Los levantados contra Asad lanzaron bombas en Alepo

Ataques en Siria dejan 38 muertos

Al menos 38 civiles murieron ayer, entre ellos 14 menores de edad, y 150 resultaron heridos por bombardeos con proyectiles lanzados por los rebeldes contra barrios controlados por el régimen sirio en la ciudad de Alepo, en el norte de Siria.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos informó de que la cifra de víctimas mortales puede aumentar, debido a que algunos heridos se encuentran en estado grave, incluidos niños y mujeres.

Los bombardeos se registraron en los barrios de Al Hamdaniya, Nuevo Alepo, Al Ikramiya y Saladino, todos bajo el control de las fuerzas del régimen del presidente sirio, Bashar al Asad.

Además, en las periferia occidental de Alepo se registraron violentos enfrentamientos entre facciones islámicas y fuerzas gubernamentales, con bajas en ambos bandos, aunque hasta ahora no ha trascendido un balance exacto. Alepo fue objetivo de una ofensiva rebelde en julio de 2012, en la que los insurgentes se hicieron con parte de la urbe, cuya mitad oriental está actualmente en manos de los opositores, mientras que la occidental se encuentra en poder del régimen.

Mensaje.

El presidente sirio, Bashar al Asad, aseguró que la Unión Europea frenará la avalancha de refugiados "si deja de apoyar a los terroristas" en ese país árabe, en una entrevista para medios rusos. "La cuestión no es si Europa recibe o deja de recibir a los refugiados, sino la necesidad de acabar con el origen del problema. Si a los europeos les preocupa el destino de los refugiados, que dejen de apoyar a los terroristas", aseveró el gobernante sirio.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados