IRREGULARIDADES EN ASSE

En ASSE discrepan sobre si hay que echar a director de hospital

Su vicepresidente reclamó remover al responsable del centro de Rivera por “irregularidades”.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La situación del director del hospital dividió a todo el directorio. Foto: msp.gub.uy

Dos directores de la Administración de Servicios de Salud del Estado (ASSE) pidieron la renuncia del titular del Hospital departamental de Rivera, el exdiputado frenteamplista Andrés Toriani, por presuntas irregularidades en la gestión del centro médico, según consta en las actas del Directorio de ASSE a las que accedió El País. Si bien la moción presentada ante el Directorio no fue aprobada, la situación evidenció una vez más el quiebre que existe entre los cinco directores; por un lado, aquellos que responden al ministro de Salud Pública, Jorge Basso y por otro, quienes respaldan la postura de la presidenta Susana Muñiz.

El vicepresidente de ASSE, Mauricio Ardus, solicitó que el Directorio resuelva la destitución del director del hospital, luego que la propia ASSE admitiera "presuntas irregularidades administrativas" en la contratación de servicios realizada por ese centro a la empresa Centro Médico Odontológico Cuaro (devenido en una cooperativa). En ASSE se informó a El País que Toriani no realizará comentarios públicos a la prensa.

El Hospital pagaba los sueldos de los funcionarios con recursos no destinados a ese rubro, lo que se evidenció en un incremento en el rubro Servicios Médicos Asistenciales y Sociales, subrubro Estudios Médicos. La moción presentada por Ardus de remover al jerarca fue acompañada solo por la directora en representación de los usuarios Natalia Pereyra y rechazada por Muñiz, el director en representación de los trabajadores, Pablo Cabrera y el director Jorge Rodríguez Rienzi.

Las actas oficiales aún no llegaron al Ministerio de Salud Pública (MSP), luego de que el propio ministro Basso solicitara los documentos que dan cuenta de los temas abordados por los directores del mayor prestador de salud del país, según informó la secretaría de Estado. Toriani tiene tiempo hasta el jueves para realizar sus descargos ante el directorio de ASSE.

En el acta del Directorio, Ardus sostuvo que "la solución planteada puede generar verdaderos problemas en otras unidades, más allá de ser un pésimo ejemplo, ya que de generalizarse esa solución ocasionaría un serio perjuicio para la institución". Ardus señaló que solucionar el tema implica "un monto de dinero que no se tiene por lo que habría que restarlo de otras unidades ejecutoras". Para el director, Toriani "ha perdido la confianza para continuar en el cargo, siendo necesario adoptar la resolución de remover del cargo al director del hospital de Rivera".

La representante de los usuarios opinó que es un tema muy complejo de abordar ya que si bien no hay problemas asistenciales y por tanto no hay reclamos a los usuarios, "la forma en la que se obtienen los recursos humanos podría implicar irregularidades y eso no se puede pasar por alto".

El bloque que responde a Muñiz consideró que "es necesario esperar las conclusiones", dijo Cabrera. Fue la propia Muñiz quien dijo que el tema no estaba en el orden del día. De tres mociones, presentadas, se aprobó solo una por unanimidad (5/5): "apoyar y respaldar la nota del gerente general de ASSE la cual señala como insatisfactoria la actuación del director del Hospital de Rivera y otorgar un plazo de 10 días para presentar sus descargos".

Ardus dijo que "se le está impidiendo" presentar una moción, la cual a su entender, "es completamente ajustada a derecho ya que el tema es el informe presentado por Gerencia General". Coincidió con la representante de los trabajado-res en que el director no actuó de acuerdo a lo establecido por ASSE.

De acuerdo a la información aportada por ASSE, hubo un gran incremento en el rubro "Servicios Médicos Sanitarios y Sociales". En 2010 el gasto fue de $ 411.840, en 2015 fue de $ 43.3 millones y en 2016, de $ 53.3 millones. Esta situación fue lo que generó el inicio de la investigación y está incluida entre los temas que se indagarán en la comisión parlamentaria sobre ASSE que fue impulsada por el diputado de Unidad Popular, Eduardo Rubio. En 2016 se gastaron $ 48 millones en el Hospital de Rivera. El incremento responde en un 100% a gastos asociados a la cooperativa.

Según publicó Búsqueda, la instrucción se dispuso "a fin de determinar o comprobar la existencia de actos o hechos irregulares o ilícitos en el servicio, y la individualización de los responsables". Así lo indicó una resolución del 14 de diciembre de 2016, firmada por el gerente general de ASSE, Richard Millán. De acuerdo con las informaciones recogidas por el semanario, el dinero fue utilizado para "complementar" sueldos de funcionarios y médicos a través de este rubro, que era originalmente para "gastos de funcionamiento".

Esta situación, junto a muchas otras, entre las que se encuentra la contratación de una empresa que brinda el servicio de ambulancias en el Hospital de Bella Unión de Artigas, fue incluida en la Comisión Investigadora de ASSE que se votará mañana a las 15 horas en la Cámara de Diputados en el marco de una sesión extraordinaria. Es que la contratación por parte del hospital de la empresa Siemm SRL, propiedad de tres directores de hospitales de ASSE, fue cuestionada de forma unánime por el Tribunal de Cuentas de la República (TCR). Sobre esta situación puntual, Muñiz admitió la semana pasada que "hubo un conflicto de intereses" en el contrato firmado con la empresa encargada de brindar el servicio de ambulancias.

Rubio prepara investigadora.

El diputado de Unidad Popular, Eduardo Rubio, impulsor de la Comisión Investigadora de ASSE en el Parlamento, ultima todos los detalles de cara al inicio de los trabajos. Rubio indicó a El País que el miércoles se tendrán los 50 votos necesarios para aprobar la investigación. Agregó que "hay apariencia de corrupción" en varios hechos, por ejemplo en las tercerizaciones, la contratación de servicios médicos y los traslados.

Lema: "Se desviaron recursos".

El diputado del Partido Nacional Martín Lema consideró que ASSE debería haber dispuesto la suspensión preventiva del director del hospital de Rivera, Andrés Toriani, mientras dure el sumario. El legislador denunció en varias ocasiones las irregularidades en el Hospital departamental de Rivera. Recordó que "es un tema que venimos advirtiendo desde setiembre de 2016; se optó por disimular la situación".

Según Lema, "se trata de otro caso que cuenta con la defensa encendida de la presidenta de ASSE, Susana Muñiz en donde el amiguismo supera el análisis de la gestión". Lema consideró que "hubo un desvío de recursos" ya que los montos destinados a gastos de funcionamiento —Estudios Médicos— finalmente fueron al rubro Servicios Personales.

A su vez, cuestionó la lentitud en el proceso de investigación que se instrumenta desde julio de 2016. "Siguen ocultando información", dijo el diputado, y se mostró molesto porque ASSE no le haya respondido en un pedido de informes que cursó sobre los detalles de las facturas abonadas a la cooperativa.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)