OCURRIÓ EN 2015

ASSE radica denuncia por presunta mala praxis

Enfermera suministró fármaco a paciente que murió en Artigas.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Investigan caso en Artigas. Foto: Archivo El País

El hecho ocurrió en mayo de 2015 cuando una auxiliar de Enfermería del Centro Departamental de Artigas suministró un analgésico a un paciente, situación que directa o indirectamente desencadenó la muerte del hombre de 50 años.

Dos años más tarde —luego de iniciada una investigación administrativa— el Directorio de la Administración de Servicios de Salud del Estado (ASSE) resolvió radicar una denuncia penal "sobre los hechos presuntamente delictivos", según un acta a la que accedió El País.

Es que las investigaciones internas dispuestas por ASSE dieron cuenta de que la funcionaria "suministró dipirona intravenosa sin indicación médica, desencadenándose el fallecimiento del paciente atento a que el mismo era alérgico al citado medicamento".

Por este motivo, el Directorio encontró elementos para denunciar penalmente los hechos que "podrían configurar delito", según indica una resolución del prestador de salud. La auxiliar no leyó la historia clínica del paciente, según concluyó la investigación administrativa: "Debió chequear la historia clínica previo a administrar la medicación", sostiene. Según los familiares del paciente fallecido, el dato constaba en el historial.

A su vez, la resolución de la investigación considera que "la exposición a la medicación a la cual era alérgico, desencadenó una reacción anafiláctica que no respondió al tratamiento, cumpliendo los criterios de causalidad médico legal (causalidad adecuada, relación etiológica, criterio cronológico y la correlación fisiopatológica)".

La funcionaria está desvinculada de su cargo como enfermera ya que "el hecho investigado individualiza la responsabilidad comprobada".

Por otro lado, el informe final de la investigación establece que "si bien se trataba de un paciente con un estado anterior patológico y patologías médicas severas, desde el punto de vista de las mismas, el paciente se encontraba compensado".

Los enfermeros no tienen competencia sobre la administración de medicina sin una indicación de un profesional médico: "no le compete a enfermería administrar medicación sin una indicación médica; no había indicación médica (escrita ni verbal) para administrar dipirona en esta segunda oportunidad en que la recibió el paciente".

Según había informado en 2015 el portal ClicRegional, la madre y el hermano del hombre de 50 años iniciaron acciones judiciales contra la trabajadora. Aseguraron que desde el centro de salud no les habían entregado la historia clínica del paciente.

Además, contaron que la indicación sobre la alergia del paciente a la dipirona sí constaba en la historia clínica.

Según informó en su momento el citado medio, el director del Hospital de Artigas, Francisco Arostegui, no se pronunció sobre el caso. El médico indicó que es la Comisión de Salud del Paciente (Cosepa) el organismo que debe dar respuestas sobre el caso.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)