LA CONFIANZA DEL MINISTRO EN SUS HOMBRES

Astori no dará "marcha atrás" con la reestructura del BROU

La oposición y Darío Pérez imploraron por suspender el cierre de agencias.

Diputados: Astori dejó casi todo el informe a cargo de Jorge Polgar. Foto: F. Flores
Diputados: Astori dejó casi todo el informe a cargo de Jorge Polgar. Foto: F. Flores

Vanos fueron los intentos de los partidos de la oposición, incluyendo al diputado frenteamplista Darío Pérez, por detener la reestructura que está llevando adelante el Banco de la República (BROU) y que, según ellos, causa más problemas que beneficios.

La oposición y Pérez pidieron enfáticamente "dar marcha atrás" con el cierre de sucursales algunos días a la semana en ciudades y localidades de todo el país, pero el ministro Danilo Astori fue tajante: "es una decisión política y no habrá marcha atrás", al tiempo de sostener que el proceso incluye la bancarización.

Ese fue el resultado de la comparecencia del titular de Economía a la Cámara de Representantes, a quien acompañó el subsecretario Pablo Ferreri y el Directorio en pleno del BROU encabezado por su presidente Jorge Polgar.

La convocatoria estuvo a cargo del diputado del Partido Independiente Iván Posada, siendo apoyada por todos los partidos opositores.

Astori recibió todo tipo de pedidos para contemplar a los pobladores de los lugares donde la institución ha cerrado sucursales y agencias algunos días por semana debido a la transformación de los negocios y la bancarización. Y además le contestó, sin nombrarlo, al diputado Pérez (Liga Federal), quien denunció que hay empresas que asesoran al BROU que tienen familiares en el Directorio del ente financiero.

"Rechazo tajantemente y de la manera más enérgica las referencias a falta de transparencia o supuestas fallas éticas que han hecho algunos integrantes del cuerpo", dijo el ministro al cerrar la sesión. Pérez no contestó ni abundó en el asunto y el tema quedó ahí.

Sin retroceso.

"Es una decisión política. El BROU es un pilar esencial de la economía nacional. Ya directorios anteriores comenzaron a diseñar un proceso de actualización, de modernización. Este proceso está alineado con la otra gran transformación que es la inclusión financiera", sostuvo el ministro.

Luego agregó que "ha habido 280.000 nuevos clientes del BROU, y una elevada proporción corresponde a micro empresas. El Banco mantiene su presencia en todas las localidades del país porque no hay ni habrá cierre de sucursales. En ningún caso significará reducción de servicios a la sociedad ni la obligación de clientes en incurrir en procesos trabajosos", afirmó Astori antes de dar la palabra a Polgar.

El diputado Pérez puso la nota disonante en el oficialismo, cuando afirmó que es "negativa" la reestructura del BROU. "Esta reestructura está hecha a fórceps. Algún moretón o un abollón el gurí siempre se lleva", resumió. Recordó que "hay un sector del Frente Amplio que también es crítico con la reestructura" del banco. "Cuando casi las tres cuartas partes del sistema te dicen que no funciona hay que frenar, rebobinar y después vemos cómo seguimos. Y como dijo el ministro tratar de llegar a un acuerdo", planteó.

"El ministro dijo que esto es político, pero también es por plata", remarcó Pérez.

También criticó que se presente como logro de gestión del banco el crecimiento en 280.000 usuarios. "Los 280.000 no son por la gestión del banco ni del ministro, sino porque la gente confía en el Banco República, le da seguridad y sabe que no se va a fundir. Minga que es por otra cosa", añadió.

Baja.

Polgar, en su intervención, se explayó en explicaciones. "El plan 2020 ubica al cliente en el centro de la atención del banco, de sus necesidades", dijo.

"Si hay sucursales que abren solo tres veces por semana" responde a una "baja en la operativa. Para abrir todos los días hay que trasladar funcionarios desde otras ciudades y poder atender una operativa menguada", afirmó.

"Sumando las cinco sucursales que pasarían luego a atender tres veces por semana, en la operativa presencial durante un mes, desde octubre a noviembre, la actividad fue de 13 créditos corporativos, 162 créditos sociales y ninguna cuenta corriente", agregó el funcionario.

Luego intervino el representante colorado en el Directorio del banco, Eduardo Elinger, para afirmar que no está de acuerdo con la reestructura. Pidió reflexionar sobre las transformaciones para el banco.

El nacionalista Omar Lafluf respondió a Polgar sobre la escasa cantidad de operaciones que hay en algunos departamentos sosteniendo que eso es porque las grandes empresas operan directamente con el BROU central porque tienen sus direcciones en Montevideo.

Un sabor amargo para el fa y un lío con AEBU

El plan de reestructura del Banco de la República (BROU) no fue un trago difícil de digerir en la interna del oficialismo. La reunión de la bancada del Frente Amplio —convocada para tratar el planteo político del Partido Nacional precisamente para parar la reestructura del BROU— terminó en un fuerte cruce entre dos diputados oficialistas Darío Pérez (Liga Federal) y Daniel Caggiani (MPP). En lo sindical el sector banca oficial de la Asociación de Empleados Bancarios (AEBU) abrió una fuerte polémica con las autoridades del BROU y con legisladores del oficialismo que apoyaron la reestructura. Incluso los sindicalistas llegaron a ocupar la sucursal de Mercado Modelo para impedir su fusión con la sucursal Unión, algo que estaba previsto.

"Se le ha mentido a los clientes del banco", dijo Olivera; Polgar lo negó

Legisladores blancos como Amin Niffouri y Nicolás Olivera hablaron en forma crítica sobre la reestructura, señalando que en las autoridades del banco "hay un gran desconocimiento de la realidad del interior del país". Incluso Olivera dijo que se ha "mentido" a los clientes del banco. Pero más adelante en el debate el presidente del BROU, Jorge Polgar, negó que ello haya sido así, y dijo que la reestructura no fue "de un día para el otro", sino que formó parte de un proceso de años. Más tarde, el frenteamplista Alfredo Asti defendió la reforma sosteniendo que es adecuada para el siglo XXI. Y agregó que "se quiere plantear nerviosismo en sectores de la población" porque "no habrá más cierre de sucursales". "El achique no se produjo ni se va a producir", aseguró el ministro de Economía Danilo Astori. Sostuvo que la institución mantendrá su presencia en todas las localidades del país. "No hay ni habrá cierre de sucursales", enfatizó. La referencia al achique que hizo Astori fue para responderle al nacionalista Alejo Umpiérrez que sostuvo ese argumento para rechazar la reestructura al inicio de la sesión. El legislador ironizó hablando en su lugar de una "destructura" de la institución, que se produce a contramano de la propia bancarización obligatoria impulsada desde el gobierno. En ese proceso incluyó la pérdida de servicios en muchos lugares, el pasaje de clientes a corresponsalías que facturan lo que podría hacer un cajero del propio banco y la "privatización" del análisis de crédito. El diputado colorado Germán Cardoso insistió en el concepto de "achique".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)