Largas colas en la Barra, Manantiales y la zona del Puerto.

Atascos en el tránsito, el clásico y molesto inicio de temporada

El tiempo ventoso que espantó a los veraneantes de la playa y la llegada masiva de turistas generaron los clásicos embotellamientos de Punta del Este, una tradición local.

Los conductores debieron armarse de paciencia e incluso en las avenidas de tránsito más ligero se vieron atascos en las rotondas. A eso de los seis de la tarde, por ejemplo, un viaje desde el puerto a la zona del Punta Shopping (una distancia que normalmente podría llevar cinco minutos) se recorría en una hora. La principal complicación estaba a la salida de la península.

En la ruta 10, a las 17.00, a la altura de Manantiales, los vehículos circulaban a paso hombre, durante un par de kilómetros. A eso se suma el tradicional atasco del repecho que entra a la Barra que siempre genera demoras.

En entrevista con El País publicada el 29 de diciembre, el alcalde de Punta del Este, Martín Laventure, reconocía que los problemas del tránsito son un mal crónico del balneario y la necesidad de encontrar una solución.

"Hay problemas de fondo con el tránsito y es la cantidad de vehículos que hay tanto de los residentes permanentes como de quienes nos visitan y la cantidad de ciclomotores que necesita la gente de Maldonado para trasladarse", dijo el jefe municipal. "Y eso genera mayores problemas en cuanto al congestionamiento y el estacionamiento".

El alcalde ofrecía, además, una posible solución: "una readecuación del transporte público" para hacerlo "eficiente, económico y utilizado por los vecinos y los visitantes. Mientras no logremos eso, siempre vamos a estar poniendo parches".

De acuerdo Víctor Madeiro, director de Tránsito de Maldonado, para atender la gran cantidad de autos que circulan por La Barra, que está bajo la jurisdicción del Municipio de San Carlos, la Intendencia de Maldonado envía dos patrullas por día. Además, hay un refuerzo de Policía Caminera (que desde el 25 de diciembre viene colaborando con la intendencia) tanto en La Barra, Manantiales y José Ignacio.

"Ellos nos apoyan con servicios tanto de hombres como de vehículos. Mandan dos móviles: uno en La Barra y otro en José Ignacio", explicó.

Hoy Maldonado tiene un total de 120 inspectores dispersos por todos los balnearios y localidades del departamento.

La comuna tiene registrados unos 50.000 vehículos que ingresaron hasta el 31 de diciembre al departamento. Esta cifra iguala el mayor pico de 2012.

Además, en Maldonado, con una población de 160.000 habitantes hay 1,5 vehículos por persona (entre motos y autos). Esto implica solo población local hay unos 240.000 vehículos. A eso hay que sumar durante los autos de los turistas.

Madeiro indicó que a mayor cantidad de autos, menos posibilidad de protagonizar un accidente.

En este sentido, el jerarca comentó que gracias a las medidas tomadas en 2014 (radares y nuevos semáforos) disminuyeron la cantidad de fallecidos. En los últimos años, Maldonado era el departamento con más fallecimientos en proporción a su población. En 2013 eran 48 fallecimientos cada 100.000 habitantes. El 2014 cerró con menos de 30. La tasa nacional es de 16,5 fallecimientos cada 100.000 habitantes.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)