PROPIETARIOS

Avión presidencial ya pasó por once dueños desde 1979

Un informe técnico circula entre los blancos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El tema del avión presidencial tendrá otra instancia en el TCR. Foto: Aviación Civil Uruguaya

La Fuerza Aérea Uruguaya (FAU) sería el duodécimo propietario del avión Hawker matrícula CX-CIB, construido en 1979, que el gobierno piensa incorporar como avión presidencial, según da cuenta el sitio especializado en registro de propietarios de aviones (www.planelogger.com). A su vez, en el sitio www.controller.com se informa que esta aeronave cuenta con 13.074 horas de vuelo y 9.626 aterrizajes.

La información forma parte de un dossier que ha comenzado a circular entre dirigentes del Partido Nacional este fin de semana, en las horas previas a una decisiva reunión en el Tribunal de Cuentas para volver a analizar la operación, que ya fuera observada en dos oportunidades desde que el gobierno está empeñado en comprar este aparato.

Desde su construcción, el avión ha tenido diversas matrículas y propietarios, según ese documento, al que accedió El País. Luego de ser parte de una flota privada, pasó a la Burroughs Corporation, luego a Unisys Corporation, más tarde se lo vendieron a Chemed Corporation, a Delta AirElite Business Jets Inc, a la empresa Roto-Rooter Inc, nuevamente a Chemed Corporation y más recientemente a Floridian S.A, que es el nombre legal del empresario Carlos Bustin que ahora se lo venderá a la Fuerza Aérea.

En realidad la operación de compra es por dos aviones Hawker, señala ell informe que circula entre los blancos. Uno de ellos versión 700ª (en orden de vuelo y matriculado CX-CIB) y el segundo versión 600ª (fuera de orden de vuelo y probablemente para ser utilizado como repuestos.

La adquisición, por un valor de un millón de dólares, fue observada por razones de legalidad por el Tribunal de Cuentas y el gasto fue reiterado por el Poder Ejecutivo, el cual compartió "lo informado por parte de la Fiscalía de Gobierno de 1er. Turno, se estima que no ha existido, ni en forma real ni en forma potencial, un apartamiento de las normas sobre contratación pública en lo que refiere a los criterios adoptados en el Pliego Particular de Condiciones, no verificándose ningún supuesto de vulneración de los principios de igualdad de los oferentes y de concurrencia".

Esta semana se reunirá nuevamente el Tribunal de Cuentas con una novedad: la renuncia de uno de los ministros del organismo que votó a favor de la observación genera optimismo en el Poder Ejecutivo, ya que la nueva composición del TCR es mayoritaria a favor de levantar las observaciones.

El TCR está integrado por siete miembros. La votación fue cuatro votos a favor de la observación contra tres que se manifestaron en contra. Los tres representantes de la oposición (Ruperto Long, Álvaro Ezcurra, Beatriz Martínez) votaron por cuestionar la compra del avión presidencial. El cuarto voto fue del frenteamplista Óscar Grecco. León Lev, Diana Marcos, y el suplente del presidente del organismo, Ariel Rodríguez, votaron en contra de cuestionar la compra.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados