LA COLUMNA DE PEPEPREGUNTÓN

Así no es

En la exposición de motivos, la IMM expresa preocupación por los 50 muertos en promedio que deja por día el COVID-19. Foto: Fernando Ponzetto
Intendencia de Montevideo. Foto: Fernando Ponzetto

Hace algunas semanas una investigación periodística reveló que los seis custodios del expresidente Tabaré Vázquez habían pasado a desempeñar funciones en la Intendencia de Montevideo luego de que el Frente Amplio perdiera el gobierno nacional.

De acuerdo con la investigación, cinco de esas seis personas integraban el Servicio de Seguridad Presidencial que conformaba la custodia personal con que Vázquez se movía diariamente. El restante era un allegado a la familia del exmandatario y había sido además secretario general de Fucvam.

Según el artículo, uno de los excustodios de Vázquez que ahora trabaja en la Intendencia de Montevideo registra antecedentes por uso ilícito de armas hace 20 años. La comuna le ha contratado ahora con una remuneración de 86.313 pesos, más beneficios.

¿Por qué tendría la Intendencia de Montevideo que incorporar a los seis excustodios del fallecido presidente Vázquez? La intendenta Carolina Cosse, consultada por el tema durante una rueda de prensa, lo explicó con claridad meridiana. “Parece que fuera culpable por tener los custodios que eran de Tabaré. Sí, están trabajando en la intendencia, y tienen tareas asignadas muy importantes. Ellos cuidaron a Tabaré durante toda su vida. Ahora yo le voy a cumplir a Tabaré”, dijo la jefa comunal antes de detallar las funciones que encontró en la comuna para cada uno de los exintegrantes de la seguridad presidencial.

Pero, ¿a quién debe cumplirle la intendenta Cosse? ¿A los montevideanos, que habiéndole votado o no pagan rigurosamente sus impuestos y tienen el derecho a que su dinero sea utilizado para -al menos- mantener la ciudad limpia e iluminada, las calles sin pozos y las veredas transitables, o al expresidente Vázquez?

¿Cuáles son sus prioridades? ¿Por qué cree la señora intendenta que, al contratar a quienes eran sus custodios, le está cumpliendo al exmandatario? ¿Fue algo que el doctor Vázquez, antes de morir, le solicitó? ¿Fue un compromiso que ella asumió con el dos veces presidente?

¿Son estas las únicas personas a las que Cosse incorporó o piensa incorporar a la comuna para cumplir con alguien? ¿Hay más? ¿Habrá más? ¿Cuántos más? ¿Quiénes son?

Es humano que la señora intendenta sienta un deber de lealtad para con el expresidente Vázquez. Tiene todo el derecho del mundo a sentirse en deuda con él. Y nada debería cuestionar eso. Es de bien nacido ser agradecido. Pero, ¿es correcto que, movida por ese sentimiento de lealtad, de gratitud o de compromiso personal o político, Cosse incorpore a los seis excustodios de Vázquez a la intendencia, le busque una tarea bien remunerada a cada uno de ellos y aumente aún más el elevadísimo presupuesto de sueldos de la comuna?

¿Es que no tiene ya suficientes empleados la Intendencia de Montevideo?

¿Por qué cree la señora Cosse que, como ya hizo con los US$ 120 millones del Antel Arena, puede disponer a su gusto de los recursos de los contribuyentes?

La intendenta le debe a los montevideanos una mejor explicación de su decisión de incorporar a la comuna a estas seis personas. Una que demuestre que respeta a quienes pagan sus impuestos. No es tarde para hacerlo.

[email protected]

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados