas de 50 mil pacientes. Con ellas se hacen trabajos científicos que permiten un mejoramiento del servicio que se presta. Además, los pacientes, luego de operados, son seguidos en la policlínica durante el resto de sus vidas y de forma gratuita.

"No queremos que el tema económico sea un obstáculo para que el paciente no concurra a los controles", sostuvo Motta. Y añadió: "Nosotros nos beneficiamos con el conocimiento que nos da el estudio de nuestros pacientes".

Legado de dos uruguayos.

El Banco de Prótesis es el legado del profesor Óscar Guglielmone, un traumatólogo que junto a otro reconocido médico uruguayo, el cardiólogo Orestes Fiandra, trabajaron sin pausa para hacer realidad lo que hoy conocemos como el Fondo Nacional de Recursos que dio origen a los Institutos de Medicina Altamente Especializada (Imaes). Sucedió en 1980, a través de un decreto ley, que dio la posibilidad a que todos los uruguayos tuvieran acceso a técnicas médicas complejas y muy costosas de forma gratuita.

Antes de la creación del Fondo, Guglielmone había fundado el Banco de Prótesis, y a través de donaciones de particulares, logró traer e instalar la primera sala blanca al Uruguay que, durante un tiempo, funcionó en Impasa. Para posibilitar que personas sin recursos pudieran operarse, hacía tres intervenciones de cadera a cuyos pacientes cobraba y una cuarta gratuita.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)