Primer choque de Martínez con la Concertación

Aviso opositor: si no hay cambios profundos no vota Fondo Capital

Molestia del intendente; ediles frentistas dicen que se impide crear empleo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El FA no logró el jueves los 21 votos que necesita para aprobar el Fondo Capital.

El oficialismo sufrió una derrota dura en la Junta Departamental de Montevideo el jueves de noche cuando no pudo poner a votación la creación del Fondo Capital. Y ayer la oposición dejó claro que no aceptará solamente cambios cosméticos en la iniciativa. Esto hace que luzca incierto el futuro del paquete de 20 obras que impulsa el intendente Daniel Martínez, quien ayer se mostró molesto con la decisión de la Junta Departamental y pidió que los intereses de los ciudadanos prevalezcan sobre los políticos.

La edil frentista Inés Coll dijo a El País que "es evidente que el intendente no está feliz pero la política tiene sus avatares", y aseguró que su bancada "está claramente en la postura de escuchar y negociar lo negociable". Coll dijo que es "totalmente falso" que la oposición no haya sido informada de los proyectos que se pretendía impulsar con el Fondo. Y fue dura con los ediles nacionalistas porque, según dijo, por segunda vez se niegan a votar mejoras para la zona de la avenida Belloni. "Me cuesta entender, a los habitantes de esa zona no los priorizan", señaló.

Los ediles oficialistas estudiarán en enero los pasos a dar. "El Fondo Capital era un hito importante y ahora se genera una postergación", dijo la edila. Coll dijo que es natural que las intendencias se endeuden para encarar obras.

Otros ediles frentistas mostraron enojo en la red Twitter. "Es triste que se diga que la negativa al Fondo Capital es una victoria cuando dejás sin obras a 30 barrios y no permitís crear 5.000 puestos de trabajo", escribió Claudio Visillac. "Dimos un par de meses más a la concertación para que presenten propuestas que no plantearon en octubre, noviembre y diciembre", señaló por su parte, la también edil Adriana Barros.

Postura dura.

Pero los ediles del Partido de la Concertación ya advirtieron que no alcanzará con cambios menores. El edil Roberto Gossi, que participó en la comisión que estudió el tema antes de que llegara al plenario, dijo a El País que no es posible votar el Fondo Capital sin que se conozca el flujo de caja de la intendencia y su presupuesto quinquenal. En su opinión, es "desmedido" que la intendencia se endeude en US$ 250 millones y advirtió que el paquete presentado "no comprometía ahorros como la no reposición de funcionarios que se jubilen ni estaba atado a metas de gestión". Según Gossi, el único proyecto que tenía un estudio previo adecuado era el de la Unidad Alimentaria.

Gossi también criticó que el costo de las obras pudiera variar hasta en un 20% y cuestionó la idea del oficialismo de crear un "comité de seguimiento" integrado por tres ediles y tenedores de bonos porque, a su juicio, eso implicaba delegar una función de contralor que corresponde a toda la junta departamental. Gossi dijo también que "no nos consta" que se fueran a crear 5.000 empleos y recordó que incluso el sindicato municipal se opone a las obras porque entiende que suponen tercerizaciones.

"No estamos en contra de las obras, el tema es cómo se financian. No hay seguridad de que se puedan pagar. Cuando asumió el intendente Martínez tuvo que pedir un préstamo de US$ 30 millones al Banco República porque estaba ante el dilema de hierro de pagar salarios o pagar a los proveedores", señaló. "En esta situación el fondo implica endeudar más a la intendencia hasta llegar a contraer obligaciones por US$ 1.000 millones. No se puede uno construir en su casa una piscina climatizada si tiene goteras. Es un tema de lógica que tenemos que encarar ahora entre todos, con información, sobre bases reales y con sentido común", agregó.

Según Gossi, "hay obras que se pueden postergar perfectamente o encarar mediante la modalidad de proyectos "público-privados" o a través de concesiones.

El edil blanco Diego Rodríguez, consideró que algunas obras son necesarias como las de Belloni pero cuestionó otras como las previstas para el zoológico de Villa Dolores. Sostuvo que se olvida a la localidad de Santiago Vázquez. Rodríguez y señaló que "tenemos propuestas pero los que gobiernan son ellos" y aseguró que el fondo propuesto "era un desastre con todas las letras". El edil pidió un acuerdo multipartidario porque Montevideo "es una ciudad estancada" y la intendencia "está fundida".

Rodríguez entiende que el oficialismo no tenía intenciones reales de abrir un diálogo pero se vio obligado a proponer la postergación hasta febrero del tratamiento del asunto porque "se encontró con la gran sorpresa de que no tenían los votos".

El representante blanco entiende que se podrá replantear el debate sobre otras bases si efectivamente el intendente Martínez tiene pronta en un mes una auditoría de la comuna como prometió.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados