PROYECTO DE LEY

Astori insiste con impuesto a militares que no tiene votos

La bancada del Frente espera por la iniciativa para reformar la Caja Militar.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Astori: el ministro busca reducir el déficit que arrastra la Caja Militar. Foto: M. Bonjour

El ministro de Economía Danilo Astori insistió ayer en la necesidad de que el Parlamento apruebe el proyecto de ley que dispone la aplicación de un impuesto a los retiros y pensiones que cobran los militares. La iniciativa no tiene los votos para ser aprobada en la Cámara de Diputados.

"Hemos presentado un proyecto que esperamos sea aprobado en el Parlamento, hubiéramos preferido que ya hubiera sido aprobado. Tenemos la impresión de que hay voluntad para aprobar este proyecto", dijo ayer en una conferencia de prensa que brindó en el Ministerio de Economía en el marco de la firma de un préstamo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para el Ministerio del Interior.

Según Astori, es "fundamental" que los pasivos contribuyan a esta reforma que tiene como objetivo recaudar un 10% de la asistencia financiera que anualmente demanda la Caja Militar, equivalente a unos US$ 400 millones, lo que tiene incidencia sobre el déficit fiscal.

El primer paso que dio el gobierno es el mencionado impuesto, pero se comprometió a enviar más adelante al Parlamento un proyecto integral de reforma de la Caja Militar.

Aunque Astori tiene la impresión de que la iniciativa para aumentar la carga tributaria sobre retiros y pensiones militares tiene los votos para ser aprobada, la realidad marca que difícilmente cuente con la mayoría en Diputados. La iniciativa es rechazada por blancos y colorados y el diputado disidente Gonzalo Mujica ya anunció que no cambió su posición y por lo tanto no votará el impuesto.

En tanto, Unidad Popular no dará su apoyo para permitir la aprobación del polémico proyecto. El vicepresidente de Unidad Popular, Gonzalo Abella, dijo a El País que el sector del diputado Eduardo Rubio está "a favor de la reestructura militar y en contra del doble impuesto al salario de los militares porque es inconstitucional".

En tanto, los diputados del Partido de la Gente (Daniel Peña y Guillermo Facello) confirmaron que no votarán la iniciativa, así como tampoco lo hará el Partido Independiente y el diputado Fernando Amado (Batllismo Orejano), quien dijo a La Diaria que no será "bombero del Frente". Esto hace suponer que la iniciativa del Poder Ejecutivo naufragará en la Cámara de Representantes, donde el Frente ya no tiene la mayoría parlamentaria.

El senador Rubén Martínez Huelmo (Espacio 609) dijo a El País que el futuro del proyecto que grava las jubilaciones de militares se definirá en una reunión de bancada que tendrá lugar los primeros días de febrero. "Los votos en Cámara de Diputados no estaban. En el Senado el proyecto sí tiene el respaldo", afirmó.

El legislador recordó que los constitucionalistas que concurrieron a la Comisión de Hacienda de la Cámara Alta advirtieron que el proyecto es inconstitucional. Además señaló que dentro de la bancada hay intención de conocer "la globalidad del asunto" antes de votar el proyecto puntual, esto en referencia a la reestructura de la Caja Militar que será presentada en los próximos días.

"Hay varios elementos en el medio que hicieron juzgar que era necesario tomarnos un breve compás de espera. El ministro puede insistir y los legisladores también tienen su parecer, porque si no los legisladores serían los ministros. Son temas que se pueden enlentecer, pero se van a seguir estudiando y analizando, y no con mucha demora", acotó.

El senador dijo que los fundamentos de Astori "son conocidos" y fueron explicados por el subsecretario de Economía Pablo Ferreri en la Comisión de Hacienda. "De todos modos, no hay unanimidad en la bancada no en cuanto al apoyo al proyecto, sino a ver el tema en la globalidad con el otro elemento que es la reforma de la Caja Militar", explicó.

Un argumento similar fue el que empleó el senador Pablo Mieres, del Partido Independiente. "No voto el proyecto, pero estoy dispuesto a dar una discusión sobre la reforma del retiro militar, pero no apoyo una medida suelta con afán recaudador. Esto es empezar por el final", opinó.

Con el impuesto a los retiros y pensiones, el gobierno sostiene que se seguirá el mismo criterio de capacidad contributiva en el que se basa la reforma tributaria impulsada en 2007. Se gravan los ingresos a partir de $ 50.100 mensuales; igual nivel que se utilizó para modificar las tasas del Impuesto a la Renta de las Personas Físicas (IRPF) o el Impuesto a la Asistencia a la Seguridad Social (IASS).

La escala presentada tiene once tramos, los cuales se van dividiendo en función de la cantidad de bases de prestaciones y contribuciones que representa la pasividad. La primera de ellas va de 0 a 15 BPC, es decir, de 0 a $ 50.100 nominales. Allí la suba es de 0%. Y luego, en las distintas franjas, en función de la cantidad de BPC, van subiendo las tasas hasta llegar a una máxima de 20% para aquellas pasividades que superan los $ 133.600. Las tasas y el diseño del mismo "son similares" al aplicado a los pasivos de la caja bancaria. Según Economía, el impuesto sobre las jubilaciones y retiros de militares está diseñado para que recai- ga sobre el 66% de quienes tienen pasividades mayores a $ 100.000 mensuales.

El nuevo tributo genera una fuerte resistencia a nivel de retirados militares que ya anunciaron que en caso de que finalmente sea aprobado, se presentará una cataratas de juicios en contra de la iniciativa, al entender que es inconstitucional.

Los militares deben aportar durante 36 años a la Caja un montepío que equivale al 13% de sus remuneraciones. A enero de 2016 el promedio de las jubilaciones era de $ 23.358, y el de las pensiones $ 15.370.

El doble.

La transferencia del Estado a la Caja Militar se duplicó en los últimos diez años, informó Ferreri en la Comisión de Hacienda del Senado.

El jerarca advirtió que en las condiciones de retiro actuales, este déficit de US$ 400 millones anuales "solamente puede empeorar". En parte, el crecimiento está dado por el incremento del número de pasivos y la disminución de activos. Sin embargo, la prestación promedio del Banco de Previsión Social (BPS) creció en el entorno del 57% o 58% y la de la Caja Militar a un ritmo superior del 66%.

Vázquez empieza a delinear la rendición

El ministro de Economía Danilo Astori dijo ayer que en los próximos días se reunirá con el presidente Tabaré Vázquez para comenzar a trabajar en la Rendición de Cuentas que se enviará al Parlamento.

Astori afirmó que las prioridades presupuestales del gobierno siguen siendo las mismas. En la lista están: el gasto en educación, el sistema de cuidados, la seguridad pública y la vivienda. "Ahora se trata de asignar recursos a esas prioridades ya definidas", enfatizó. Consultado sobre la intención del Frente Amplio de aumentar la carga impositiva, afirmó que opinará una vez que escuche las propuestas. "Naturalmente estaremos presentes en la reunión con parlamentarios y veremos cuáles son los planteos que se realizan", acotó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)