GASTOS DE LA DISCORDIA

Astorismo advierte "bajeza" en grupos del Frente Amplio

Cuestionan perfilismos por elecciones internas y planteos en la Rendición.

Primer acto: el presidente de la República acuerda con el Secretariado del Frente Amplio el mensaje de la Rendición de Cuentas. Segundo acto: el presidente acuerda con TODOS LOS MINISTROS el mensaje de la Rendición de Cuentas (salen en conferencia de prensa y firman el proyecto de ley). Tercer acto: un par de sectores con REPRESENTACIÓN tanto en el Consejo de Ministros como en el Secretariado, salen a hacer campaña con la cabecita puesta en la interna del próximo 24 de julio, por todos lados, desmarcándose públicamente de lo acordado por ELLOS MISMOS. ¿Cómo se llama la película?!!!: QUÉ BAJEZA!".

Esto escribió el diputado José Carlos Mahía, del grupo Asamblea Uruguay del ministro de Economía, Danilo Astori, en su muro de Facebook. Su comentario es un reflejo del nivel de tensión que hay en el Frente Amplio por la Rendición de Cuentas y las elecciones internas del 24 de julio.

Consultado ayer por El País, Mahía expresó su malestar por el hecho de que representantes de varios sectores de la coalición de izquierda tomaran distancia del acuerdo alcanzado con Vázquez. El legislador vincula esto a la campaña electoral por las internas, donde compiten por la presidencia del Frente Amplio cuatro candidatos: Javier Miranda (apoyado por astoristas y socialistas), Alejandro Sánchez (MPP), José Bayardi (Vertiente Artiguista) y Roberto Conde (apoyado por el Partido Comunista y el Partido por la Victoria del Pueblo).

Salvo el astorismo, el resto de los sectores del Frente Amplio reclaman que no se posterguen unos $ 1.500 millones de incrementos del gasto para la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP), la Universidad de la República, la Universidad Tecnológica y el INAU. Legisladores del Partido Socialista, Partido Comunista y del Movimiento de Participación Popular (MPP) anunciaron que plantearán al Ministerio de Economía una alternativa para redistribuir las partidas dentro de la Rendición de Cuentas.

En cambio, el Frente Líber Seregni (Asamblea Uruguay, Nuevo Espacio y Alianza Progresista), que responde a Astori, entiende que el proyecto de Rendición de Cuentas está "cerrado" por el acuerdo al que llegó el Secretariado del Frente Amplio el 2 de junio con el presidente Vázquez.

El encuentro quedó registrado en la foto de Vázquez en conferencia de prensa con la senadora Lucía Topolansky (MPP) a su derecha y la diputada Mariela Pelegrín, que asumió la banca luego del fallecimiento de Víctor Semproni, a su izquierda. Y al lunes siguiente, el 7 de junio, Astori acompañado de todo el gabinete hizo una conferencia de prensa en Torre Ejecutiva para comunicar el acuerdo que había alcanzado el Consejo de Ministros por la Rendición de Cuentas, la cual fue enviada 15 días antes de lo previsto al Parlamento.

Todo indicaba que el Frente Amplio había cerrado filas y apoyaría un rápido tratamiento de la Rendición. Sin embargo, con el paso de los días los sectores fueron tomando distancia del acuerdo al confirmar que se postergan gastos en la educación pública. Ahora trabajan en alternativas para modificar el proyecto de Rendición de Cuentas, lo que molestó a los liderados por el ministro de Economía.

Para Mahía, lo que sucedió es producto de una "actitud muy poco frenteamplista que prioriza y exacerba el interés sectorial por encima del interés de todo el Frente y el propio gobierno. Realmente escribí esto porque fue una reacción de bronca porque ese tipo de conductas complica al gobierno en todo su conjunto".

Además opinó que si todos los sectores "le pegaran" a los ministros que son de determinado grupo, "el gobierno sería un caos". Mahía argumentó que la Rendición "estaba cerrada" cuando el presidente Vázquez acordó con el Secretariado del Frente Amplio. "Cuando se cerró la Rendición con Vázquez, se cerró. Cuestiones de detalle en el contenido de la redacción obvio que puede haber, no voy a decir que no se puede cambiar nada, pero la esencia del acuerdo estaba. ¿Si no para qué se hacen los acuerdos?", preguntó el diputado.

El exjefe de gabinete del Ministerio de Transporte y también astorista, Andrés Copelmayer, calificó de "corajudo y claro" el planteo de Mahía, quien "sin pelos en la lengua pidió cumplir acuerdos unitarios". A su vez criticó al diputado socialista Gonzalo Civila por plantear cambios a la Rendición y no decir de dónde se sacarán los recursos para no postergar lo comprometido para la ANEP y Udelar sin afectar el ahorro de US$ 460 millones que se necesita para bajar en un punto del PBI el déficit fiscal que se ubica en el 4%.

Ayer por la tarde se reunieron los diputados que integran la Comisión de Hacienda y Presupuesto. Se acordó que el tratamiento del proyecto comience el próximo lunes 27 con la comparecencia del equipo económico y la Oficina Nacional de Servicio Civil (ONSC).

El diputado Gonzalo Mujica (Asamblea Uruguay) preguntó si alguien tenía algún planteo para hacer, pero ningún sector del Frente Amplio presentó una propuesta alternativa a la Rendición de Cuentas.

Topolansky: "Nunca se votan los proyectos como los remiten".

La senadora Lucía Topolansky (MPP) tiene una visión diferente a la del acuerdo alcanzado con el presidente Tabaré Vázquez por la Rendición de Cuentas. "Nunca se votan las leyes como vienen, siempre hay algún punto, alguna coma", dijo en entrevista con el programa A Diario de El País TV. "Lo más importante es que llegamos a una propuesta. Claro, capaz que algún compañero se olvida, pero el presidente nos dijo: El lunes se cierra esto en el Consejo de Ministros. Eso quería decir que se podía cerrar exactamente igual o podría haber modificaciones. Las hubo", afirmó.

Según explicó, una posibilidad es obtener recursos del "diferimiento de partidas gruesas no ejecutadas de algún programa".

La senadora también comentó que la posición de su sector era "gravar más al capital" en lugar de aumentar la carga tributaria sobre las franjas altas del Impuesto a la Renta de las Personas Físicas (IRPF). "Éramos partidarios de gravar más al capital que la renta, eso hace mucho que lo venimos planteando a Economía y se lo dimos con números. Ellos nos dijeron que preferían sacar de un solo lugar; bueno, cada uno tiene sus argumentos. Nosotros estamos convencidos que es el camino más sólido", enfatizó.

JUBILACIONES.

Militares denuncian campaña"maliciosa".

En un comunicado que hizo público ayer, el Centro Militar fustigó al gobierno por "informar maliciosamente sobre presuntos beneficios excesivos" de las jubilaciones y cuestionó que se quiera responsabilizarlos del déficit fiscal.

"Los US$ 400 millones de la Caja Militar mencionados por algunos personajes del equipo económico no son tales y eso lo confirmaremos fehacientemente en próximos informes a la ciudadanía", aseguran. Además advierten que en los discursos "se hace creer" que todas las jubilaciones de militares rondan los $ 100.000.

Según afirman, "en la campaña de menoscabo" se omite mencionar que los militares "no son responsables de estos déficit existentes", sino las decisiones adoptadas por "diferentes gobiernos". Entre ellas se menciona: la disminución drástica de efectivos y sus correspondientes aportes, la recomposición de carreras de oficiales destituidos durante la dictadura y las leyes de estímulo de retiros anticipados.

"Lo más preocupante es que las autoridades nacionales conocen bien esta realidad y están tratando de encubrir el impuestazo, aplicado al resto de la población, con la reforma de la Caja de Retiros, como si su déficit fuera la causa de todos los males. Resaltamos que el impuesto que impulsa el gobierno, nada tiene que ver con el IASS que ya existe, sino que es específicamente otro impuesto que se suma abusivamente al que ya rige y solo para los militares. Es un impuesto de dudosa constitucionalidad, cosa que no nos asombra para nada", afirma el Centro Militar.

Asimismo, cuestiona al gobierno por los "despilfarros de recursos más grandes de su historia" y en la lista se mencionan Ancap, Alur, Pluna, Casinos y el Fondes, encargado de gestionar los emprendimientos cooperativos autogestionados por trabajadores. Según el Centro Militar, todo esto suma US$ 1.200 millones, equivalentes a tres años de aporte a la Caja de Retiros Militares.

Tras expresar una visión sumamente crítica de la reforma de la Caja Militar que instrumentará el Ejecutivo a partir de enero de 2017, el Centro Militar anunció que realizará "todas las acciones necesarias para defender a la institución militar de estas políticas discriminatorias y estigmatizantes".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados