SEMANA NACIONAL DE LA SEGURIDAD VIAL

Asistencia en rutas sigue en el debe

Mayoría de heridos en siniestros lejos de la ciudad no son trasladados por ambulancias.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Accidente en Maldonado. Foto: Ricardo Figueredo.

El gran debe en materia de seguridad vial es la atención de los siniestros de tránsito en las rutas nacionales. Apenas el 18% de los accidentes fuera de las áreas urbanas son atendidos de manera correcta, según reconoce la Unidad Nacional de Seguridad Vial (Unasev).

La repartición celebró la IX Semana de la Seguridad Vial y desnudó los datos estadísticos que demuestran las serias dificultades que se mantienen a la hora de socorrer a los heridos fuera de las ciudades.

El presidente de Unasev, Gerardo Barrios, argumentó que el organismo firmó convenios con todas las empresas y servicios de emergencia móvil. De esta forma se consiguió que la asistencia alcance a todos los centros urbanos del país.

"Aún queda por avanzar en la asistencia de los lesionados en las rutas nacionales. Cuando los siniestros se producen en las carreteras tenemos problemas porque a veces no hay unidades disponibles para ir a ver a un lesionado, entonces un móvil de Caminera o de la Policía, o hasta un vecino traslada a la víctima hasta el centro asistencial más cercano, cosa que no es lo deseable, pero es la respuesta que hay", expresó Barrios.

Según estimaciones de la Unasev, cada año unos 4.000 lesionados en zonas alejadas de las ciudades son traslados por esos medios.

Para cambiar esa situación, Barrios aseguró que se está buscando alcanzar un acuerdo con las empresas que trabajan en el sector de ambulancias.

Las estadísticas oficiales de la Unasev indican que un alto porcentaje de los accidentes en las rutas nacionales ocurren en unos 30 kilómetros a la redonda de las capitales departamentales. Por ese motivo, la negociación con el servicio de emergencia móvil busca ampliar el radio de acción del servicio, explicó Barrios.

Caída.

El presidente de Unasev remarcó que este año se logró disminuir en un 16% el número de fallecidos y lesionados en siniestros de tránsito. Asegura que ese brusco descenso responde a una política nacional para atender la problemática. Asimismo, mencionó que las cámaras y los controles de velocidad aplicados por la IMM en la capital, sumado a las nuevas normativas departamentales de circulación vial, permitieron bajar en un 30% la cantidad de accidentes de tránsito.

Pero no solo en la capital se están aplicando esas medidas sino también en otros departamentos, logrando un descenso del 80 ó 90% en la cantidad de fallecidos en lugares como Rivera, Florida y Paysandú. "Esas acciones que se vienen desarrollando explican ese descenso tan importante, que no se da por casualidad", indicó Barrios.

"El tema de los lesionados y fallecidos en accidentes de tránsito ha sido incorporado por el Ministerio de Salud dentro de las 15 prioridades en salud, algo que no había sucedido nunca. Tenemos la meta de llegar al 2020 con un 30% de disminución en la cantidad de fallecidos en el tránsito", afirmó.

Veloz.

Con el objetivo de llegar rápido a las zonas más alejadas, la Unasev adquirió un helicóptero en 2014 con el que se han realizado tan solo 16 traslados hasta el momento.

La aeronave es tripulada por efectivos de la Fuerza Aérea, que cuenta con personal sanitario, ya que hasta el momento no se ha logrado incorporar a los actores de la salud civiles. Actualmente se está entrenando a 16 profesionales sanitarios para poder contar con una guardia que funcione las 24 horas y los 365 días del año.

10 muertes de niños de 1 año.

"Desde el año 2014 es obligatorio que los niños que viajen en un auto, vayan en la silla de retención infantil", explicó el presidente de la Unasev, Gerardo Barrios. Eso incluye también a los taxistas, que en un primer momento se resistieron a la medida. Los niños de 1 año fueron los menores que más fallecieron en accidentes de tránsito en 2015, con 10 muertes.

ACCIDENTES EN CARRETERAS.

Rutas Rotas frenan los siniestros.

El serio deterioro que mantienen la mayor parte de las rutas nacionales de todo el país contribuye a mejorar los niveles de la seguridad vial. Las cifras de Unasev indican que hay más siniestros en las zonas donde la infraestructura es mejor.

"Muchos pensarán que la mayor parte de los siniestros ocurren debido al mal estado de las rutas, ese es uno de los componentes, no el único. Si uno toma los datos objetivos y ve dónde se producen la mayoría de los accidentes de tránsito con lesionado y fallecidos, se da cuenta de que las mejores rutas nacionales, las que están mejor en su aspecto estructural y las que están mejor señalizadas, son las peores desde el punto de vista de la siniestralidad. La Ruta 5 la encabeza, seguida por la Ruta Interbalnearia, la Ruta 9 y la Ruta 1", afirmó a El País Gerardo Barrios, presidente de Unasev. Para el jerarca, en materia de seguridad vial "hay que tener rutas que protejan a los conductores pero la magnitud del problema está centrado en áreas específicas como motociclistas sin casco, picadas que no se controlan, exceso de velocidad, uso del cinturón y sistema de retención infantil".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)