HOSPITAL VILARDEBÓ

El asesino de Fremd vigilado por siete guardias y medicado

Carlos Peralta, el homicida de David Fremd, está bajo vigilancia extrema.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Carlos Peralta es sacado fuertemente custodiado del Juzgado de Paysandú. Foto: El Telégrafo

Carlos Peralta está tranquilo. Pero entre otras cosas, por la medicación que se le suministra todos los días. Tampoco tiene muchas opciones. Está rodeado por los barrotes de una de las cuatro celdas de máxima seguridad de la sala 11 del Hospital Vilardebó, la de pacientes judiciales. A dos metros, hay entre seis y siete guardias, según el turno. Y a un metro y medio un equipo de licenciados y auxiliares en enfermería.

El asesino del comerciante judío sanducero David Fremd "se porta bien". Todo esto según indicaron fuentes del centro psiquiátrico a El País. La primera pericia psiquiátrica que se le realizó, dio cuenta de rasgos de personalidad esquizoparanoicos y psicopáticos, además de síntomas depresivos. En el Vilardebó saben que al menos por quince días más el "paciente" —para ellos es un paciente más—, continuará ahí. Están a la espera de una nueva pericia que lleva a cabo el Instituto Técnico Forense (ITF), que deberá "confirmar o denegar el diagnóstico".

"Está tranquilo. No está violento. Y tiene medicación", agregó la fuente. Los siete guardias no están solo para él, son los mismos para toda la sala 11, que cuenta con cuatro "cuartos fuertes", así les llaman a las celdas de máxima seguridad, los cuales están todos ocupados.

Peralta fue procesado por "un delito de homicidio especialmente agravado en concurrencia formal con un delito de comisión de actos de odio, desprecio o violencia hacia determinadas personas, en régimen de reiteración real con un delito de lesiones personales agravado". Esto luego de matar a Fremd en el centro de Paysandú en horas de la mañana.

La primera pericia que se le llevó a cabo a Peralta el miércoles pasado indica que su "discurso" es "desorganizado, elíptico, que por momentos fue oscuro, frío, estructurado, con reticencias y contradicciones".

El médico —que fue quien recomendó su internación en un centro psiquiátrico pero que sea evaluado en profundidad—, reconoció que la entrevista con él fue "difícil", porque "por momentos se angustia y llora, por momentos se desentiende y entra en espacios de mutismo selectivo".

En su declaración en el Juzgado, en tanto, Peralta adujo ser víctima de discriminación y persecución por su afiliación al islam. Y señaló que el martes pasado, cuando mató a Fremd, le había encomendado a Alá que lo "guiara en su camino".

Neonazi.

En tanto, la semana pasada en el departamento de Salto fue procesado con prisión un joven de 20 años por "incitación al odio, desprecio o realizar actos de violencia física y/o moral contra determinadas personas", luego de que este hiciera un "llamado" a través de la red social Facebook "a todos los extremistas del Uruguay", advirtiéndoles que "la guerra es ahora o nunca", e instando a "la muerte" de "los judíos, homosexuales y negros", además de, entre otras cosas, postear una foto suya con una esvástica.

En el auto de procesamiento del joven, de iniciales E. D. L. O., se señala sobre los aspectos psicológicos de este que se trata de un "hombre adulto joven con rasgos de personalidad frágiles, con características de inestabilidad emocional, impulsividad, inmadurez psicoactiva y baja autoestima, que pretende compensar mediante adherencia a ideologías de supremacía racial".

Pero se añade que "no se detectan alteraciones de nivel intelectual ni elementos psicoactivos", por lo cual este está "en plena capacidad de entendimiento de sus actos".

El documento también recoge parte de sus declaraciones a la Justicia, por las cuales, se advierte, "demostró que su ideología era su admiración por Hitler, su desprecio a los judíos negros y homosexuales, en virtud de que los primeros, mataron a Jesús, los segundos no lo digo yo, está comprobado científicamente que tienen menor capacidad intelectual que los blancos y respecto a los homosexuales van en contra de la naturaleza".

Además, se señala que además de su página de Facebook, la que usaba con el seudónimo Emanuel Sneck Beckembauer y contaba con 470 seguidores, E. D. L. O. formaba parte de un grupo de la red social llamado "Extrema Derecha Uruguaya", al cual adhieren 500 personas.

El joven fue procesado tras una denuncia llevada a cabo por la Institución Nacional de Derechos Humanos y la Defensoría del Pueblo. La semana pasada se allanó su casa, donde se encontró, entre otras cosas, un sombrero de las SS.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados