SALUD PÚBLICA

ASSE multiplicó por 20 el gasto de ambulancias con tercerizada

Pasó en Hospital de Bella Unión y empresa es de directores del Pereira Rossell.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Diputado blanco choca con ASSE por tercerizada que vende servicios a hospital. Foto: F. Ponzetto

Desde que el Hospital de Bella Unión contrata con la empresa de traslados de ambulancias SIEMM, cuyos dueños son dos directores del Hospital Pereira Rossell y el jerarca del centro de salud, la Administración de Servicios de Salud del Estado (ASSE) multiplicó por 20 el gasto que le implica este servicio.

Según documentación presentada a El País por el diputado nacionalista Martín Lema, mientras los traslados comunes y especia-lizados que ASSE contrata a privados implicaban para la institución de Bella Unión un gasto de 28.500 dólares, en 2013 la ci- fra pasó a ser de 400.000 dólares (14 veces más). En 2014 el monto continuó creciendo, llegando a 560.000 dólares (casi 20 veces más).

"Esta es una evaluación que hice con los datos del Sistema Integrado de Evaluación Financiera (SIIF). No voy a hacer un juicio de valor sobre el tema, pero quiero que ASSE explique el porqué de esta diferencia", declaró el diputado blanco.

El legislador también destacó que en dos pedidos de informes diferentes que hizo a ASSE se le dio información contradictoria. Se le contestó en una oportunidad que el centro de Bella Unión cuenta con tres ambulancias comunes propias, mientras que en el otro se le dijo que eran cuatro.

"Parece una tontería pero no lo es. Según la cantidad de ambulancias que tengan calcularán la cantidad de las que contratan. Pero ASSE no sabe responder a esto", se quejó.

Lema, además, advirtió que mientras en 2008 ASSE gastó 1.200.000 dólares en el contrato de ambulancias para usar en sus hospitales, esta cifra pasó a 11.700.000 dólares en 2015.

Denuncia.

En su edición de ayer El País informó sobre un pedido de informes presentado por Lema ante el Tribunal de Cuentas, consultando si no implicaba una violación a la ley anticorrupción que tres directores de hospitales sean dueños de una firma que le vende servicios a ASSE, y que al momento ya hizo negocios por 800.000 dólares con el Hospital de Bella Unión.

El director del Centro Hospitalario Pereira Rossell, Federico Eguren; el del Hospital Pediátrico de la misma institución, Rodrigo Barcelona; y el del Hospital de Salto, Marcos García, figuran como socios titulares de la empresa SIEMM, que le vende al Hospital de Bella Unión servicios de ambulancias especializadas desde el año 2013, según figura en el Registro Único de Proveedores.

Eguren y García, además, fueron directores del Hospital de Bella Unión, el primero durante el primer gobierno de Tabaré Váz-quez y hasta 2011, y el segundo en 2013 y 2014, cuando la empresa trabajaba en el centro.

Luego de que una auditoría interna alertara sobre la situación de García, este renunció a su parte de la empresa legándosela en partes iguales a Eguren y Barcelona. En 2014 renunció a su cargo en el Hospital de Bella Unión. Y en 2015 Eguren y Barcelona le devolvieron su cuota de la firma, según figura en publicaciones del Diario Oficial.

SIEMM se formó en abril de 2011. En julio de 2013 ganó su primera licitación por ambulancias por un monto de 270.000 dólares. En julio de 2014 volvió a triunfar en un llamado, esta vez para dedicarse a tareas de administración, por una cifra de 5.000 dólares. A fines del mismo año ganó otra licitación por traslados, lo que le signi-ficó una cifra de 300.000 dólares.

Este año ganó otra licitación por un monto de 250.000 dólares, también por ambulancias.

En un pedido de informes contestado a Lema, ASSE además advierte que en 2015 la firma cobró un monto "superior al adjudicado", debido a que el servicio se necesitó más de lo que se preveía.

Molestia.

La denuncia de Lema generó molestia tanto entre las autoridades de ASSE como en el Ministerio de Salud Pública (MSP), según supo El País.

Desde ASSE se excusaron de no dar una respuesta a una serie de preguntas enviadas, dado que la presidenta Susana Muñiz tenía actividades en el interior.

El caso del Hospital de Bella Unión no es el primero que golpea a ASSE en lo que va del año, pues resultados de auditorías internas develaron casos similares en otros centros de salud.

La exdirectora de los hospitales de Dolores y Mercedes fue sumariada luego de que se constatara que contrataba a su propia empresa para encargarse de los traslados especializados.

En Florida una auditoría advirtió que "simultáneamente" el hospital "contrata los mismos estudios" clínicos por distintos precios, y en una de las firmas figura como titular el director.

Sindicalista denuncia ser víctima de persecución

La presidenta del Sindicato Único de Licenciados en Enfermería (SULE), Ana Montans, fue despedida en mayo pasado del CTI pediátrico del Pereira Rossell. Le llegó un telegrama de la Comisión de Apoyo de la Administración de Servicios de Salud del Estado (ASSE). Trabajaba allí desde 1999. Hizo un juicio. Mientras este se desarrolla le devolvieron el cargo, pero la Justicia todavía no se expidió. “Continúa mi juicio por persecución sindical. En el proceso de tutela especial llevo cuatro meses esperando que la Justicia resuelva. Ya gané la primera y las segunda instancia, pero falta la última”, señaló Montans en una carta que envió a El País. La líder de SULE señaló que es víctima de “un ataque de ASSE” que aplicó “un cese represivo”. Montans había denunciado en varias oportunidades irregularidades en el Hospital Pereira Rossell debido a la falta de funcionarios, sobre todo licenciados en enfermería.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)